La Cotorra Argentina

La Cotorra Argentina (Myopsitta Monachus)

 

Cotorra Argentina (Myopsitta Monachus)

Cotorra Argentina (Myopsitta Monachus)

 

La Cotorra Argentina, junto con la Cotorra de Kramer, es una de las aves invasoras más prolíficas de Fuerteventura, estas aves son de la familia de los loros. De apariencia simpática, por su llamativo plumaje verde y pico amarillo, la Myopsitta Monachus, además de ser muy ruidosa es un animal invasor gran depredador de su entorno. Ocupan medios urbanos, frecuentando parques, jardines y arboledas dentro de las zonas habitadas. La cotorra argentina se encuentra de forma natural en Sudamérica, y fue importada como animal de compañía convirtiéndose hoy en día en un grave problema.

Esta cotorra tiene una talla que va entre los 28 y los 31 cm de largo, y un peso que oscila entre los 120 y 140 g.
Su plumaje es verde brillante con unas alas verdes azuladas. La frente, mejillas, garganta, pecho y vientre son de color gris claro. Tiene una larga cola puntiaguda, el pico es ocre y las patas grisáceas.
Lo más característico de su vuelo es que levantan las alas por encima del cuerpo y aletean continuamente.

La cotorra argentina es una especie principalmente granívora. Se alimenta de semillas, brotes de hojas y consume frutos y flores de las zonas de cultivo. También entran en su dieta los insectos adultos y sus larvas.

Son aves altamente gregarias. Nidifican en amplias comunidades, utilizando ramas de plantas espinosas entretejidas  o  la parte alta de las copas de las palmerasComparten cada nido con un gran número de parejas, pudiendo llegar a pesar este nido colonial más de 100 kg.  Este ave puede hacer puestas de entre 5 a 8 huevos por pareja, con un período de incubación que dura aproximadamente unos 26 días.
Los huevos se adaptan a cualquier tipo de climas templados o tropicales gracias a la protección térmica que proporcionan las cámaras de los nidos coloniales.

A causa de su potencial colonizador y siendo una gran amenaza  para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, la cotorra argentina ha sido catalogada en el “Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras”, aprobado por el Real Decreto 1628/2011, de 14 de Noviembre, estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.

Para evitar los daños producidos por las especies invasoras deberemos procurar:

1.- Conservar el buen estado de los ecosistemas previene la invasión, ya que los ecosistemas degradados son más proclives a ellas.
2.- Evitar sueltas. Las sueltas intencionadas o accidentales de especies con potencial invasor es uno de los principales factores de colonización. No compre especies exóticas con potencial invasor y nunca las suelte.
3.- Control en el transporte. El transporte tanto marítimo como terrestre ha promovido a algunos de los seres invasores más dañinos.
4.- No alimentar a estas especies.
5.- Movilización. No Capturar ni trasladar especies invasoras ya instaladas en el país porque favorece la expansión. Es un delito medioambiental.

 

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.