Fuente de Tacha Blanca

Comarca y Fuente pública de Tacha Blanca

 

Tacha Blanca

Tacha Blanca

El paraje natural de Tacha Blanca, una de las fuentes públicas de Fuerteventura, se encuentra en el municipio de Antigua. Este lugar se ha convertido hoy día en zona de asadero, y cuenta con pequeños cultivos a su alrededor.
Para llegar hasta Tacha Blanca hay que coger la pista de tierra que sale desde la carretera FV-20 a la altura de la ITV.
En Tacha Blanca hay una pequeña zona de esparcimiento, con mesa y bancos de madera y un asadero, pero lo realmente importante es su fuente que se cita en las crónicas del cabildo desde antes del año de 1600, nombrándose con el nombre con el que la conocemos hoy en día.

La escasez de agua de la isla de Fuerteventura y su baja pluviometría hizo necesario por parte del Cabildo de Fuerteventura tomar medidas para la conservación de las fuentes.

En los Acuerdos del Cabildo, por cuestiones sanitarias, se asignan diferentes usos en las fuentes públicas, destinando unas para abrevar animales, otras para lavar la ropa y otras para consumo humano.

La fuente más importante de la isla fue sin duda la de Río Cabras, en la que había caja para abrevadero de camellos y ovejas; otra para vacas, yeguas y cabras, zona para lavado y zona para consumo humano.

El arreglo y limpieza de las fuentes se hacía mediante la colaboración de todos los vecinos, que acudían a las fuentes de sus distritos supervisados por los regidores, estas labores de mantenimiento solían llevarse a cabo en días festivos. El material necesario era aportado por las personas que acudían a la limpieza de las fuentes, la ausencia a estos trabajos se sancionaba con una multa.

En Agosto de 1689
El día 25 se limpiarán las fuentes de Río Cabras, Mesquer, Birama, Teguereire y Tacha Blanca. Los vecinos asistirán a sus distritos para la limpieza de ellas y los caminos, pena de un ducado.

Quedando recogido de la siguiente forma en los Acuerdos del Cabildo
Acordaron se pregone que un día festivo acudan los vecinos a la limpieza de caminos y fuentes.

17 Marzo 1610. Villa de Betancuría.
Acordaron no laven en las fuentes del pueblo. Agua Salada, Madrigal, Teguereire, Iján, Afacay, Tagasote, Río Cabras, Tacha Blanca, Mesquer, Otro Valle, Tababaire, La Tinaja, Ampuyenta y La Torre.

El 22 Octubre 1614, se pone de manifiesto en los acuerdos del Cabildo la importancia de Tacha Blanca como zona agrícola.
El Señor D. Andrés Lorenzo Arias y Saavedra mandó que se pudiese sembrar y poner en arrendamiento la vega del término del Espinal, en La Antigua, y Tacha Blanca, con condición que los vecinos que tienen tierras en dicho término den al Cabildo una  fanega de cada diez (que se sembraren), y como la experiencia ha demostrado que es la mejor de la isla, para sementeras; y también consta a este Cabildo que los antecesores de D. Andrés Lorenzo mandaron que todos los vecinos a quienes hubieren hecho merced de tierras de pan sembrar, las cultiven en un afio, so pena de que lo no cultivado se repartiría, quedando por bienes concejiles, acordaron mandar que se pregone que todos los vecinos que tienen tierras en el Espinal y Tacha Blanca, dentro de un año las desmonten y siembren, so pena de quedarse para bienes concejiles y propios del Cabildo.

En Julio de 1615
Acordaron que el día 21 próximo, todos los vecinos de la isla limpien la fuente de Río de Cabras, bajo pena de 4 reales.
Acordaron que las fuentes de Esquey, Tababaire, La Palma, Tagasote, Iján, Afacay, Ampuyenta, La Tina, Tacha Blanca, el Pozo del Otro Valle, «Roche Roche», el Pozo de Tiscamanita, Teguereire, Mesguer y Madrigal las limpien los vecinos que dan de beber a sus ganados en ellas, so pena de 4 reales. Se comete para las fuentes de Ayose a Lucas Melián; para las de Tacha Blanca, Otro Valle, Tinaja y Ampuyenta, a Melchor de Armas (…)
Asimismo acordaron no se rompan las paredes de la fuente de Tacha Blanca, ni se valle el agua, cometiendo el cumplimiento de ello al Personero Blas Martín Armas Monroy, para que los castigue.

13 Julio 1657.
Acordaron que nadie lave ropa en las fuentes de Río de Cabras y Tacha Blanca, bajo pena de dos ducados. Acordaron que los vecinos atieran medidas y pesos.

En un paseo por Tacha Blanca podemos ver, tabaibas, piteras, acebuches, hinojos o tuneras que son el testigo mudo de la incipiente industria de exportación de la cochinilla, que se realizaba por parte de la burguesía de Antigua  en el siglo XIX, entre la que se encontraba Juan Pablo Évora y  su esposa Antonia Morales Montesdeoca  que tenían en Tacha Blanca grandes extensiones de tuneras para cria de la cochinilla  además de una casa de 5 huecos , con pozo y estanque .

También en las zonas de cultivo, se ven  almendros, higueras,  algarrobos o granados. Este área es muy tranquila para el avistamiento de pequeñas aves que van a beber a la fuente, como el herrerillo común, la tarabilla canaria, el camachuelo trompetero, pardillo común así como aves de mayor tamaño, el cernicalo comúnel cuervo canarioel aguilillaalcaudonesabubillas  o la tórtola turca.
A escasos 100 metros, subiendo por una escarpada pendiente, llegamos a una antigua construcción en la cual se adivinan 2  habitaciones y un recinto para el ganado, así como el lugar donde pudo estar atado el perro que lo guardaba. Desde esta atalaya se divisa la zona comprendida entre Tacha Blanca y Valles de Ortega

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.