BARRANCO DE RÍO CABRAS El barranco más largo de Fuerteventura

BARRANCO DE RÍO CABRAS

BARRANCO DE RÍO CABRAS

El barranco de Río Cabras es, con sus casi 16 kilómetros de longitud, el barranco más largo de todos los de Fuerteventura. Pertenece al municipio de Puerto del Rosario. Nace en las faldas de la montaña de Tao, y desemboca entre playa Blanca y el Aeropuerto, después de haber atravesado los pueblos de Casillas del Angel y Tesjuate.

El barranco de Río Cabras es de los pocos lugares de Fuerteventura donde mana el agua constantemente, durante todo el año, y por ese motivo, se convirtió desde la época prehispánica en un enclave muy importante para los mahos. En el entorno del barranco se encuentran asentamientos aborígenes como el de los Lomos de Lesques, o el situado en el lado derecho del barranco, en un cuchillete. También hay grabados rupestres, en diversos paneles, en las paredes y cerca de la desembocadura.

Tras la conquista, y la repoblación de Fuerteventura por nuevos colonos, en el siglo XVI, las fuentes de Río Cabras siguieron siendo fundamentales para la vida de la isla. La mayor de ellas se convirtió en una fuente pública de uso general o de realengo. Tenía que ser limpiada periódicamente por los vecinos de Fuerteventura.

BARRANCO DE RIO CABRAS

BARRANCO DE RIO CABRAS

Son numerosos los acuerdos del Cabildo que nombran la Fuente del Río Cabras, veamos unos ejemplos:

Legajo 1, f. 14, 20 Marzo 1606. Villa de Betancuria.

Alcalde Mayor, Francisco Morales. Regidores, Juan de Betancor, Francisco Morales y Melchor de Armas. Escribano, Salvatierra.

Acordaron que todos los vecinos de la isla limpien la fuente de Río de Cabras el día 13 de Abril, so pena de 4 reales a quien faltare, asistiendo a verla limpiar Melchor de Armas.

Debido a que los habitantes de Fuerteventura, desde el siglo XVI, utilizaban las fuentes indistintamente para lavar la ropa, el consumo humano, y darle de beber al ganado, con su consiguiente contaminación y deterioro, el cabildo tuvo que recordar, en más de una ocasión, lo que se podía o no hacer en dicha fuente.

Legajo 1, f. 81, 17 Marzo 1610. Villa de Betancuria.

(…) Acordaron no laven en las fuentes del pueblo. Agua Salada, Madrigal, Teguereire, Iján, Afacay, Tagasote, Río Cabras, Tacha Blanca, Mesquer, Otro Valle, Tababaire, La Tinaja, Ampuyenta y La Torre.

 

BARRANCO DE RIO CABRAS

BARRANCO DE RIO CABRAS

Legajo 1. f. 122, 28 Junio 1613. Villa de Betancuria.

(…) Contra la costumbre inmemorial y ordenanzas de esta isla, los vecinos están dando de beber a sus camellas y ovejas en las fuentes de Río de Cabras y Esquinzo, siendo de gran perjuicio para las vacas, yeguas y ganado cabrio. Acuerdan que de hoy en adelante no beban en dichas fuentes camellas ni ovejas, ni las lleven a mano, pena de 12 reales la primera vez, doblada la segunda y 1.000 maravedíes la tercera. Para que se ejecute esta orden nombran al Regidor Juan López Peña. Se pregonará públicamente este acuerdo.

Imagínense si la Fuente del Río Cabras era caudalosa que, se construyó en 1615, un abrevadero o caja para los camellos y ovejas, otro para vacas, yeguas y cabras, una zona para lavado de ropa y una zona para recoger agua destinada al consumo humano. Así se recoge en los acuerdos del Cabildo.

127 Legajo 1, f, 160, 22 Junio 1615. Villa de Betancuria.

(…) Por cuanto la fuente de Río de Cabras es realenga y común a todos y tiene parte señalada para el ganado cabrío, como es la caja arrimada al risco y la de la piedra para el ganado camellar, y lo demás de tal fuente para vacas, yeguas y demás, salvo puercos, acordaron se deshaga cualquier palenque que se haga hecho en ella, para que quede libre al pueblo, sin que ningún vecino sea osado de levantar otra vez lo que se deshiciere, so pena de 30 ducados.

Cerca de Tesjuate se establecieron varias tenerías, dedicadas al curtido de pieles.

BARRANCO DE RIO CABRAS

BARRANCO DE RIO CABRAS

Con el tiempo, la fuente de Río Cabras se dejó de usar y sus cajas fueron desmanteladas. Actualmente el manantial no tiene ninguna construcción asociada, y se encuentra lleno de cañas, juncos y tarajales, todos muy frondosos. 

Una de las construcciones más curiosas que podemos ver, a un par de kilómetros de la desembocadura del barranco, es una pequeña presa. La Presa del barranco del Río Cabras se construyó en los años 60 del siglo XX, tenía originalmente una capacidad para almacenar unos 1,2 hectómetros cúbicos de agua. Este embalse quedó pronto colmatado por las tierras que arrastran las lluvias torrenciales.

BARRANCO DE RIO CABRAS

BARRANCO DE RIO CABRAS

En un paseo por el barranco podemos observar una gran cantidad de charcas, que son hábitat de cría de varias especies de aves acuáticas. También son utilizadas por aves invernantes y de paso. Además, las paredes del barranco ofrecen lugares de cría para las rapaces.

Las aves que más frecuentan la zona son: la tarabilla canaria, guirre, cernícalo vulgar, camachuelo trompetero, alcaudón real, cuervo y la garza real. En el cauce del barranco crían algunas parejas de chorlitejo chico, andarríos grande, andarríos chico y tarros canelos. En las paredes del barranco nidifican parejas de ratonero común, lechuzas, palomas bravías y vencejos unicolores. Entre los tarajales no es difícil observar herrerillos y currucas cabecinegras.

BARRANCO DE RIO CABRAS

BARRANCO DE RIO CABRAS

Lugares que visitar en Fuerteventura

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *