Virgen de La Peña del Mar – Caleta de Fuste

Virgen de La Peña del Mar – Caleta de Fuste

La Virgen de La Peña del Mar

Una de las romerías más desconodidas por los majoreros es la que se hace en Caleta de Fuste en honor a la Virgen de La Peña del Mar, entre el 17 y el 19 de Octubre.

Los inicios de esta virgen y su peculiar santuario bajo el mar, se remontan a 1966, cuando Jaime Gil Mallol junto a un grupo de devotos y con la bendición del sacerdote Leonilo Molina, trabajaron en el proyecto para realizar y depositar una réplica de Nuestra Señora de la Peña en el fondo de las aguas de Caleta de Fuste. La primera inmersión y bendición de La Virgen se realizó el 8 de octubre  del año 1967.

La imagen sumergida de la Virgen de La Peña del mar se convirtió en santuario durante muchos años, tanto para buceadores como pescadores. Hasta que probablemente quedó sepultada bajo la escollera del muelle deportivo de Caleta de Fuste en las primeras remodelaciones realizadas a principio de los años 80.

 

 

Share

Enlace permanente a este artículo: http://fuerteventuraenimagenes.com/virgen-de-la-pena-del-mar-caleta-de-fuste/

El Charrán patinegro

Charrán patinegro (Sterna sandvicensis)

El charrán patinegro es una de las aves que pueblan las costas de Fuerteventura. Los charranes son aves fácilmente identificable, tanto por su esbelta figura como por su modo de zambullirse en el mar, se lanza en picado sobre sus presas desde grandes alturas  llegando en ocasiones a los 10 – 15 metros.

El charrán patinegro es de la orden de las caradriformes, perteneciente a la familia de los láridos.
El charrán patinegro tiene un cuerpo delgado que mide 41 cm de largo, sus alas son estrechas y puntiagudas cuya envergadura es de 94 cm, y su cola es ahorquillada. Posee un pico fino y largo, de punta amarilla, con el que saetea pequeños peces, que pesca tanto cerca de la costa como en alta mar, no sobrepasando normalmante los límites de la plataforma continental. También forman parte de su dieta los gusanos y los moluscos marinos.

 

 

Share

Enlace permanente a este artículo: http://fuerteventuraenimagenes.com/el-charran-patinegro/

El opilión de Villaverde – Maiorerus randoi

El Opilión Maiorerus randoi

En la Cueva del Llano en Villaverde, existe una fauna cavernícola peculiar, no tanto por su gran diversidad sino por ser específica de esta zona, reduciendose el ámbito de actuación de estas especies, a unos pocos centenares de metros.
Entre las especies cavernícolas que habitan en esta cueva lávica, tenemos varios artrópodos, y entre ellos el pececillo de plata Coletinia majorensis y un fantástico arácnido, un pequeño y simpático opilión, el Maiorerus randoi (Maiorerus por ser una especie hayada en Fuerteventura y randoi por ser descubierta por el biologo Juan Carlos Rando).

Las especies cavernícolas tienen características inconfundibles;  son ciegas, con nula o muy poca pigmentación, además de tener por lo general las extremidades y antenas más largas, estrechas y delicadas, que sus congéneres terrestres. El metabolismo de los troglobios es muy lento, caminan despacio, y viven mucho tiempo, pues al consumir menos energía son especies más longevas, algo que les sirve de estrategia para garantizar la descendencia, ya que su nivel reproductivo es menor.

 

 

 

 

 

 

 

Share

Enlace permanente a este artículo: http://fuerteventuraenimagenes.com/opilion-maiorerus-randoi/

La Batalla de Tamasite

La Guerra de la Oreja en Fuerteventura y La Batalla de Tamasite

Tras la llegada de los conquistadores en el siglo XV a Fuerteventura, se siguieron sucediendo los ataques por parte de piratas y corsarios, durante varios siglos, con el único fin de saquear los escasos bienes que tenía la isla.
Primero los ataques fueron por parte de piratas musulmanes, hasta el siglo XVII y, después por parte de corsarios ingleses.

La Guerra de la Oreja

En 1739, Walpole, Primer Ministro inglés, declara la guerra a España. Una guerra meramente comercial, llamada Guerra de la oreja de Jenkins o Guerra del “Asiento de esclavos” (derecho a comerciar en América con 4.800 esclavos anuales durante treinta años)

A partir de 1740 empiezan las incursiones, en aguas canarias, de distintos buques corsarios ingleses que persiguen un botín fácil, pues es bien conocido por los navegantes que las playas de Fuerteventura están desprotegidas y no hay fortificaciones defensivas, siendo sencillo el apresamiento de navíos del comercio regional.

 

 

Share

Enlace permanente a este artículo: http://fuerteventuraenimagenes.com/la-batalla-de-tamasite/

Entradas más antiguas «