Playa del Pozo

Playa el Pozo (Corralejo)

Playa el Pozo

Playa el Pozo

La playa de El Pozo está situada en la entrada al pueblo de Corralejo llegando por la FV-1. Se encuentra entre La Playa “el viejo”, muy apreciada por las personas que practican kitesurf, y la Playa de El Medano.

 La Playa El pozo  tiene una extensión de 450 metros y una anchura media de 60 metros, todo de arena dorada de las dunas. Es una playa ventosa pero muy tranquila, ideal para practicar nudismo en los numerosos corralitos que encontramos en toda la zona.

En esta playa podemos avistar numerosas aves limícolas, que usan la bajamar para alimentarse, como son: archibebe clarovuelvepiedrasgarceta comúncorrelimos tridáctido, el zarapito trinadorchorlitejos.. aparte de las siempre presentes gaviotas patiamarillas.

Entre las plantas son facilmente reconocibles, el balancónel taboire de arena, la lechuga de mar, el mato (salsola vermiculata), la brusquilla, la uvilla de mar, el rábano marino, el cyperus capitatus, e incluso un par de tarajales.

La historia de la Playa:

La Playa del Pozo, es identificado por el escribano de Gadafier, como la playa donde arrió en la primera incursión que hizo en la isla de Fuerteventura en 1402. Aparece nombrada en los mapas militares de la época como, El Pozuelo, El Pocito, El Pozo y en la actualidad como playa del Pozo.

De allí mismo partió Gadifer y su gente en su primera expedición, en 1402, mientras su colega Béthencourt permanecía en la nave allá surta (III, 27, cap. 5, líns. 3-5). De noche caminaron cuánto pudieron hasta llegar, a seis leguas del puerto (…) no habiendo podido hacer contacto con “SUS enemigos”, tuvieron que regresar a la nave”.

En la segunda incursión de Gadifer a Fuerteventura también llegó a la Playa del Pozo. Su intención era avanzar por tierra hasta la desembocadura del Rio Palmas, para comprobar si allí había algún puerto útil para que las naves desembarcasen en él los recursos para la guerra y los alimentos, pero la insumisión de los marineros hizo que el francés tuviese que posponer la misión.

Hoy en día nos resulta difícil imaginar en esta playa varios barcos atracados en vez de en el actual muelle de Corralejo, pero desde principios del siglo XV hasta bien entrado el siglo XVI esta playa se usó como punto de aguada y fondeadero por los barcos que hacían el tráfico de cabotaje.
Como cuentan las crónicas de «Fontes Rerum Canariarum” en el siglo XVI la Playa del Pozo se utilizaba como punto de partida para el trayecto hacia Lanzarote:

Proceso del Mayorazgo, cuando en 1503 el Adelantado don Alonso Fernández de Lugo se reembarcó allí (Playa del Puzuelo)para seguir su toma de posesión de estas dos islas orientales comenzada en la de Fuerteventura y que debía realizar en la de Lanzarote.

Los barcos preferían esta playa para fondear porque poseía tres grandes ventajas sobre cualquier otra de la zona, el trayecto entre la isla de Lobos y Fuerteventura es el mínimo marítimo, el islote protege de los vientos dominantes, y especialmente por la existencia de un pozo que suministraría el agua indispensable. Los franceses eran especialistas en encontrar agua subterránea.

La existencia de este pozo hizo que no sólo los barcos, sino también los habitantes de Corralejo, Villaverde y Los Lajares se desplazaran a la Playa del Pozo a proveerse de agua salobre. Posteriormente se abrieron dos nuevos pozos, situados en el entorno de los actuales hoteles Riú Oliva Beach y Riú Tres Islas.
En la ensenada abierta que forman la Playa del Caserón y la Playa del Pozo se localiza uno de los poblados aborígenes del norte de la isla, Los Caserones, en el entorno del Jable de Corralejo, que presenta numerosas  estructuras, artefactos líticos, y numerosa  malacología

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Pingback: Dunas de Corralejo