El cuchillo canario o naife

El naife o cuchillo canario.

naife o cuchillo canario

naife o cuchillo canario

 

En Fuerteventura, los mahos usaron utensilios líticos y también fabricados con huesos como herramientas de corte o punzantes, y no fue hasta principios del siglo XV, tras la llegada a la isla de los conquistadores normandos, cuando se empezaron a conocer los metales.

En Canarias nos queda uno de los vestigios más populares en la cultura canaria, el “naife” ( nombre coloquial al vocablo inglés de cuchillo knife) ,“tafique” o “trafique” (para Lanzarote, Fuerteventura y el Hierro), pero el nombre más conocido para este utensilio es el de “cuchillo canario”, esta herramienta de campesinos y labradores ha pervivido desde el siglo XVI, aunque no es hasta el siglo XIX cuando se puede de hablar de un cuchillo con características propias que la diferencian de todos los demás cuchillos.
Hoy más que un útil en el ámbito de la agricultura o ganadería, se ha convertido en un elemento decorativo, adorno o coleccionismo, pero hasta hace poco era casi inimaginable un hombre de campo sin su naife de acero ceñido a la cintura.

Son dos lineas de investigación que nos da diferentes orígenes al cuchillo canario, una de estas teorias avalada por el experto en cuchillos canarios, Alejandro Moreno Marrero, que localiza su origen en las “industrias cuchilleras de Toledo y Albacete, regiones donde permanecieron los árabes una vez finalizada la Reconquista”.
La llegada de los conquistadores castellanos a las islas, así como la gran afluencia de comerciantes y mercaderes foráneos venidos a Canarias desde el siglo XVI introdujeron este instrumento mudéjar en el archipiélago y su uso se extendió rápidamente entre la población insular.

Mientras que otra de las teorías nos indica que estos cuchillos llegaron directamente de las costas africanas en las incursiones que hacían los conquistadores a sus costas, donde no solo trajeron esclavos sino diferentes útiles, esta misma teoria dice que fueron los maestros cuchilleros llegados de la península, que con su sabiduría aportaron sus conocimientos para la fabricación de estos cuchillos.
Y fueron los que fundaron las herrerías en los municipios grancanarios de Guía, Gáldar, Arucas y Telde, según investigaciones de la Fundación para el Estudio y Desarrollo de la Artesanía Canaria (FEDAC).

El cuchillo canario se caracteriza tanto por su, empuñadura como por su peculiar hoja de acero. La hoja del cuchillo canario tiene unas dimensiones que van desde los quince a los veintitrés centímetros. La longitud de su hoja viene dada por el uso que se le da a esta herramienta, de esta manera tenemos los cuchillos de pastor con 18 cm, los de labranza o plataneros que tienen 21 cm de longitud y el pitero o boyero con  más de 23 cm. mientras que los cuchillos por debajo de los 15 cm se denominan cuchilletes, y los que tienen 15 cm Faldriqueras. Las hojas de los naifes son recambiable y más ancha que los cuchillos peninsulares.

El mango es bastante singular fabricado en; oro-plata, níquel o marfil, de sección redonda a modo de “usillo”, compuesta por arandelas de cuerno y metal, con diminutos hilos, y figuras labradas a modo de mosaico árabe, como motivos florales, vegetales,jaqueado, dameros o semejanzas a un tablero de ajedrez.

A finales del siglo XIX, el Doctor Victor Grau Bassas, en su obra “Usos y Costumbres de la Población Campesina de Gran Canaria”, escribía “los cabos de los Cuchillos Canarios, tienen un hermoso aspecto llenos completamente de embutidos de gusto árabe”.

El Cuchillo canario tiene varias denominaciones según su mango:
Cuchillo de palo son los más usados por los labradores.
Cuchillo de Feria o de Cumbre, está considerado como la variedad más antigua.
Cuchillo de Costa, denominado así por que se fabricaba en la Gran Canaria de San Felipe.
Cuchillo de Flores o de Guía, Por ser elaborado en la zona de Guía.

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.