«

»

Imprimir esta Entrada

EL GRANERO DE CANARIAS

tiendaonline-002

FUERTEVENTURA, EL GRANERO DE CANARIAS.

FUERTEVENTURA, EL GRANERO DE CANARIAS.

FUERTEVENTURA, EL GRANERO DE CANARIAS.

Tras la conquista de Fuerteventura por parte de los franco normandos Jean de Béthencourt y Gadifer de La Salle, empezaron a llegar a la isla colonos peninsulares, como los andaluces García de Herrera y Pedro Fernández de Saavedra, que forjan las bases de la economía que sustentará Fuerteventura durante cinco siglos. La población proveniente de la península comienza a establecerse en los valles más fértiles de Fuerteventura como los de Betancuria, Santa Inés, La Oliva, Antigua, Tetir, Río de Palmas, Pájara o Tuineje.

Debido a las escasas lluvias que caen en Fuerteventura, la agricultura de secano es la más apropiada para la isla, aprovechando el agua de lluvia, mediante la construcción de gaviasnateros, cadenas y también la construcción de norias de tiro.

Los  cereales, fueron la base alimenticia de la isla, y se cultivaban sobretodo en las vegas, pero también se sembraba en las “rosas”. Las vegas eran terrenos dedicados exclusivamente al cultivo de cereales, en los cuales se sembraba principalmente trigo, cebada blanca, cebada romana, y en menor medida centeno.

A las vegas una vez que eran sembradas, se les nombraban unos guardas mediante subasta del cargo. Los agricultores pagaban a estos guardas según la productividad de sus tierras. Su misión era cuidar de la vega desde la siembra hasta que el cereal era recogido y llevado a la era, también el impedir la entrada del ganado a las zonas sembradas. El pago al guarda era distinto en cada vega, por ejemplo, en 1664 los vecinos de Agua de Bueyes dan al guarda una fanega de cereal por cada cuarenta recogidas; los de Santa Inés una por cada sesenta. Otras veces tienen además comisión por res capturada, que suele ser de tres cuartos por res mayor, seis maravedíes por tres reses menores y seis reales vellón por hato de cuarenta reses. Esto aumentó la picaresca entre los guardas, dejando que tanto sus reses como las de sus amigos pacieran por los sembrados, por lo que el Cabildo tuvo que nombrar a su vez sobreguardas, para que vigilaran a los guardas de las vegas.

FUERTEVENTURA, EL GRANERO DE CANARIAS.

FUERTEVENTURA, EL GRANERO DE CANARIAS.

El almacenamiento del grano se podía hacer individualmente por cada agricultor en sus pajeros, para evitar su pérdida por la aparición del gorgojo o  bien de forma comunitaria en el pósito. El clero almacenaba el grano en las cillas que eran edificaciones donde se almacenaban las cosechas de la iglesia y el grano recogido, por los agricultores, en concepto de diezmos.

El pósito de Fuerteventura fue fundado en 1599, y se ideó como un sistema de almacenamiento comunitario de cereal. Sirvió para ayudar al abastecimiento de los campesinos, proporcionándoles cereal en épocas de penuria. El cereal se repartía directamente a los vecinos, se entregaba a las panaderas para que lo convirtiesen en pan, o se vendía directamente entre los vecinos para reponer dinero en efectivo.

Fuerteventura junto con la vecina isla de Lanzarote fueron denominas “El granero de Canarias”, debido a la gran cantidad de cereal que salían de estas islas hacia las demás islas del archipiélago. El comercio y exportación de granos por parte de Fuerteventura a otras islas  comienza a intensificarse a partir de la segunda mitad del siglo XVII. En los años abundantes y también en los medianos, embarcaron trigo y cebada a Tenerife a través de los puertos de Santa Cruz, La Orotava y Garachico.  Posteriormente para Gran Canaria, e incluso La Palma.

202.- 1602-junio-12.-
Flete que Pedro García, maestre de navio, hace a Gaspar González y Mateos Álvarez, mercaderes, para llevar a La Palma, 800 fanegas de trigo: 250 González y 550 Álvarez, que le entregarán en el puerto de la Peña la parte que puedan y el resto en el del Roque, por precio de 2 reales y cuartillo la fanega, a pagar en un plazo de 8 días después de descargado el cereal en La Palma. Por demora le pagará 2 ducados diarios.

Fuera del archipiélago también se envía trigo, permitiendo a Fuerteventura mantener relaciones mercantiles con Madeira.

La producción del cereal se vio supeditada a muchos contratiempos, desde plagas y escasas lluvias, hasta los ataques por parte de los corsarios ingleses.

FUERTEVENTURA, EL GRANERO DE CANARIAS.

FUERTEVENTURA, EL GRANERO DE CANARIAS.

Las plagas de los cereales fueron principalmente la alhorra o aljorra y la langosta. La alhorra es un parásito, que se manifiesta en polvo color amarillo oscuro, que recubre la espiga y la hace granar poco. Las plagas de langosta eran las más temidas, por su voracidad y por ser endémicas de la isla. En algunas actas del cabildo se llama a los vecinos para que vayan a matar a este dañino saltamontes, “so pena de 4 reales a los que no acudieren”, en otras ocasiones solo queda rezar y procesionar a los santos.

558 Legajo 4, f. 94, 2 Diciembre 1659. Villa de Betancuria.

A. Mayor, Juan Mateo. Regidores, Sebastián Betancor y Gabriel Gómez. Escribano, Díaz de León,

El Alcalde Mayor mandó a los vecinos matasen la langosta, pero por ser tanta no se puede extinguir, por lo que se espera la ruina total de la isla, ya que los frutos de que vive la población son trigo, cebada y ganado y considerando que hasta hoy no ha llovido y los ganados están de tan mala data que los más han abortado y la langosta cada vez viene más a la isla, no siendo las fuerzas a mano equivalentes al remedio, por lo que hay que acudir a Dios en petición de aguas, acordaron se dé cuenta a los beneficiados para que se hagan procesiones convenientes y que los Santos que se tienen se depositen en las iglesias que se señalaren. Y no teniendo propios el Cabildo para ello, se tratará de pedir entre los vecinos la limosna que pudieren dar, para pagar cera y misas.

Hubo grandes épocas de penurias tanto en el siglo XVII como en el XVIII, este último fue el más cruento de todos en la historia de Fuerteventura. La escasez de agua, unida a las plagas y los ataques corsarios que apresaban los barcos cargados de cereal provocaron una gran hambruna en la isla. Grandes cantidades de mujeres, niños y hombres, se vieron abocados a embarcan hacia otras islas, dejando Fuerteventura casi deshabitada y en peligro de posible invasión.

Pero la llegada en el siglo XIX de nuevos adelantos en la extracción de aguas, como las técnicas de bombeo con aeromotores, transformó la isla y vuelve a ser una rica y productiva tierra.

Durante los veranos, la época de recogida del cereal, se necesitaba mucha mano de obra, por lo que los propietarios de las fincas convocaban en pionada a todos los trabajadores, y en caso necesario se contrataban numerosos jornaleros algunos provenientes de La Palma.

Al amanecer se llamaban a todos los trabajadores para empezar la faena con los sonidos de los bucios.

Para estimular la recogida, los propietarios del terreno llegaban a contratar a músicos que cantaban coplillas, su misión era la de animar en el trabajo. Pero por lo general, eran los propios jornaleros los que entonaba los romances, (que narran largas historias de amores y desventuras), o coplas romanceadas, muchas de ellas totalmente improvisadas que los demás repetían el pie del cantar.

Copla romanceada:

Pie de cantar: “Ayúdame compañero a arrancar, que ya no puedo.

Improvisación: No te disgustes, morena, que a la rodilla me llega.

Pie de cantar: Ayúdame compañero que ya no puedo.

Improvisación: Y me da vueltas en el muslo y me persigno con ella.

Pie de cantar: Ayúdame compañero a arrancar que ya no puedo”.

Deja una respuesta

Enlace permanente a este artículo: https://fuerteventuraenimagenes.com/el-granero-de-canarias/

8 pings

Ir al formulario de comentarios

  1. La Cilla en Fuerteventura

    […] los antiguos protocolos de Fuerteventura (siglo XVI), donde se habla de la recogida del diezmo de trigo, cebada y centeno de la parte de Guize y de la parte de Ayoze para ponerlo en las cillas […]

  2. Puerto deportivo de Caleta de Fuste

    […] de finales del siglo XVI y principios del XVII, cuando se intensifica el comercio interinsular, de exportación de granos. Gran parte de la producción cerealista, tanto de Antigua como del resto de la isla, se embarcaba […]

  3. La Rosa de los Negrines

    […] el Monumento Natural del Malpaís de la Arena. Esta es una zona de tierras fértiles, que fueron cultivadas con legumbres y cereales principalmente, testigo de este próspero pasado quedan todavía en pie los restos de un molino harinero, de un […]

  4. La Antigua, pueblos de Fuerteventura

    […] dedicaron fundamentalmente al comercio del cereal y esta es la razón de la existencia de gavias,y de la gran cantidad de molinos (unos abandonados y […]

  5. La Oliva

    […] les servían para abastecerse de leche, queso y carne. En el pueblo se estableció una sociedad agraria tradicional dedicada al cultivo de cereales: trigo, centeno, cebada…, también papas, habas y otras legumbres. Una vez realizada la siega y la trilla, los cereales se […]

  6. FUERTEVENTURA La Caldereta - Fuerteventura en Imágenes

    […] motivado por la  prosperidad económica de exportaciones agrícolas, de orchilla, barrilla y cereales, así como por su próspera ganadería caprina, y algunos intentos de cosecha de cochinilla, esto […]

  7. Pueblos de Fuerteventura, Agua de Bueyes

    […] EL GRANERO DE CANARIAS […]

  8. MOLINO DEL ROQUE - DESCUBRE FUERTEVENTURA

    […] Los molinos de viento se introducen en Fuerteventura, a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX. La isla contaba por aquel entonces con un modelo predominantemente de carácter cerealista. […]