CORAZONCILLO DE LANZAROTE

Corazoncillo de Lanzarote (Lotus lancerotensis Webb & Berthel)

Corazoncillo de Lanzarote

El Corazoncillo de Lanzarote (Lotus lancerotensis Webb & Berthel), es una de las plantas leguminosas que podemos encontrar a lo largo de la geografía majorera.

El Lotus lancerotensis es nativa en las islas de Lanzarote y Fuerteventura. Muy apreciada por ser una planta de alto valor forrajero. Contiene una cantidad de minerales aceptables para las dietas de los animales, y alto contenido de proteína. Presenta características ideales para potenciar su cultivo en las islas, debido fundamentalmente a su buena adaptación a las zonas áridas, ya que aguanta muy bien la sequía, y a su bajo coste de mantenimiento. Además se evitaría la plantación de especies invasoras que dañen el equilibrio ecológico.

El Corazoncillo es una hierba perenne de porte rastrero, a veces enredadera, que llega a más de un metro de extensión. Es de base leñosa, con ramificación basal larga y bastante abundante.

Los tallos de esta leguminosa, son finos, cilíndricos, flexibles, generalmente verdes. Los ejemplares expuestos al sol se tornan rojizos.

Las hojas son pubescentes de color verde-glauco, están compuestas por tres foliolos de 3-6 mm de longitud, con bordes enteros, y de diferentes formas.  Unas  son espatulada-obovadas y otras acorazonada-triangulares. Se disponen de forma alterna a lo largo de los tallos.

Tienen unas llamativas flores amarillas, de unos 12 mm. Su cáliz es de color verde, y tomentoso, y mide unos 6 mm. Las flores se disponen en grupos de 3 a 5 sobre los pedúnculos, un poco arqueados, en cuyo final hay tres hojitas espatuladas.

El fruto o legumbre, es una vaina recta, cilíndrica, que mide unos 2 cm de longitud. Contiene de dos a diez semillas esferoidales.

El Corazoncillo de Lanzarote (Lotus lancerotensis Webb & Berthel) habita tanto en los jables como en los malpaíses, laderas pedregosas, y cultivos abandonados.

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.