ALTABACA

Altabaca (Dittrichia viscosa)

Altabaca (Dittrichia viscosa)

 

Hoy traemos a la web, la Altabaca (Dittrichia viscosa), una de las plantas que más uso tuvo en la medicina tradicional canaria y que a día de hoy se ha dejado de utilizar.

La altabaca, altabaquera, o matamoscas, es una planta perenne de base leñosa y tallos rectos de olor a resina, que puede llegar hasta los 150 cm de altura. Se caracteriza sobretodo, porque tiene una sustancia pegajosa-viscosa en tallos y hojas. 

Las hojas son simples, alternas, sésiles, lanceoladas, verde-oscuras, peludas y pegajosas, con márgenes dentados-aserrados. Miden de 5 a 10 cm. de largo y de 1 a 2 cm. de ancho.

Las flores de unos 12 mm de longitud son de color amarillo, y se reúnen en cabezas terminales que a su vez coinciden en una panícula. Están protegidas por un involucro de brácteas. Florece de verano a otoño, aunque en Fuerteventura puede empezar a florecer a finales de primavera.

El fruto es un aquenio de unos 2 mm, cilíndrico, que está formado por unos 15 pelos.

Esta planta suele crecer en zonas con algo de humedad en el piso basal, colonizando suelos incultos, fondos de barrancos, bordes de caminos y pistas, en terrenos abandonados, y paisajes alterados. Algunos ejemplos de colonias amplias de altabacas, las podemos encontrar, en el mirador de Morrovelosa, Lomo del Esquén, o en los barrancos de La Herradura y Valhondo. Suele verse en comunidad con el tártago (Ricinus communis) y la ruda

La altabaca tuvo un uso tradicional muy extendido, y fue utilizada como atrapa-moscas. Se colgaban del techo unas pocas ramas enteras de la planta, a ellas acudían las moscas atraídas por la sustancia viscosa, en la que quedaban atrapadas. También se ha usado para fumar, como sustituto del “tabaco”, de ahí viene el nombre de altabaquera.

En la medicina popular ha tenido un uso bastante generalizado, como diurética, febrífuga, analgésica, astringente, estomacal, cicatrizante, vulneraria, y antirreumática.

Cociendo sus tallos y hojas, se emplea para desinfectar y curar las heridas tanto de las personas como de los animales.

Además se usa, para curar trastornos menstruales, para lo cual se confecciona una tisana con tallos de altabaca, y se expone localmente a los vapores. 

Los usos más extendidos eran en infusiones para aliviar el dolor de muelas, y disminuir el azúcar en la sangre. En la medicina popular canaria es costumbre el uso de las hojas majadas en forma de cataplasma para aplicar localmente sobre heridas o sobre articulaciones, y para calmar los dolores reumáticos

Nombres populares de la Dittrichia viscosa: Altavaca, altabaca, altabaquera, matamoscas, mosquera, olivarda altamaca o altabaca blanca.

Por último añadir que en Fuerteventura contamos cerca de la playa de Los Molinos con el topónimo de Morrito de las Altas Vacas, que es la derivación de Morrito de altabacas. 

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.