El clima de Fuerteventura

Fuerteventura se erige como un destino único y fascinante en medio del océano Atlántico. Su clima subtropical, caracterizado por temperaturas agradables durante todo el año y vientos constantes, convierte a esta isla en un paraíso para los amantes de la naturaleza y los deportes acuáticos.

El excepcional clima de Fuerteventura ha originado que la isla se alce como un importante receptor de “turistas energéticos”.

Playa de la Señora al sur de Fuerteventura
¿Cómo es el clima de Fuerteventura?

El clima de Fuerteventura estable y con escasas variaciones a lo largo del año, es uno de los principales atractivos de la isla. Con más de 3000 horas de sol al año, el clima subtropical se traduce en veranos cálidos e inviernos suaves. Las temperaturas medias oscilan entre los 20 y 25 grados Celsius durante gran parte del año, proporcionando un entorno acogedor para los visitantes. 

Playa de la Concha en el Cotillo

Esto se debe, en buena medida, a en su estratégica posición geográfica. Ubicada a 28 grados de latitud Norte, en plena región de la Macaronesia y en cercanía al continente africano.

La escasez de lluvias es otra característica distintiva de Fuerteventura. La isla experimenta un clima árido con precipitaciones escasas y esporádicas. Este clima seco crea un paisaje semiárido que contribuye a la singularidad de la isla. 

A pesar de la falta de lluvia, la flora y fauna han desarrollado adaptaciones para sobrevivir en este entorno, destacando la resistencia de la naturaleza majorera.

Las particularidades atmosféricas en Canarias se manifiestan de manera notable, destacando una estructura vertical inusual con varias capas distintivas:

Mirador astronómico de Sicasumbre

La capa inferior, se caracteriza por ser una zona de aire superficial húmedo y fresco, donde los vientos de componente Este prevalecen. 

En la capa superior, la circulación dominante se orienta hacia el Oeste y Suroeste, acompañada de vientos cálidos y secos. 

En consecuencia, podríamos decir que la atmósfera en Canarias se presenta como tropical a nivel del suelo y templada en altitudes más elevadas.

Entre estas dos capas, emerge la franja conocida como inversión térmica, un espacio donde la humedad transportada por los Alisios se condensa. Este proceso se ve frenado por los relieves topográficos de la isla, generando así el distintivo mar de nubes que caracteriza a Canarias.

Mar de nubes en el pico de la Zarza
Inversión térmica en el Pico de la Zarza

En Fuerteventura, este fenómeno es especialmente visible en las laderas de barlovento, como en el Pico de la Zarza y el macizo de Betancuria, áreas que experimentan mayores niveles de humedad y precipitaciones.

A lo largo del año, la franja de inversión térmica varía en altitud. Durante el verano, se sitúa a unos 600 – 1000 metros, mientras que en el invierno asciende a aproximadamente 1500 metros. Esta variabilidad explica por qué es más común observar el encajonamiento de las nubes durante la temporada estival en Fuerteventura en comparación con el invierno. La interacción compleja entre la geografía, la circulación atmosférica y las condiciones térmicas confiere a la isla una dinámica climática única en la región.

MONTAÑA DE LA MUDA
MONTAÑA DE LA MUDA

Las formaciones de nubes son más frecuentes y la humedad es más destacable en el Macizo de Betancuria (762 m), la Cordillera de Jandía (807 m), los altos de las montañas de El Cardón (616m), El Aceitunal (686 m) y La Muda (689 m).

Particularidades del clima estacional en Fuerteventura.

Aunque el clima de Fuerteventura se mantiene relativamente constante a lo largo del año, es importante resaltar algunas características específicas de cada estación:

¿Cómo es el clima de Fuerteventura en Primavera?

Primavera en Fuerteventura: La isla disfruta de una especie de “eterna primavera” durante la mayor parte del año. No obstante, durante la temporada oficial de primavera, que abarca de abril a junio, las temperaturas oscilan entre los 23 y 25 grados. En este periodo, los vientos son moderados, convirtiéndolo en una época ideal para visitar Fuerteventura antes de la llegada masiva de turistas en verano.

¿Cómo es el clima de Fuerteventura en verano?

Verano en Fuerteventura: Durante esta estación, los vientos son propicios para actividades deportivas, y la temperatura puede llegar a ser elevada. De hecho las temperaturas más altas absolutas ocurren en agosto, con una media mensual de 36°C, y en septiembre, con 35°C. Estos periodos coinciden con la presencia más frecuente de invasiones de aire sahariano, durante las cuales las temperaturas máximas pueden llegar a alcanzar los 40-42°C. Además, se observan variaciones térmicas diarias significativas en estas circunstancias.

¿Cómo es el clima de Fuerteventura en otoño?

Otoño en Fuerteventura: A partir de esta estación, la temporada de vientos en Fuerteventura generalmente ha pasado. La temperatura promedio ronda los 25 grados, con vientos suaves y algunas precipitaciones en las últimas semanas del año.

¿Cómo es el clima de Fuerteventura en invierno?

Invierno en Fuerteventura: Aunque la isla sigue siendo soleada y atractiva para aquellos que buscan escapar del frío extremo, es importante tener en cuenta que las temperaturas descienden a unos 14 grados, alcanzando hasta los 21 grados Celsius. En invierno, se registran pocos días nublados y lluviosos, por lo que es recomendable estar preparado para cualquier eventualidad.

Otro de los elementos más notables del clima de Fuerteventura es la presencia constante del viento. El viento en Fuerteventura es una fuerza omnipresente que ha dado forma tanto al paisaje como a las actividades de la isla. La isla es famosa por sus vientos alisios, que soplan de manera constante desde el noreste. Estos vientos frescos son una bendición para los visitantes, ya que no solo refrescan la atmósfera, sino que también proporcionan las condiciones ideales para la práctica de deportes acuáticos como el windsurf y el kitesurf.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *