Los rodolitos de las playas de las Palomitas

Rodolitos en la playa Caleta del Barco

El litoral majorero es muy variopinto. Aquí, es imposible caer en el aburrimiento en cuanto a visitar playas se refiere. En Fuerteventura puedes descubrir desde playas infinitas de arena dorada, pequeñas calas de arena negra, hasta lugares salpicados de escarpes que caen a plomo sobre el bravío Atlántico. Pero, hay un tipo de playas que todo el mundo busca cuando llega a esta isla, son las denominadas Playas de las Palomitas, #PopCornBeach.

No hay una única playa de las Palomitas en Fuerteventura, puedes disfrutar de un amplio abanico de estas calas repartidas por todo el litoral majorero. Las más populares son la Playa del Hierro y la Caleta del Barco, ambas en el municipio de La Oliva.

El sobrenombre de playa de las Palomitas viene dado por su singular suelo, compuesto de rodolitos.

Playa Caleta del Barco - Playa de las Palomitas - #PopCornBeach

Aunque lo habitual es referirse a estas playas por su topónimo original, y no llamarlas playas de las Palomitas, la verdad es que la curiosidad de su nombre ha convertido estas calas en lugares muy visitados.

¿Qué son los rodolitos?

Los rodolitos son producidos por ciertas algas rojas libres capaces de precipitar carbonato cálcico, gradualmente, en sus paredes celulares, dándoles un aspecto pétreo. Los talos calcificados de las algas crecen sobre callaos, pequeñas piedras, restos duros de vegetales, etc, que actúan como núcleo sobre el que se van disponiendo sucesivas capas de algas. La fijación es tan fuerte que es imposible separarlas. El crecimiento de las algas que forman los rodolitos es muy lento, aproximadamente 1-2 mm por año, por lo que figuran entre los vegetales marinos más antiguos.

Lo curioso de estas algas es que no viven fijas al fondo del océano. Se desplazan con las corrientes marinas, acumulando carbonato cálcico en sus células gradualmente, hasta que se hacen demasiado pesadas para ser movidas por la corriente, acomodándose al fondo. Estos rodolitos forman vastos y brillantes campos de colores, originando los “mäerl” (nombre de origen gaélico). 

Playa Caleta del Barco - Playa de las Palomitas - #PopCornBeach
Playa Caleta del Barco

Parecen piedras sueltas cuyas formas pueden variar desde muy ramificadas a más o menos esferoidales, dependiendo de las condiciones hidrodinámicas. El tamaño de los rodolitos oscila entre 1 y 7 cm

Se localizan en zonas de aguas someras o poco profundas, hasta el límite donde llega la luz más tenue. En Canarias se desarrollan entre los 15 y los 100 metros de profundidad.

Los rodolitos que llegan tanto a la playa de Caleta del Barco como a la Playa del Hierro, Majanicho y otras tantas calas de la costa norte de Fuerteventura, provienen de un espectacular bosque de rodolitos que se localiza en la Bocaina, entre Lanzarote y Fuerteventura. Estos campos forman ricos ecosistemas para numerosas algas e invertebrados. Sus rígidas estructuras y grietas suponen un hábitat ideal, en donde crecen larvas de peces, erizos y crustáceos, convirtiéndose en un auténtico criadero de vida, que garantiza la buena pesca en Majanicho y El Cotillo.

Playa Caleta del Barco - Playa de las Palomitas - #PopCornBeach
Playa Caleta del Barco

Cuando están vivos, los rodolitos, tienen un color rosado o violeta, y cuando mueren pierden esa coloración volviéndose blanquecinos, asemejando a las palomitas de maíz (para los canarios: roscas o cotufas). Bueno, antiguamente se decía que parecían “confites” (pasta hecha de azúcar y algún otro ingrediente, en forma de bolillas de varios tamaños). De Confite proviene el nombre de la bahía y la playa del Confital, en Gran Canaria. Actualmente apenas quedan rodolitos en la playa del Confital, porque fueron utilizados para la elaboración de cal a finales del siglo XIX y principios del XX. 

Con la disgregación de los rodolitos se generan arenas calcáreas de colores muy claros, casi blancos.

Playa Caleta del Barco - Playa de las Palomitas - #PopCornBeach
Arenas calcáreas

Este tipo de arenas los podemos ver en las proximidades del faro del Tostón

¿Se pueden llevar rodolitos como recuerdo?

No, esa práctica está totalmente prohibida. Ten presente que cada una de esas curiosas “piedrecitas” tarda en formarse más de medio siglo.

Lugares para visitar en Fuerteventura

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *