LA TÓRTOLA TURCA

 

Tórtola turca (Streptopelia decaocto)

Tórtola turca (Streptopelia decaocto)

La Tórtola turca (Streptopelia decaocto), es una de las aves que más se extienden a lo largo de toda Fuerteventura. Es una de las últimas especies introducidas en nuestra isla. 

La Tórtola turca es un ave que se distribuye de manera natural, por Oriente Medio, Asia, China y Corea. A pesar de ser un ave de hábitos sedentarios, son los ejemplares jóvenes los que se desplazan con frecuencia en el otoño y los que realizan la propagación y consiguiente colonización. A partir de 1928, esta especie colonizó gran parte de Europa. En 1960 se observan los primeros ejemplares en Asturias. El primer nido del que se tiene constancia de este ave en España, fue en 1974 en Santander, de ahí colonizó toda la península, llegando a Marruecos en 1985. En Fuerteventura se contabilizaron los primeros ejemplares, en 1989. Época que coincidió con la sueltas de ejemplares en cautividad, de tórtolas de collar y tórtolas turcas, y el inicio de la expansión en Canarias.

Una de las causas del éxito del auge de la tórtola turca, es que este ave es sedentaria  y no migratoria. Esto ha hecho que otras aves autóctonas migratorias, como la tórtola europea estén en franca regresión. Debido a esta regresión algunos científicos están a favor de que se incluya a la tórtola europea, dentro del Catálogo Español de Especies Amenazadas, en la categoría de “Vulnerable”.

La tórtola turca es de tamaño algo menor que la paloma urbana y fácil de distinguir por su color gris suave, matizado de castaño rojizo y por la mancha negra en forma de collar con ribetes blancos, que tiene alrededor del cuello.

Su envergadura puede alcanzar los 53 cm. El pico de la tórtola turca es fino y de color negro, sus ojos tienen un iris rojizo, con un fino anillo de color blanquecino alrededor de los ojos.  Otra característica es su larga cola, las rectrices externas tienen las «esquinas» blancas que son muy visibles cuando las des pliega y sus patas son rojas.

Esta ave nidifica casi siempre en árboles, es muy prolífica  pues puede hacer 4 puestas de dos huevos entre marzo y octubre. Los huevos son blancos moderadamente brillantes y miden unos 3 cm x 2,3 cm. Los nidos son muy planos,  apenas una plataforma de palos y tallos secos de plantas. Ambos adultos se alternan en la incubación que dura 14 días. El plumón de los pollos al nacer es escaso y de color amarillento pajizo, la piel es oscura y el pico rosa pálido. Atendidos y alimentados por los padres, dejan el nido a los 18-19 días, pero no vuelan hasta cumplir las 3 semanas.

En Fuerteventura son muy frecuentes verlas en los parques y jardines de núcleos urbanos. Pero también en los campos alejados de los pueblos. 

La tórtola turca se alimenta fundamentalmente de semillas, aunque al igual que otras palomas aprovechan los restos comestibles que encuentran en las calles. 

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.