LENGUA DE VACA AZUL O VIBORINA CANARIA

Lengua de vaca azul o viborina canaria (echium bonetti)

Lengua de vaca azul o viborina canaria (echium bonetti)

 

Tras las primeras lluvias primaverales comienzan a florecer las viborinas canarias. Una planta de vistosas flores azules.

La lengua de vaca que podemos encontrar en la maxorata es la Echium bonetti var. Fuerteventurae, un endemismo canario emparentado con los tajinastes. Esta herbácea anual es de pequeño porte, cuenta con una roseta de hojas basales. Las hojas son de color verde oscuro, lanceoladas-ovadas, están cortamente pecioladas y son híspidas al tacto.

Los tallos florales llegan hasta 25 cm de altura. Lo más llamativo de la viborina son sus flores campaniformes de color azul, que poseen una corola de algo más de 1,5 cm de largo. Florece de febrero a mayo.

Esta planta es una especie del sublitoral que habita  en los llanos y laderas de carácter xerófilo, en áreas rocosas muy secas, o conos de cenizas y entre lavas. A veces aparece en zonas costeras.  Crece entre los 300 y los 500 metros de altitud.

Podemos contarte que las claves para diferenciar la lengua de vaca que se da en Fuerteventura de las de Lanzarote y Gran Canaria, son las siguientes: la variedad de Lanzarote (Echium lancerottense) es algo más robusta, y sus hojas basales  son ovadas y más densamente vellosas que las de Fuerteventura. 

La diferencia de la variedad de Fuerteventura con la Echium plantagineum, que se da sobretodo en Gran Canaria, es que  las flores de esta última, son más grandes, de más de 2 cm de largo, y es mucho más recia incluso que la variedad de Lanzarote.

Aunque hay otras plantas conocidas como lengua de vaca, sobretodo en la península, que son comestibles, las variedades Canarias no lo son, ya que contienen  echiumina y echimidina, dos alcaloides que afectan principalmente al hígado. La ingesta de estas plantas en grandes cantidades por parte del ganado, puede ocasionar el aumento de frecuencia cardíaca, ictericia, lesiones ulceradas en lengua, agresividad y dificultad para desplazarse.

El nombre popular de lengua de vaca proviene de sus hojas, pues estas, están cubiertas de pequeños pelos, haciéndolas ásperas como una lengua de vaca. 

En cuanto al nombre de viborina, tiene su origen en que las especies del género Echium se conocen como viboreras, porque los estambres sobresalen de las flores como la lengua de la serpiente.

El género Echium se encuentra representado en las islas Canarias por 24 especies, de las cuales 23 son endémicas de nuestro archipiélago. Todas las especies de Echium en Canarias son perennes a excepción de Echium bonnetii y Echium lancerottense.

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.