«

»

Imprimir esta Entrada

El Peralillo

tiendaonline-002

Peralillo de las Canarias Orientales (Gymnosporia Cryptopetala)

Peralillo de las Canarias Orientales (Gymnosporia Cryptopetala)

Peralillo de las Canarias Orientales (Gymnosporia Cryptopetala)

Las montañas más altas de la Península de Jandía son uno de los lugares más ricos botánicamente hablando de la isla. Aquí crecen más de 200 especies de plantas vasculares. Las zonas de cumbre reciben en verano la influencia del mar de nubes originado por los vientos alisios. Todo esto la convierte en una región de altísima biodiversidad, con un elevado índice de endemicidad, y por lo tanto la más interesante de Fuerteventura, para los amantes de las plantas.

Aquí están presentes especies arbóreas como el mocán, el peralillo de las canarias orientales, y el palo blanco, trepadoras como Asparagus umbellatus y Smilax áspera, así como numerosas especies herbáceas, musgos y líquenes. Cuenta además con restos de bosque termófilo. Contiene al menos seis endemismos locales, entre ellos, el Nauplius sericeus, el Carduus bourgaei, el Echium handiense, Ononis christii, o la margarita de Winter (Argyranthemum winteri)

Peralillo de las Canarias Orientales (Gymnosporia Cryptopetala)

Antecedentes.

En todos los libros anteriores a 2010, donde se describen las especies botánicas de canarias y más concretamente las de Fuerteventura, se hace referencia al Peralillo que encontramos en Fuerteventura como Peralillo Canario (Maytenus canariensis) y (Gymnosporia senegalensis), que crece en los parajes áridos del norte y del sur de África y en algunos lugares de la costa mediterránea española.

Sin embargo la especie de peralillo presente en Fuerteventura y Lanzarote es única en el mundo. Los primeros pasos los dió en 1973 el botánico Günther Kunkel, quien años antes había iniciado sus investigaciones botánicas en Canarias, publicando el hallazgo de Gymnosporia sp. en Lanzarote, en 1980, y que identificó esta especie como Gymnosporia senegalensis, un arbusto ampliamente distribuido en África. Posteriormente, Arnoldo Santos y Manuel Fernández la encontraron también en Fuerteventura.

Como la Gymnosporia senegalensis (= Maytenus senegalensis) es una especie muy variable, todos los botánicos aceptaron la determinación, hasta que hace pocos años los botánicos Arnoldo Santos y Alfredo Reyes, adscritos a la unidad de Botánica Aplicada del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), realizaron un análisis más exhaustivo. Entonces surgió la sorpresa. Los estudios comparativos mostraron que no se trataba de Gymnosporia senegalensis, sino de una especie no descrita, endémica de las Canarias orientales. Fue llamada Gymnosporia cryptopetala (“de pétalos escondidos”) por sus pétalos apenas desarrollados, que más bien parecen diminutas escamas.

Descripción: 

El Peralillo de las Canarias Orientales es una especie endémica de Lanzarote y Fuerteventura, confinada en peñas y acantilados casi inaccesibles, vestigio de las formaciones de matorral termófilo que antaño se desarrollaban en ambas islas. Se conocen apenas una veintena de ejemplares silvestres por lo que esta especie se encuentra en grave peligro de extinción.

El Peralillo de las Canarias Orientales (Gymnosporia Cryptopetala) es un arbusto que puede llegar a medir entre los 1,5 y 2 metros de altura, de ramificación muy intrincada, espinoso en sus primeros estadios.  Sus hojas son coriáceas de aproximadamente medio centímetro de largo, obovadas u oblanceoladas, cortamente pecioladas. Sus flores son muy pequeñas, casi imperceptibles a simple vista, miden unos 3 milímetros de diámetro, son amarillentas y forman grupos a lo largo de las ramitas.

Los frutos son bivalvos en Lanzarote o trivalvos en Fuerteventura, apiculados, provistos de 1–3 semillas. Las semillas se presentan en forma elipsoidal de hasta 5 mm de largo, primero muy brillantes, de color marrón rojizo; luego, apenas algo lustrosas, de color castaño oscuro. La arúncula es carnosa, cupular, lobulada, que comprende casi la mitad de la semilla, primero blanca, luego beige en la desecación.

En Fuerteventura todos los ejemplares encontrados crecen en riscos casi inaccesibles entre los 400 y los 500 m de altitud, en la península de Jandía, en el Parque natural de Betancuria y cerca de Tindaya.

Desde el 2010 se han obtenido varias decenas de plántulas, obtenidas mediante la recolección años antes, de semillas, algunas de las nuevas plantas son utilizadas en programas piloto de revegetación en Fuerteventura. Se puede ser optimista con el Peralillo de las Canarias Orientales, pues esta planta se adaptada bien a condiciones áridas, crece bien a partir de semilla. Posiblemente en un futuro no muy lejano pueda volver a formar parte de la vegetación de Las Canarias Orientales.

Fuente principal: Gymnosporia cryptopetala Reyes-Bet. & A. Santos (Celastraceae), a new species from the Canary Islands

Deja una respuesta

Enlace permanente a este artículo: https://fuerteventuraenimagenes.com/el-peralillo/

1 ping

  1. Pico de la Zarza

    […] En los lugares más inaccesibles para las cabras se hayan ejemplares de mocán (Visne mocanera), perrillo,  o aderno (Heberdenia excelsa), guaydiles, aceches, olivillos, lentiscos, espineros, e incluso […]