Cardón canario

Cardón canario  (Euphorbia canariensis).

Cardón canario (Euphorbia canariensis)

Cardón canario (Euphorbia canariensis)

 

El cardón es un arbusto endémico de Canarias y muy común en todo el archipiélago. En Fuerteventura se encuentra de forma natural formando los cardonales y tabaibales. Tanto en el Monumento Natural de Montaña Cardones, como en algunos barrancos de la vertiente suroriental y en la zona de Cofete, debido al aislamiento de esta zona, hace que los cardones de Cofete sean los cardones canarios más imponentes del archipielago.

Los cardonales (alianza Aeonio-Euphorbion canariensis) es la asociación vegetal dominada por el cardón canario (Euphorbia canariensis), que está acompañado por el verode  y el tasaigo, de  zonas semiáridas del piso inframediterráneo y muestra preferencia por suelos rocosos o pedregoso-arcillosos.

Las principales especies acompañantes del Euphorbia canariensis son: Euphorbia berthelotii, Kleinia neriifolia, Echium aculeatum, Cistus monspeliensis, Atalanthus pinnatus, Micromeria varia y en Fuerteventura el cardón de Jandía, único en el mundo.

El cardón Canario es una planta perenne, que puede vivir más de 100 años, tiene el aspecto de un cactus es una de la dos únicas especies cactiformes (con forma de cactus) de la familia Euphorbia, la otra especie de aspecto cactiforme es el Cardón de Jandía endémica de Fuerteventura.

Esta planta que alcanza gran tamaño hasta los 4 m de altura y gran extensión llegando algunos ejemplares a alcanzar los más de 100 metros cuadrados, tiene sus tallos de cuatro o cinco lados, de color verde  o amarillento que se tornan gris-plateado al envejecer, y  agrupados en una masa circular formando una especie de candelabro, los tallos son suculentos, erectos, largos y desnudos, sin otras hojas que unos verdugoncillos callosos, armado cada uno de ellos de dos espinas cortas y curvas en las aristas.

Las flores del cardón son hileras de glóbulos verde-rojizas que surgen a lo largo de sus aristas su época de floración es en primavera-verano.

Las semillas se encuentran dentro de unas cápsulas marrones y su liberación es explosiva.
El jugo de esta planta es un latex blanco espeso, corrosivo, y  muy tóxico por ingestión o  por contacto con la piel o las mucosas.

 

Curiosidades:

  • El Cardón canario  (Euphorbia canariensis) es muy tóxica por su savia cáustica, usandose como purgante aunque no se aconseja el uso como purgante ya que puede provocar desmayos y sudores fríos.
  • Antiguamente se usaba  para pescar con una técnica conocido como “embarbascar” o “embarbascado”, esta técnica  ancestralmente para coger los pequeños peces  que se quedan atrapados en las charcas cuando baja la marea,  los pescadores echaban un trozo de cardón o el latex del mismo en charcas a la orilla del mar para aturdir a los peces, y poder cogerlos posteriormente con las manos, esta técnica esta actualmente prohibida.
  • En veterinaria se utiliza para curar las paperas de los bueyes.
  • Según cuenta Sabin Berthelot, en períodos de sequía, los nativos de Tenerife abrían los tallos de cardón, quitando su corteza y con ella este látex, para obtener la pulpa interior, rica en agua.
  • En los tallos se puede observar fácilmente las líneas que marcan los crecimientos anuales, separadas por cambios del color verde. Estas líneas nos pueden indicar la edad del ejemplar de forma aproximada, pero también según  la longitud que hay entre lineas de cada año, podemos tener una idea aproximada de las condiciones climáticas de ese año en concreto.

 

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Pingback: En la Península de Jandía