Los Lajares: cruce de caminos

Fuerteventura es uno de los destinos más visitados de Canarias. Sus privilegiadas costas y la tranquilidad que se respira en la isla seguro que tienen mucho que ver con que millones de turistas decidan pasar aquí sus vacaciones.

Los centros turísticos más importantes del norte de Fuerteventura son Corralejo, con sus espectaculares dunas e inmensas playas, y El Cotillo, lugar acogedor que sigue manteniendo la esencia de los pueblos pesqueros.

A unos 10 kilómetros de ambas localidades se sitúa Los Lajares, punto de encuentro de artesanos y surferos, que conviven en armonía con las gentes del lugar.

Los Lajares

Los Lajares, pertenece al municipio de la Oliva. El núcleo poblacional se localiza en una llanura protegida por diversas elevaciones, que no superan los 430 metros de altitud. Al noreste se encuentra Calderón Hondo y los conos volcánicos de Bayuyo. Hacia el sur se haya el extraordinario Monumento Natural del Malpaís de la Arena, y hacia el oeste las dunas consolidadas de los Jablitos.

La situación geográfica de Los Lajares permitió su habitabilidad, desde épocas prehispánicas. Esta zona era rica en pastos, y un buen lugar para que la extensa cabaña caprina pudiera pasar la jornada. Eso sí, los aborígenes, eligieron para su asentamiento zonas cercanas al malpaís, que les ofrecía buena protección ante las posibles incursiones enemigas.

El Llano de Tisajoire es un buen ejemplo de asentamiento aborigen. Tiene numerosas cuevas que fueron habitadas antes de la llegada de los conquistadores. Además, contiene petrograbados en los que destacan los podomorfos y barquiformes.

Tras la conquista la zona de Los Lajares, se habitó prontamente por los colonizadores hispánicos, pues disponía de llanuras apropiadas para el cultivo de cereales, y de malpaíses aptos para la explotación ganadera.

En torno a Los Lajares hubo unos pequeños pagos, hoy en día desaparecidos, que merecen la pena mencionar: Manta, Costilla y Cuevas Lajares. 

En los Acuerdos del Cabildo hay varias referencias a dichos asentamientos. Por ejemplo, en 1623 en las ordenanzas para la limpieza de las fuentes queda registrado:

La (fuente) de Esquinzo (se limpiará) el lunes que viene, con los vecinos de Oliva, Cuevas Lajares, Costilla, Roque, Manta y Tindaya. 

En 1664 se puede leer:

En La Oliva se juntará la gente de Lajares, Cuevas Lajares, Costilla y Tostón.

Los Lajares también ha estado ligado a la artesanía desde sus inicios. El calado es una de las disciplinas más representativas de la localidad. Uno de los máximos exponentes de esta artesanía sigue siendo Doña Sotera Chocho Montesdeoca, fallecida en 2017.

La Escuela de Artesanía Canaria de Lajares, mantiene viva la tradición del calado. 

¿Qué visitar en Los Lajares?

El molino y las molinas de Los Lajares son testigos mudos del floreciente pasado cerealista de la zona.

El Molino de Lajares: Es un molino tipo torre, con cuatro aspas, levantado sobre un pódium circular. Adquirido en el año 1951 por Andrés Fernández Fránquiz en Tiscamanita. por 5.000 pesetas. Estuvo moliendo gofio hasta la década de los 60 del pasado siglo. En la actualidad, el hijo del molinero está restaurándolo, empezando con el capacete y la maquinaria interior. Su propósito es acondicionarlo como punto de interés turístico. Es todo un espectáculo ver funcionar esta valiosa pieza etnográfica.

Molina de Lajares situada en la Calle del Barranco Hondo. Fue adquirida, en 1940, por Moisés Fernández, en Triquivijate, por 300 pesetas. Estuvo en funcionamiento hasta la década de los 80.

Aunque actualmente, la molina, tenga solo 4 aspas, en sus orígenes disponía de 6. Cuenta con una torre cuadrangular y sala de máquinas. hoy en día está acondicionada como vivienda y no ha sido restaurada.

La Molina de Lajares emplazada en la Calle La Laguna, n°2, es propiedad de Gregorio Rodríguez, quien estuvo de molinero hasta los años ochenta del siglo XX. La sala de la molina se ha reacondicionado como habitación de la vivienda anexa. Conserva el mecanismo en buen estado, salvo la torre que ha perdido varias piezas.

Muy cerca del Molino de Los Lajares se encuentra la ermita de San Antonio de Padua. Fue levantada en el siglo XVIII, gracias a las aportaciones que hicieron los vecinos de la localidad. 

La ermita es de pequeñas dimensiones. Consta de una única planta rectangular . Tiene dos puertas de acceso: una a los pies del templo y la otra en el lateral derecho. Ambos vanos están rematados por un arco de medio punto, enmarcados en una moldura pintada de amarillo que imita sillares. 

En la parte izquierda de la fachada principal, se localiza una pequeña espadaña rectangular de un solo hueco de campana, flanqueada por dos pináculos y rematada por una cruz.

En el interior, destaca el retablo de madera, una pila de agua bendita, un crucificado y una imagen de la Inmaculada. La imagen más interesante es la de San Antonio de Padua, titular de la ermita.

¿Qué excursiones hacer por Los Lajares?

Acercarse hasta Los Lajares y caminar por alguno de sus senderos es algo que deberíamos practicar más a menudo.

Hay dos excursiones que se llevan la palma en popularidad. Una es la subida al Calderón Hondo y la otra es recorrer la Cañada Melián y llegar hasta el Barranco de los Encantados. 

Subida al Calderón Hondo

El Calderón Hondo es uno de los conos volcánicos más representativos del municipio de la Oliva. Se encuentra al norte de Lajares, y está unido, mediante una pequeña loma, a Montaña Colorada, otro cono volcánico, este de menor entidad.

La ruta que te acerca hasta el Calderón está muy bien señalizada con las marcas de la Red de Caminos Naturales de Fuerteventura. Hay varios miradores y carteles informativos que te orientarán durante todo el camino.

El recorrido de ida y vuelta, contando con 2 paradas de descanso, se realiza en unas 2 horas y media. Es una ruta apta para todas las edades y condiciones físicas.

El inicio de la senda se encuentra al borde de la carretera que conecta Lajares con Majanicho, a menos de 1 kilómetro del estadio deportivo. Este es un buen lugar para dejar el vehículo.

El primer hito que veremos será Montaña Colorada. Desde lejos se aprecian las cicatrices dejadas por una cantera ilegal de picón, instalada en sus laderas.

A unos 3 kilómetros del inicio del recorrido, ya habrás llegado frente al cartel que indica el camino a seguir para acceder al mirador de Calderón Hondo. A mano izquierda. El acceso, aunque corto, es bastante pendiente, sin embargo el esfuerzo merecerá la pena.

Desde la corona del Calderón Hondo se tienen unas magníficas vistas del Norte de Fuerteventura.

Parte del borde del cono volcánico está protegido con una barandilla. A ella te podrás asomar para contemplar el perfecto cráter circular del Calderón Hondo. Cuenta con 70 metros de profundidad y 100 de diámetro.

SL FV 2:Calderón Hondo – Lajares

Duración: 35 min 
Recorrido: 2,6 km. 
Dificultad: Fácil. 

Ruta en GPX
 Ruta en Google Earth
 Ruta en Pdf

Cañada Melián

El Barranco de los Encantados es uno de los mayores atractivos que atesora Fuerteventura. Es un impresionante barranco de arenas fosilizadas, de poco menos de 4 Kilómetros de longitud, cerca de la playa de Esquinzo.

La cañada Melián conecta con la cabecera del barranco de los Encantados, y es un excelente lugar para recolectar criadas, la trufa blanca de Fuerteventura.

Para llegar a la Cañada Melián tan solo tienes que adentrarte unos metros, tierra a dentro, desde la rotonda situada a las afueras de Los Lajares, dirección hacia el Cotillo. No obstante para que no te despistes te dejamos el link con la geolocalización del punto de inicio de la ruta.

Fiestas locales:

  • San Antonio de Padua 13 de junio.
  • La Milagrosa 27 de noviembre.

Otros eventos de interés:

Mercado Artesanal Los Lajares: sábados de 10:00 a 14:00 horas.

Conciertos en el bar restaurante Canela Café.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *