Cernícalo

Cernícalo Vulgar  (Falco tinnunculus dacotiae)

Cernícalo Vulgar (Falco tinnunculus dacotiae)

Cernícalo Vulgar (Falco tinnunculus dacotiae)

El cernícalo es un pequeño halcón que surca los cielos de todo el archipiélago canario. Este endemismo está representado tanto en Fuerteventura como en Lanzarote y sus islotes por la subespecie Falco tinnunculus dacotiae, que algunos llaman el cernícalo Canario y, que probablemente esté en peligro, debido a su pequeña población.
Es un ave fácil de identificar por su vuelo rápido con abundantes paradas, “cirniéndose” en el aire a diferentes alturas para divisar a sus presas, con la cola abierta en forma de abanico. La silueta del cernícalo es muy característica por sus alas anchas y puntiagudas y su cola larga. El cernícalo tiene un tamaño que ronda entre los 31 a los 38 cm de altura, y su envergadura alar está comprendida entre los 70 y los 82 cm.

El plumaje del cernícalo en el dorso es de color castaño brillante y claro, con pequeñas manchas oscuras, el vientre es ocráceo con moteado oscuro y dibujos menos marcados que en el dorso. El macho adulto tiene la parte inferior del dorso (obispillo) y la parte superior de la cola de color gris azulada, no barrado, y la cola con una ancha franja terminal oscura.

Su cabeza es grisácea, algo listada en colores negruzcos, con las mejillas blanquecinas, siendo lo más característico su bigotera oscura, que en las hembras están menos marcadas que en los machos. Las hembras tienen las zonas superiores más claras, menos barradas y más moteadas que los machos.

El cernícalo vulgar habita en zonas abiertas, cultivos, cardonal-tabaibal, barrancos, zonas suburbanas. Vive desde el nivel del mar hasta las cotas más altas de la isla.
Su alimentación es variada dependiendo de la altitud, la época del año, y de la riqueza y diversidad de los lugares que habita, siendo sus presas favoritas los reptiles y  micromamíferos, como topillos y ratones, pequeñas aves, o grandes insectos, como grillos y saltamontes.

La época de cría de estas falconiformes comienza en marzo – abril, hacen sus nidos en cornisas de paredes naturales, grietas, huecos de acantilados, palmeras, etc..

El cernícalo hace una puesta que está formada por 4 a 6 huevos de color blanco amarillentos, con abundante moteado pardo rojizo, que son puestos a intervalos de 2 o 3 días. Siendo la hembra la que realiza la incubación durante algo menos de 30 días, el macho en ocasiones colabora con la incubación.

El cernícalo que cría en zonas urbanas y semiurbanas, desde hace unos años, tiene que competir por el territorio con la cotorra de Kramer y la cotorra de Argentina, aves exóticas invasoras que se extienden con gran rapidez por núcleos turísticos como Morro Jable.

Según Jesús Martínez Padilla:

La subespecie dacotiae se considera Vulnerable (VU), pero no se pueden aplicar adecuadamente los criterios de la UICN a canariensis (Datos Insuficientes, DD). Como el resto de las aves rapaces en España, está protegida por la ley y no parece que la población corra peligro.
En Canarias las principales amenazas de la especie son: la destrucción y alteración del hábitat debida a la expansión urbanística, el sobrepastoreo y el abandono de la agricultura.

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.