TOMATITO DEL DIABLO (SOLANUM NIGRUM) También conocido como moralito o tomatito del diablo.

 Moralillo -Tomatito del diablo - Solanum nigrum

Moralillo – Tomatito del diablo – Solanum nigrum

En los campos abandonados y en las zonas umbrías de Fuerteventura, podemos encontrar el tomatito del diablo (Solanum nigrum), una planta emparentada con las papas, el pimiento, la berenjena y el tomate entre otras especies. 

El Solanum nigrum es una planta ampliamente representada en todas las islas de nuestro archipiélago Canario, a la cual se le ha dado múltiples nombres, entre ellos destacamos el de hierba de Santa María, moral de pero, moralillo, moralillo de Santa María, moralito, santamaría, tomatera del diablo, tomatillo del diablo, y yerbamora negra.

El zumo del tomatito del diablo (Solanum nigrum) ha sido utilizado por los curanderos y santiguadores de Lanzarote y de Fuerteventura para curar las pulmonías y las escrófulas (tuberculosis crónica de los ganglios linfáticos, huesos y articulaciones). Eso sí, para hacer las curas lo acompañaban con diversos rezos y rituales realizados durante la luna nueva. Además, se le obligaba tanto al enfermo como al familiar o la persona que aplicaba el jugo de la planta sobre el enfermo, a seguir una rigurosa dieta.

Entre las aplicaciones terapéuticas que se hacía del Tomatito del diablo, junto con la ortiga, estaba la del tratamiento de la erispela, enfermedad infecciosa de origen bacteriano que afecta la piel.

Gracias al poder analgésico que tiene el Tomatito del diablo, las gentes del campo, mediante la aplicación de una cataplasma, lo utilizaban para aliviar el dolor de los golpes.

Así mismo la alta toxicidad de los frutos hacen de estos un buen insecticida para proteger los cultivos. 

Descripción del moralillo (Solanum nigrum)

Moralillo - Tomatito del diablo- Solanum nigrum

Moralillo – Tomatito del diablo – (Solanum nigrum)

El Solanum nigrum posiblemente sea una especie nativa de las islas. Es una planta anual que en ocasiones puede ser perenne. Su porte puede llegar hasta los 70 centímetros de altura. Los tallos redondos y lisos son negruzcos con ramas erguidas.

Las hojas son de color verde oscuro, simples, y de forma entre triangulares y ovales, con bordes completos, algo sinuado-dentados, cuentan con pecíolo y se disponen alternas o en pares alrededor del tallo. Son además algo pubescentes, con pelos no glandulares. 

El envés de las hojas tiene nervaduras negruzcas desde los primeros pisos foliares.

Las inflorescencias se sitúan en las axilas de las hojas o en la terminación de los tallos, mediante pedúnculos de unos 14 – 30 mm, erectos. Estos forman agrupaciones de flores blancas con una corola de menos de 2,5 cm, y 5 pétalos en punta hacia abajo y doblados en forma de paraguas invertido (subumbeliformes). Las flores cuentan con 5 anteras de un color amarillo intenso. 

Los frutos son bayas globosas de color negro o verdoso (amarillo-verdoso al principio) de 5 a 10 mm de diámetro, son más anchas que largas. Poseen dentro numerosas y pequeñas semillas, ovoideas y comprimidas. 

Estas bayas contienen grandes concentraciones de solanina, un alcaloide muy tóxico que produce vómitos, dolor estomacal, sopor, aumento de temperatura, etc.. La concentración de solanina depende del grado de madurez de los fruto, del terreno de cultivo y de las condiciones nutricionales de la planta, y no puede preverse a simple vista.

Etimología del Solanum nigrum

El nombre genérico Solanum deriva del Latín “el sol”, debido a que la planta es propia de sitios soleados. 

El epíteto nigrum proviene del latín niger, -gra, -grum que significa negro, obscuro y sombrío, por el color de sus frutos.

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.