• Alquiler de coche en el Aeropuerto de Fuerteventura

LECHUGUILLA AMARGA (REICHARDIA TINGITANA) En Fuerteventura conocida como lechuguilla amarga

Las características climatológicas y geográficas de Fuerteventura, dominadas por relieves poco pronunciados, y azotados casi todo el año por los vientos alísios, provocan que la maxorata cuente con una gran biodiversidad vegetal. Eso sí, no es tan exuberante como en otras islas de nuestro archipiélago Canario. Sin embargo, tras las escasas lluvias del invierno, la isla experimenta una auténtica explosión de color. De un día para otro, donde había un secanal, ahora se puede ver una alfombra de colores. Entre las plantas más extendidas en la isla que provocan este manto de flores, encontramos las margaritas o pajitos, como el pajito común (Chrysanthemum coronarium), y distintos tipos de cerrajas, entre las más abundantes se encuentra la Reichardia tingitana, que se distingue fácilmente por tener un “botón” negro en el centro. 

La Reichardia tingitana es una planta común ampliamente distribuida en casi todas las islas. Se nombra esta especie de diferentes maneras, entre las que destacamos cerrajilla, cerrajón de camello, lechuguilla, cerraja de viña, flor ancha, y lechuguilla amarga.

Descripción lechuguilla amarga –  (Reichardia tingitana)

 

La Reichardia tingitana es una hierba de la familia de las compuestas. Tiene un característico capítulo amarillo, cuyo centro es de color púrpura negruzco. Esta especie vive en zonas cercanas al litoral marino. Es una planta que no sobrepasa los 50 cm de altura, en lugares donde las condiciones climáticas y de escasez de viento sean favorables. En Fuerteventura, no es fácil ver plantas de ese porte, debido fundamentalmente a que los vientos dañan los nuevos tallos, relegando la especie a  plantas que van por lo general, de los 5 a los 30 cm de alto.

Los tallos de esta cerraja son erectos y ramificados. Sus hojas son, oblongas, pinnatífidas, con lóbulos, en cuyos márgenes aparecen pequeñas espinas. Las hojas están cubiertas de finas pústulas blancas. Se disponen a su vez, en una roseta basal con capítulos ligulados. 

Los capítulos son terminales, en pedúnculos largos, uno en cada pedúnculo, algunas veces un pedúnculo se bifurca en dos. 

Las lígulas van decreciendo en tamaño según estén más cerca del centro. Son amarillas, cuya base del limbo tiende al color púrpura. El capítulo presenta por tanto, un anillo  central de este color (negro purpúreo), en cuyo interior tienen un abultamiento cónico amarillo, aunque no siempre. Los involucros son piriformes con brácteas grandes. Los estambres tienen anteras purpúreas.

Es una especie nativa en las Islas Canarias, cuyo origen posiblemente esté en el norte africano. El nombre de “Tingitana” hace referencia precisamente a la región de Tánger al Norte de África.

La Lechuguilla Amarga – (Reichardia Tingitana) es una planta que despide un olor parecido al de la aulaga, y a pesar de que esta especie es forrajera, usada en la alimentación de la cabaña caprina, son plantas comestibles, que podemos probar tanto crudas en ensaladas como guisadas 

Deja una respuesta

Marcar como favorito enlace permanente.