Escultura Stingray Dance: Baile de Mantarrayas

La Avenida del Saladar de Morro Jable se ha transformado en un pequeño parque escultórico desde hace más de una década. Entre las obras de arte que captan más la atención se encuentran las creadas por Diedel Klöver.

Hoy nos adentramos en “Stingray Dance” (Baile de Mantarrayas).

Elaborada a partir de piezas recicladas, la escultura Stingray Dance representa dos mantarrayas inmersas en un baile interminable a través del aire. Se realizó durante el cuarto Simposio de Esculturas, que tuvo lugar en octubre de 2017. Las esculturas fueron instaladas en enero de 2018 en la avenida del Saladar.

En el simposio de esculturas de 2017, participaron los artistas: Juan Miguel Cubas de Fuerteventura, Antonia Fathullina de Rusia, Amancio González de España, Xavier González de Francia y, por supuesto, Diedel Klöver de Alemania. Este evento no solo fomentó la colaboración entre artistas de diferentes países, sino que también promovió la creatividad en la reutilización de materiales, como se evidencia en las impresionantes mantarrayas de hierro reciclado.

¿Quién es Diedel Klöver?

Diedel Klöver pertenece al significativo movimiento de Arte Basura, que crea arte urbano a partir de materiales de desecho. A través de su trabajo, busca concienciar sobre la cantidad de basura que generamos diariamente y mostrar la oportunidad de dar una segunda vida a nuestros desechos. Estas piezas sirven para avivar nuestra conciencia ambiental y provocar reflexiones sobre los riesgos que supone para la sostenibilidad la generación continua de residuos.

Diedel Klöver es un artista multidisciplinario que, además de ser músico, elabora esculturas a partir de chatarra. De nacionalidad alemana, emplea su arte para alertar a la sociedad sobre los peligros de la actividad humana descontrolada sobre la naturaleza y las ciudades.

Conocido como el “Schrottkünstler” (artista de chatarra), Diedel Klöver de Rallenbüschen es un talentoso escultor nacido en Dangast, Alemania. Su arte adorna numerosas ciudades de todo el mundo, así como el vasto jardín de su propiedad, donde las esculturas de animales exóticos como jirafas, leones, cocodrilos y monos acechan entre los arbustos, sorprendiendo a los visitantes.

Su inspiración artística surgió de una visita a sus parientes Hilke y Willi Büsing en Jade, donde la chispa de la creatividad prendió en su mente. Desde entonces, comenzó a recoger hierro viejo y chatarra para soldar y dar forma a sus obras.

Uno de los aspectos más destacados de su trabajo es cómo infunde expresión y porte a través del rígido material del hierro. Utiliza elementos reciclados que, de otra manera, terminarían en la prensa de chatarra, como bujías para esculpir osos polares, antiguos aisladores para crear alpacas e incluso cadenas de bicicleta para las melenas de sus leones.

Además de su dedicación a la escultura, Klöver también es conocido por organizar un simposio de esculturas, donde invita a destacados artistas de todo el mundo a trabajar juntos durante un tiempo determinado. Sus obras y las de otros artistas se exhiben durante su exposición anual “Yard Art”, que se celebra en su jardín de esculturas “Linde” en agosto.

Aparte de su pasión por la escultura, Klöver también tiene inclinación por la música, influenciado por sus viajes a Jamaica en su juventud. Organiza junto a su esposa, Gracy, el evento anual “Gracys Bash”, un gran festival de reggae al aire libre que se lleva a cabo en su jardín. Además, su proyecto musical personal, “Sofaconnection”, es un festival anual que reúne a músicos y bandas de toda Alemania entre Navidad y Año Nuevo.

Para complementar la experiencia artística, el “Yardcafe Linde” ofrece café, té y pasteles caseros los fines de semana, después de explorar el jardín de esculturas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *