¿Dónde mariscar en Fuerteventura?

Con la llegada del verano y la prolongación de las horas de luz, la costa majorera se convierte en un destino tentador para disfrutar de jornadas especiales. Uno de los atractivos más arraigados en la cultura local es el marisqueo, una práctica ancestral que ha perdurado a lo largo de los siglos. Sin embargo, la sobreexplotación de los recursos marisqueros, impulsada en gran medida por el auge turístico, ha planteado desafíos para la biodiversidad marina de la isla.

Cuando baja la marea en las playas rocosas de Fuerteventura, se revelan charcos y rocas que esconden tesoros marinos. Este momento óptimo para el marisqueo tiene profundas raíces en la historia de la isla, como evidencian los numerosos concheros aborígenes.

Sin embargo, a lo largo de los años, la creciente demanda de lapas, mejillones, burgados y otras especies, ha llevado a una explotación desmedida de estos recursos. La competencia por capturar la mayor cantidad posible, a veces, se convierte en una actividad destructiva para la biodiversidad marina. Algunas personas actúan como si no hubiera consecuencias, recolectando moluscos como si el sustento familiar dependiera exclusivamente de ello.

Es crucial llamar la atención sobre estas prácticas que contribuyen al empobrecimiento de nuestro litoral. Además, es fundamental concienciar sobre la necesidad de actuar con responsabilidad medioambiental cuando nos acercamos a la costa, ya que estas actividades están reguladas y cualquier infracción puede conllevar fuertes multas.

Burgados

El marisqueo recreativo es una alternativa sostenible que permite a los amantes del mar disfrutar de esta tradición sin comprometer la salud de los ecosistemas marinos. Para participar en esta actividad, es necesario adquirir la licencia o autorización correspondiente, ya sea de forma presencial en el Cabildo de Fuerteventura (C/. Lucha canaria, nº 112. Puerto del Rosario) o de manera online a través del enlace proporcionado del Gobierno de Canarias.

¿Qué es la pesca recreativa? 

La pesca recreativa se define como una actividad realizada por entretenimiento, deporte o afición, sin ánimo de lucro. Es esencial destacar que las capturas obtenidas no deben ser vendidas, promoviendo así una práctica más consciente y respetuosa con el entorno marino.

¿Cúales son las normas para el marisqueo en Fuerteventura?

La práctica del marisqueo debe ir de la mano de la responsabilidad ambiental para preservar el frágil equilibrio de los ecosistemas marinos. Seguir las normas establecidas es fundamental para garantizar que esta actividad se realice de manera sostenible, respetando el entorno natural que la alberga.

1. Debe hacerse en la franja intermareal

El marisqueo debe llevarse a cabo dentro de la franja intermareal. Es crucial evitar cualquier acción que pueda destruir la capa constituida por diferentes organismos que recubre este hábitat único.

Playa del Valle
Playa del Valle

2. Respetar las zonas de marisqueo.

El respeto por la zona de marisqueo es esencial. Las personas que realicen esta actividad deben ser conscientes de la importancia de preservar el entorno. Asimismo deberían de estar informados y concienciados sobre la fragilidad del entorno marino. 

La educación sobre las especies, los hábitats y las regulaciones locales es esencial para promover prácticas de marisqueo respetuosas y sostenibles.

Playa del Valle
Playa del Valle

3. Conservación de hábitats

Para mantener la biodiversidad y la salud de los hábitats marinos, es fundamental respetar los lugares donde se desarrollan las distintas especies marisqueras. Evitar la alteración innecesaria y la destrucción de las estructuras biológicas.

4. Volteo responsable de piedras

El volteo de piedras debe ser una acción cuidadosa y selectiva. Solo aquellas piedras que sean esenciales para la actividad del marisqueo deben ser manipuladas. Es crucial asegurarse de que estas piedras se devuelvan a su posición original después de la recolección, minimizando así el impacto en el entorno. Además, se prohíbe la fragmentación de las piedras y la destrucción de la capa de recubrimiento vegetal que puedan poseer.

¿Dónde se puede mariscar en Fuerteventura?

Descubrir dónde mariscar en Fuerteventura es esencial para aquellos que desean disfrutar de esta actividad respetando la conservación del entorno marino. Las zonas de marisqueo se distribuyen a lo largo del litoral rocoso de la isla, siendo la costa de barlovento un área de especial interés por su productividad y estado del mar. Es en esta zona donde se suelen realizar las capturas más significativas.

PLAYA DE UGÁN
PLAYA DE UGÁN

Ahora bien, las localidades de fácil acceso, especialmente aquellas situadas a sotavento, son las más transitadas y, a menudo, presentan un estado de conservación de los recursos marisqueros, como las lapas, en peor condición. La afluencia constante de personas puede tener un impacto negativo en la salud de estos ecosistemas, resaltando la importancia de practicar el marisqueo de manera consciente.

Por ello es fundamental conocer las limitaciones y restricciones para preservar la biodiversidad y garantizar la sostenibilidad de esta práctica tradicional.

¿Qué zonas están prohibidas para el mariscar en Fuerteventura?

No se debe practicar el marisqueo en las siguientes zonas:

Saladar del islote de Lobos
Saladar del islote de Lobos

Franja Submareal: Evitar las áreas cubiertas por las aguas o la franja submareal es crucial para preservar la salud de los hábitats marinos.

Zonas con veda o reservas marinas: Respetar las áreas sujetas a veda o dentro de reservas marinas donde el marisqueo no esté autorizado contribuye a la conservación de las especies.

Recintos portuarios: La actividad de marisqueo no está permitida dentro de los límites de los recintos portuarios ni en un radio igual o inferior a tres millas náuticas desde los límites exteriores de los puertos de carácter general o comercial de titularidad pública.

Cerca de vertidos o objetos contaminantes: Evitar mariscar a menos de 3 millas náuticas de vertidos de aguas residuales y depuradas, así como de objetos metálicos u otras fuentes de contaminación, garantiza la seguridad alimentaria y ambiental.

Espacios protegidos: Mariscar está estrictamente prohibido en espacios protegidos, incluyendo el tramo desde Tarajalejo hasta Ginijinamar, el Monumento Natural de Cuchillos de Vigán, y la Isla de Lobos.

¿Cuáles son las cuotas y las tallas mínimas en el marisqueo en Fuerteventura?

Para garantizar la sostenibilidad de esta práctica es esencial conocer las cuotas y tallas mínimas establecidas, así como respetar las restricciones sobre especies protegidas. A continuación, detallamos las normativas vigentes para el marisqueo en la isla.

1. Cuotas y límites diarios:

Es importante tener en cuenta que la captura máxima por día está limitada a 5 kg si se combina el marisqueo y la pesca en la misma jornada. Este límite busca evitar la sobreexplotación de los recursos marinos y mantener un equilibrio en el ecosistema.

2. Lapas: especies permitidas y talla mínima

Se permite la captura de hasta 3 kg de lapas, pero es crucial asegurarse de que pertenecen a las especies Lapa blanca, Lapa curvina o Lapa negra. La talla mínima de las lapas debe ser siempre superior a los 45 mm.

Lapa Majorera: Esta especie está en peligro de extinción, su captura está totalmente prohibida. Su preservación es vital para el equilibrio ecológico, según lo establecido en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.

3. Burgados: tallas específicas y cuotas diferenciadas

Se permite la captura de hasta 1,5 kg de burgados, pero si decides recolectar burgados macho, la cuota se reduce a 500 g. La talla mínima de los burgados debe ser superior a los 15 mm.

4. Erizo común, pulpo y cangrejos: peso y talla específicos

Erizo Común: No hay restricciones específicas en cuanto a la talla, pero la cuota máxima es de 1 kg.

5 kg de Pulpo: Cada cefalópodo debe pesar al menos 1 kg.

3,5 kg de Cangrejo Moro: La talla mínima está estipulada en 60 mm.

2,5 kg de Cangrejo Blanco: Cada cangrejo debe medir como mínimo 50 mm.

¿Qué especies están prohibidas mariscar?

Además de las lapas majoreras, está prohibido mariscar las siguientes especies:

– Mejillón majorero (Perna perna

– Carnadilla o Cañailla (Stramonita haemastoma)

– Percebes

– Clacas (Megabalanus azoricus)

– Conos

– Busios

– Oreja de Mar

– Almeja del País

– Almeja Canaria

– Toneles (Tonna galea ni Tonna pernnata)

– Abanicos (Pinna rudis)

– Ostrión (Spondylus senegalensis)

¿Cuáles son sanciones por marisqueo ilegal en Fuerteventura?

La pesca en Fuerteventura es una actividad regulada por normativas específicas para preservar la biodiversidad y la sostenibilidad de los recursos marinos. Es crucial entender las sanciones establecidas por la ley para asegurar el cumplimiento normativo y fomentar prácticas de marisqueo responsables.

En caso de infringir la normativa de pesca en Fuerteventura, la ley contempla diversas sanciones, entre las que se incluyen:

1. Apercibimiento: Advertencia formal por la infracción cometida.

2. Multa: Sanción económica que varía según la gravedad de la infracción.

3. Decomiso de productos: Retirada de los productos obtenidos ilegalmente durante la actividad de marisqueo.

Graduación de Multas: Tres niveles según la gravedad

Las multas se gradúan según la gravedad de la infracción, estableciendo una horquilla que refleja la magnitud del incumplimiento normativo. Estos niveles son:

1. Infracciones leves: Multas de 60 a 300 Euros.

2. Infracciones graves: Multas que oscilan entre 301 y 60.000 Euros.

3. Infracciones muy graves: Multas que van desde 60.001 hasta 300.000 Euros.

Criterios para la graduación de sanciones

La graduación de las sanciones se realiza siguiendo criterios específicos para evaluar la gravedad de la infracción. Estos criterios incluyen:

– Intencionalidad o reiteración: Se considera si la infracción fue intencionada o si hay antecedentes de comportamiento similar.

Naturaleza del perjuicio causado: Se evalúa el impacto negativo de la infracción en el entorno marino y la biodiversidad.

– Reincidencia: La repetición de la infracción puede aumentar la gravedad de las sanciones, destacando la importancia de aprender de las advertencias previas.

Vedas temporales

Las restricciones temporales se establecen para garantizar el respeto a los períodos de desove de las especies afectadas. Durante el periodo comprendido entre el 1 de diciembre de un año y el 30 de abril del siguiente, ambos inclusive, está prohibida la captura de lapas y burgados en todas las islas.

En el caso de Fuerteventura, desde el 1 de julio hasta el 30 de septiembre está prohibida la captura de lapas.

Además, entre el 1 de diciembre de un año y el 31 de marzo del siguiente, ambos inclusive, está prohibida la captura de cangrejo moro o negro (Grapsus adscensionis) y de cangrejo blanco (Plagusia depressa), así como de cangrejos utilizados como carnada (araña plana (Percnon gibbesi), carnada de vieja (Xantho spp.) y juyón (Pachygrapsus spp.). Sin embargo, esta veda no se aplica a los cangrejos utilizados como carnada en la pesca profesional.

Desde el 1 de abril y el 30 de junio, ambos inclusive y desde el 1 de septiembre y el 30 de noviembre, ambos inclusive: No está permitida la captura de mejillón canario (Perna perna) (Decreto 134/1986, de 12 de septiembre, por el que se regula el marisqueo del mejillón canario), excepto en Fuerteventura donde está prohibida todo el año (Orden de 16 de julio de 2004, por la que se establece un período de veda para el marisqueo del mejillón canario en la costa de la isla de Fuerteventura.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *