La alineación del Bayuyo

Volcanes de Bayuyo o La alineación del Bayuyo

 Alineación del Bayuyo

Alineación del Bayuyo

La alineación del Bayuyo es un conjunto de conos volcánicos que erupcionaron en la misma época, siguiendo una línea casi recta. Estos volcanes tienen planta circular y cráteres calderiformes, comprenden desde la Isla de Lobos hasta Montaña Colorada, y lo conforman los siguientes cráteres volcánicos, Bayuyo, Las Calderas, Caldera Encantada, Caldera Rebanada, Calderón Hondo, Montaña Colorada, Montaña de la Mancha y Montaña de Lomo Blanco, que junto con sus malpaíses conforman uno de los paisajes más espectaculares del norte de Fuerteventura.

En el libro inventario de recursos vulcanológicos de Fuerteventura se nos cuenta algo sobre su formación:

Hace unos 135.000 años se produce una intensa actividad volcánica en el extremo norte de la isla de Fuerteventura.
Una serie de centros de emisión de material volcánico ampliaron la superficie de la isla hacia el norte en 112 km cuadrados y formaron la Isla de Lobos.
En algo más de 4,5 km se presentan 7 centros de emisión, con una altura entre 200 y 270 metros, que forman los volcanes de Bayuyo y Mascona. En el extremo de la alineación se presenta la Caldera de Lobos. En los 10 km aproximadamente que existen entre La Caldera de Lobos y Montaña Colorada la cadena de volcanes tiene una clara alineación con dirección noreste – suroeste. Un poco más al norte, los volcanes de Montaña de la Mancha y Montaña de Lomo Blanco, también presentan esta misma disposición.
Se trata de la alineación de conos volcánicos más clara y definida de la isla de Fuerteventura y refleja la existencia de fracturas o líneas de debilidad de la corteza por las que el ascenso de magma se produce más fácilmente.

Los volcanes más destacables son:
El Calderón Hondo, cuyo cráter mide unos 70 metros de profundidad, y que es fácilmente visitable, pues cuenta con un sendero bien señalizado que llega hasta el mismo cráter, en el que hay instalados unos prismáticos paisajísticos. El Calderón Hondo está unido a Montaña Colorada por un apilamiento de lavas, que fue el centro de emisiones primigenio y anterior a los mismos y que quedó fosilizado por Montaña Colorada y Calderón Hondo.

Caldera Rebanada y Caldera Encantada, esta última con 137 m de altura, están adosadas a un cráter que forma un gran embudo, y situadas en dirección noreste del Calderón Hondo.

Las Calderas es un volcán que se sitúa al noreste de los anteriores y que cuenta con un cráter desnivelado abierto en dirección Noreste, a cuyo pie destacan importantes hornitos.

Montaña del Bayuyo con un desnivel de más de 160 metros, desde la base del cono hasta la cima, y la de San Rafael con una altura desde la base de 190 metros, son los dos edificios volcánicos más voluminosos y visibles.
La Montaña del Bayuyo posee un sendero señalizado desde el cual se puede ver el interior del cráter.

En esta zona se encuentran restos del pasado prehispánico de la isla, con pequeños grupos de construcciones circulares  realizadas en piedra seca, de pequeño tamaño, y de las que una parte se utiliza como vivienda y otra se dedica a recinto para el ganado. Esta misma tipología constructiva se encuentra en el Malpaís Grande y en el Malpaís Chico.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La toponimia de Bayuyo.

La palabra Bayuyo está recogida en el Catálogo provisional de términos guanches presentes en la toponimia de Canarias como uno de los vocablos prehispánicos.
Bayuyo (bajiwəgjiwəg) en lengua amazigh, tiene un sentido espiritual, y se podría transcribir como nubes encantadas u objetos flotantes.
Bayuyo también son los encantados o espíritus que llegan del mar en forma de nubes cuando se abre la puerta del solsticio de verano, este fenómeno lo describió el cronista del siglo XV Pedro Gómez Escudero, en poblaciones de Lanzarote y Fuerteventura.
El vocablo Bayuyo existe tanto en Fuerteventura como en Tenerife. Esta palabra es proveniente de las culturas tuareg o bereber meridional, que fue la lengua dominante de toda Canarias.
Todavía quedan reseñas, en relatos y leyendas populares de Fuerteventura, de experiencias sobrenaturales de lugares donde habitan almas, espíritus y deidades, e interactúan con todo el que por estos lugares pasea.

Otros autores, sin embargo, han considerado que el origen para la grafía Bayuyo

“Puede que sea una mala transcripción de los valles y los “varichuelos” como el de Mascona”, y que “también aparece el término “Morros de Boyuyo” lo que nos recuerda a los Bollullos del Condado, de Huelva y Sevilla”.

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Pingback: Gran Ruta 131 – Etapa 2 – Corralejo - La Oliva