Los nateros en Fuerteventura

 Los nateros – Sistemas agrícolas en Fuerteventura

 Los nateros – Sistemas agrícolas en Fuerteventura

Los nateros – Sistemas agrícolas en Fuerteventura

 

Debido a las escasas precipitaciones que hay en Fuerteventura sus pobladores desde antaño, han tenido que desarrollar diversas formas de aprovechar el agua. Entre estas técnicas que han servido para obtener cosechas en lugares donde serían imposibles de conseguir, encontramos las alcogidas, las maretas, las gavias y los nateros.

Los nateros son el sistema de almacenamiento de aguas y de cultivo de las zonas áridas montañosas. Son terrazas construidas en lugares donde el suelo de cultivo es inexistente.  En Fuerteventura se encuentran en los fondos de las barranqueras, en las zonas de gran pendiente de la isla, mayoritariamente, como: Vallebrón, Antigua, Betancuria, Valle de Santa Inés y Pájara, donde la erosión y la escorrentía son muy altas. Consisten en un conjunto de muros que no superan el metro y medio de altura,  fabricados con piedra seca y que se adaptan a la forma de los pequeños barrancos.

Los muros de piedra pueden ser de planta recta o curva, adecuada al nivel de las vaguadas de los barrancos. El muro hace de freno a las aguas de escorrentía que circulan por el barranquillo, dejando así éstas aguas remansadas tras los cerramientos. El depósito de los sedimentos que arrastra el curso del agua forma, con el paso del tiempo, un terreno de cultivo allí donde antes no existía suelo fértil.

El cerramiento se irá colmando conforme pasen los años, permitiendo que las aguas sigan deteniendo su circulación y depositando sedimentos hasta obtener una parcela con la profundidad de tierra óptima para cultivarla. Una vez que en el terreno tenemos la cantidad de sedimentos adecuada, se hacen pequeños canales que permiten desviar la escorrentía. En las parcelas, dedicadas fundamentalmente a un cultivo de subsistencia familiar, o para pequeños grupos poblacionales, se suelen sembrar tanto frutales: perales, manzaneros o castaños, como maiz, tomate, o leguminosas.

Los nateros protegen a los cultivos de las lluvias más copiosas, por lo que es importante no construirlos en los barrancos con mucha pendiente, sino hacerlo sobre los barrancos secundarios con menor pendiente.

En Fuerteventura podemos encontrar nateros con estructuras muy similares a las de las gavias, con los muretes de tierra sobre los muros de piedra a modo de trastones, pero que se sitúan, no en los cauces de los barrancos, sino en las laderas adyacentes a los mismos. Las parcelas que ocupan estos nateros son mucho más extensas que las de los nateros que se encuentran en los cauces de los barrancos, condicionadas a la oreografía del terreno.

La toponimia de natero, procede de la palabra portuguesa nateiro (capa de lodo formado por el polvo, restos orgánicos y agua de lluvia, depositado en las orillas de un río durante la inundación). En Fuerteventura también son conocidos como ateros, traveseros o argamasas.

Según M. Perdomo los nateros son unas estrategias hidráulicas preexistentes desde la sociedad aborigen y consolidada con la llegada de los colonos europeos después del siglo XV.

La mayoría de los nateros se encuentran hoy en día abandonados, a pesar de que constituyen bienes patrimoniales necesarios de rehabilitación porque, además, de sus valores paisajísticos, ambientales y culturales, son agrosistemas propicios al desarrollo sostenible. Junto con las gavias, evitan las pérdidas de suelo en las escorrentías, incrementan las reservas de agua al propiciar la infiltración, controlan la salinidad, sirven de reserva ecológica para especies animales y conforman un paisaje histórico que activa el atractivo turístico-cultural.

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.