Hotel Tres Islas de Corralejo

Hotel Tres Islas  en las Grandes playas de Corralejo
Hotel Tres Islas en las Grandes playas de Corralejo

Todas las personas que vivimos en Fuerteventura estamos pendientes, más que nunca, del devenir que tendrá el Hotel Tres Islas en los próximos años.

Para aquellos que no conozcáis Fuerteventura, comentaros que, el Hotel Tres Islas es uno de los dos hoteles que se alzan a orillas de las Grandes Playas, en pleno Parque Natural Dunas de Corralejo.

Hoy nos acercamos a la historia del Hotel Tres Islas.

Hotel Tres Islas.

La iniciativa para levantar un establecimiento alojativo, de gran calidad, a orillas del mar y con unas inmejorables vistas al Islote de Lobos, surgió a finales de los años 60 del siglo XX. Al frente estaba el grupo inversor alemán E.W.A KG Amberg und Munich, y la compañía Hoteles Ibarra S.A.

La prensa de la época nos indica, el 4 de noviembre de 1972, que, varios inversores alemanes, entre los que se encontraba G. Phil, director del Hotel Valle-Mar del Puerto de la Cruz, visitarían Fuerteventura:

La visita tiene como objeto el emplazamiento del hotel “Tres Islas” de cinco estrellas en las blancas playas de Corralejo.

El hotel tendrá 750 camas incluyendo las 40 suites de lujo, cinco restaurantes y una sala de fiestas.

Ofrecerán a los futuros clientes una playa de 500 metros, parques y jardines de 40.000 metros cuadrados, un muelle privado, campo de tenis, piscinas, lago artificial, hall de bolera americano y centro de salud.

La noticia sigue relatando que el arquitecto del edificio sería Miguel Fisac Serna y que los jardines estarían diseñados por Cesar Manrique. Mientras las pinturas y decoraciones interiores estarían a cargo de Fernando Weyler.

La mirada de Fisac

Para Fisac, el construir un hotel en un entorno natural de la naturaleza de las Dunas de Corralejo supuso un gran dilema según se desprende de sus palabras: 

Un hotel de lujo en una playa maravillosa y desierta es siempre una tentación y un problema de conciencia ecológica. 

Josefina González Cubero cuenta que:

“Esta conciencia ecológica le lleva a renunciar a la construcción de un rascacielos en una playa virginal y a buscar otras alternativas a la vertical dominante que impondría al paisaje”.

Para el diseño cogió la silueta de la isla de Lobos, que es parecida a las dunas de la playa de Corralejo, y colocó los diferentes cuerpos del edificio como pantalla de los vientos dominantes. Para reducir el impacto visual en la costa majorera colocó el edificio en “V” con formas escalonadas en sus bordes. El presupuesto del proyecto era de 180 millones de pesetas

El Hotel Ybarra Tres Islas se levantó a escasos metros de “La Casa de la Ballena”.


La Casa de la Ballena era un chalet que perteneció al periodista granadino Tico Medina.

Sus paredes encaladas de blanco las adornó con viejas anclas, redes,  y aparejos marineros. Aquí se proyectó en su momento, a mediados del siglo XX, levantar un monumento que homenajeara a los pescadores majoreros que no regresaron de la mar.

En esta casa Tico Medina acogió a personas ilustres e intelectuales de la época, entre otros al escritor dominicano Juan Boch.


La empresa constructora del Hotel Tres Islas fue Cubiertas y Tejados S.A.

En diciembre de 1974, tras tres largos años llenos de vicisitudes, en los que se llegó a plantear la paralización de la construcción, el Hotel Tres Islas de Corralejo entró en funcionamiento. Fue oficialmente inaugurado  5 meses después, el 22 de abril de 1975. Contaba, por aquel entonces, con 356 habitaciones de las cuales 280 eran dobles, 36 individuales y 20 suites, con un total de 750 camas de capacidad de alojamiento.

A la apertura oficial asistió León Herrera y Esteban, ministro de Información y Turismo por aquel entonces, así como políticos y representantes de las empresas implicadas en su construcción y gestión. 

El establecimiento hotelero sería explotado por la compañía Hoteles Ybarra S.A, dirigido por el marqués de Celada-Ibarra.

Durante unos años, el Hotel Tres Islas de Corralejo, se convirtió en el hospedaje de la Realeza europea y personalidades importantes. También fue el enclave predilecto para todo tipo de celebraciones, desde la elección de Misses hasta conciertos, congresos y cursos, no siempre con buenas críticas. También se oficiaban misas en sus instalaciones.

1978: comienzan los problemas para el Hotel Tres Islas.

Hotel Tres Islas en las Grandes playas de Corralejo
Hotel Tres Islas en las Grandes playas de Corralejo

No habían transcurrido ni tres años de ser inaugurado el hotel, cuando ya pasaba por serios problemas económicos por el impago de las nóminas. 

En un comunicado del Comité de Empresa publicado el 17 de septiembre de 1978 podemos leer:

Se añade que es triste y desolador vivir en la incertidumbre y trabajar sin la seguridad de que, al menos, poseen un puesto de trabajo y lo conservan mientras cumplan con sus obligaciones.

Asimismo hace saber que se han sucedido una gran cantidad de despidos casi todos injustos e improcedentes (…)

El declive financiero del Hotel Tres Islas, a principios de los 80, estuvo motivado por el impago de las nóminas a los trabajadores y una deuda de 400 millones de pesetas a la Seguridad Social. Este fue el principio del fin que llevó a la clausura del hotel durante meses. Muchos trabajadores quedaron en la calle, sin indemnización, ni ningún tipo de subsidio.

La Caja Insular de Ahorros de Gran Canaria, avaló, en su día, al Hotel Ibarra Tres Islas, por un importe total de 680 millones de pesetas. La entidad financiera, puesto que el hotel no asumía sus obligaciones económicas, comenzó a buscar inversores, subastando el hotel. Bueno, al parecer lo que quería la Caja de Ahorros era, en realidad, quedarse con el Hotel Tres Islas, como así sucedió el 2 de enero de 1981.

Meses más tarde de haber sido adjudicado el Hotel Tres Islas a la Caja de Ahorros, el establecimiento hotelero volvió a abrir. 

En agosto de 1982 se trajo una planta desaladora-potabilizadora desde Haifa (Israel) con capacidad suficiente para abastecer al Hotel Tres Islas.

La Ley de Espacios Naturales de Canarias, aprobada el 19 de junio de 1987, supuso otro varapalo al Hotel Tres Islas. La ampliación irregular de la carretera que va desde el hotel hasta la localidad de Corralejo, puso el foco en los dos hoteles asentados en el Parque Natural.

A finales de los 80 los hoteles Tres Islas y Oliva Beach, pasaron a manos de la cadena hotelera Iberotel, y en la década siguiente a los RIU, a los que pertenece actualmente.

Hotel Tres Islas en las Grandes playas de Corralejo
Hotel Tres Islas en las Grandes playas de Corralejo

Ambos hoteles, Tres Islas y Oliva Beach, tenían procedimientos abiertos en los tribunales por invadir el dominio público marítimo terrestre y estar situados sobre el Parque Natural de las Dunas de Corralejo. En 2007, RIU cedió al Ministerio de Medio Ambiente del Gobierno de España la propiedad de la Isla de Lobos, la cual había adquirido en 2003, a cambio de una ampliación de la concesión temporal de ocupación de suelo de dominio público de los dos hoteles que tiene en las dunas de Corralejo.

Esa concesión expira en 2037.

Lugares para visitar en Fuerteventura

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *