Ermita de Santa Inés

Ermita de Santa Inés

Ermita de Santa Inés

Ermita de Santa Inés

En el término municipal de Betancuria, se encuentra ubicada la Ermita de Santa Inés, en el Valle del mismo nombre.

Se sabe que este santuario ya existía en 1586. Probablemente su nombre se debe a que fuese construida por deseo de Dña. Inés Peraza, que, junto con su marido Diego García de Herrera, ostentaron el señorío de la isla de Fuerteventura en el siglo XV.

En 1593 se produce el ataque del corsario argelino Arráez Xabán, el escaso número de defensores permitió al corsario adentrarse en Fuerteventura y saquear  entre otros lugares el Valle de Santa Inés, de cuya iglesia roban una casulla, una cruz de palo dorada, unos ciriales blancos y una imagen de la Virgen. Desde aquí dirige sus pasos hacia Betancuria, cuyos habitantes huyen a la Vega de Río Palmas.

En el siglo XVIII se coloca en la ermita un nuevo pavimento y se construyen la sacristía, el campanario y el estribo.

En el año 2011 se realizó la obra de restauración y mejora de la plaza y el entorno de la ermita, construyendo un pavimento de piedra natural, para facilitar el acceso al templo y realzar la presencia del edificio.

Ermita de Santa Inés

Ermita de Santa Inés

Cada 21 de enero se celebra la fiesta de Santa Inés, esta festividad se cree que puede ser la primera festividad de la isla. Existen datos que atestiguan que se efectuaba antes de 1570 y, como se puede ver en los acuerdos del Cabildo, la festividad y la concurrencia de fieles se utilizaban  para hacer en la ermita, tras la misa, la elección de regidores cadañeros, durante el tiempo que duró esta institución política.

La elección de los dos regidores cadañeros del antiguo Cabildo, llamados así porque su mandato duraba un año consistía en lo siguiente: El día de Santa Inés, 21 de Enero, y con ocasión de reunirse el pueblo, se celebraba sesión el Cabildo en la ermita. Durante la sesión, a la que asistían los miembros del Cabildo y el señor de la Isla, se introducían en una vasija varias papeletas con nombres de vecinos y otras en blanco. Un muchacho se encargaba de sacar dos papeletas, se consideraban elegidos regidores por el tiempo de un año, los dos primeros sacados.

Los regidores cadañeros se ocupaban de las funciones menores y más molestas del Cabildo, como era la vigilancia de precios y celebración de las festividades religiosas.

Se elegía uno por la banda de Guise y otro por la de Ayose. La división de Fuerteventura en las comarcas de Guise y Ayose, proviene de los antiguos dominios de los reyes  del mismo nombre. Guise y Ayose son las comarcas en que se distribuye la isla para hacer las apañadas de ganado.

En un acuerdo de Cabildo, de 20 de Febrero de 1612, se nos dice que Guise se divide de Ayose por la línea que va del Barranco de La Torre hasta Peña Horadada (Puerto de la Peña). La parte Norte corresponde a Guise, la del Sur, a Ayose.

La costumbre de elegir a los regidores cadañeros en la festividad de Santa Inés desapareció a partir del siglo XVII, pero la fiesta de Santa Inés continua celebrándose cada año.

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.