Pico de la Zarza

El Pico de la Zarza.

El Pico de la Zarza.

El Pico de la Zarza.

 

La península de Jandía se encuentra unida al resto de la isla por el Istmo de la Pared. En esta península se diferencian bien los dos flancos de Fuerteventura.

Por un lado se encuentra la vertiente de sotavento, que posee una red de barrancos cortos y estrechos, en disposición casi radial. La mayoría de estos barrancos terminan en una planicie costera, se caracteriza por la presencia de formaciones dunares móviles, compuestas de arenas organógenas.

Por otro lado está la zona de Barlovento, una crestería, en forma de arco cóncavo y escarpado, donde se alcanzan las mayores cotas de Fuerteventura, y donde se encuentran varios picos cercanos a los 700 metros de altitud.

Estas colinas se disponen de forma casi perpendicular a la dirección de los vientos dominantes de Fuerteventura, los alisios, defendiendo de esta forma a las tierras intermedias de los constantes vientos. Entre estas elevaciones encontramos la más alta de  Fuerteventura, el Pico de la Zarza, con una altura de 807 metros sobre el nivel del mar.

El Pico de la Zarza y el pico anexo, eran conocidos por los majoreros, como Las Orejas de Asno, porque desde la lejanía su forma recuerda a las orejas de este animal.

Así nos cuenta Miguel de Unamuno una de sus reflexiones, mientras paseaba por la península de Jandía.

“…la más alta de estas montañas, llamada, con nombre significativo, Orejas de Asno. Orejas de Asno se reía viendo desfilar los camellos a sus pies… ¿Y los camellos, no se ríen también?. Paróse el camello, levantó la cabeza y miró a la mar, que sonreía. Y me pareció que el camello se reía. Se reía a la risa de la mar”.

* Notas del Romancero del destierro.

Esta barrera natural, con más de 16 millones de años, son los restos de los antiguos edificios volcánicos, y está formada geológicamente por basaltos de diferentes tipos (olivínicos, augíticos, plagioclásicos, etc.), con  algunas intrusiones de traquitas y sienitas.

A nivel florístico tanto en el pico de La Zarza, en el Pico del Mocán, y en sus inmediaciones, se encuentra casi el 90 % de la flora endémica de Fuerteventura. Tajinaste de Jandía (Echium handiense), Margarita de Winter (Argyranthemum winteri), Bupleurum handiense, Ononis christii, jorao (Nauplius sericeus). También nos encontramos con la cuernúa (Caralluma burchardii),… son algunas de las especies presentes en este lugar.

Además se localizan algunos restos de los bosquetes termófilos que un día poblaron esta zona. En los lugares más inaccesibles para las cabras se hayan ejemplares de mocán (Visne mocanera), perrillo,  o aderno (Heberdenia excelsa), guaydiles, acebuches, olivillos, lentiscos, espineros, e incluso algunos ejemplares de marmulán. Recientemente se ha encontrado un acebuche de más de 2.000 años, convertido en un acebuche bonsai por el permanente ramoneo por parte de las cabras.

Una de las características más significativas del Pico de la Zarza es la presencia de niebla durante gran parte de los días de verano. Esto aporta a la zona una elevada humedad relativa que favorece a la vegetación del lugar. Se ha determinado que la cantidad de agua que se puede encontrar en las nubes es de unos 4 a 10 gr/m3, por esto el Cabildo de Fuerteventura ha colocado varios captadores de brumas, con la finalidad de recoger el agua procedente de las formaciones nubosas, para su aprovechamiento en reforestación o abastecimiento agrícola, entre otros usos. Justo antes de llegar al Pico de la Zarza encontramos instalados estos sencillos dispositivos, denominados popularmente como atrapa-nubes o capta-nieblas, cuya misión es recoger el agua de las brumas.

Entre las aves que habitan esta zona están, el halcón de Berbería (Falco pelegrinoides), el guirre (Neophron percnopterus majorensis) o las tarabillas canarias.

Para llegar al Pico de La Zarza.

La mejor opción es ir por el sendero PR- FV- 54 Morro Jable – Pico de la Zarza.

Este sendero, de algo más de 7 km, se hace fácilmente empleando entre  2 horas y media y 3 horas de camino ascendente.  Para acceder al inicio de la pista de tierra hay que llegar hasta la rotonda de Morro Jable que representa los mástiles y las velas de un barco.  Ascenderemos por una pequeña avenida hasta la intersección que nos lleva hasta el campo de golf “Jandía Golf ”, giraremos a la izquierda y, tras la curva pasados los hoteles Barceló, nos desviaremos hacia la derecha por una pista de tierra que nos conducirá a un depósito de aguas, donde podremos aparcar el vehículo y comenzar el ascenso. La pista se encuentra bien señalizada y en perfectas condiciones.

Desde El Pico de La Zarza se divisa todo el arco de Cofete, y los dos barrancos que lo flanquean y que van a desembocar al pueblo de Morro Jable. Estos barrancos  son el Barranco de Vinamar y el Barranco del Valle de Butihondo.

.

 

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.