Alcatraz Atlántico

Alcatraz común (Morus bassanus) a su paso por Fuerteventura.

Alcatraz común (Morus bassanus)

Alcatraz común (Morus bassanus)

En las costas majoreras podemos ver al Alcatraz común (Morus bassanus), este concretamente fotografiado en la playa de Gran Tarajal . El alcatraz atlántico es un ave perteneciente a la familia de los súlidos. Su hábitat natural se encuentra el océano, donde pasan el mayor tiempo de su vida. Se posan en tierra en raras ocasiones, entre ellas para anidar (lo hacen en acantilados rocosos).

 El alcatraz atlántico es un ave marina que se distribuye por el atlántico norte, las principales colonias de cría se ubican islas y zonas acantiladas de la costa noreste de Canadá, Islandia, Irlanda, Gran Bretaña, Bretaña Francesa y Noruega.
Las zonas de invernanda más relevantes se localizan en el Mediterránea, el Caribe, las costas de España y Portugal y el banco Canario-Sahariano. En las costas de la península ibérica es especialmente numeroso durante los pasos migratorios, especialmente en otoño.

En las islas Canarias ha sido considerada como “De paso escaso” durante los periodos migratorios, especialmente primavera e “Invernante escaso” por el Anuario Ornitológico de las Islas Canarias. Ha sido observado en las costas y aguas entre islas de todo el Archipiélago salvo en la isla de El Hierro, donde probablementa ha pasado desapercibido, por el bajo número de observadores de aves que visitan la isla.

Se trata de un ave marina grande, de unos 95 centimetros de  tamaño y una envergadura de 175 cm. Tienen el cuerpo alargado, y las alas notablemente largas y estrechas; la cola es acuñada. Los ejemplares  adultos son de color blanco con la punta de las alas negras, y presentan color mostaza en la cabeza y el cuello. Los juveniles son de color pardo con manchas mas claras.

El pico es fuerte y de color azulado. Las patas son palmeadas, de color verde con nervaduras verde-amarillentas en los machos y verde-turquesa en las hembras.

Cría en islotes del Atlántico Norte, estando mas de las tres cuartas partes de la población mundial en Europa. Tras la reproducciónla mayoría de los ejemplares migran hacia el sur para invernar, desde el Golfo de Vizcaya hasta África occidental, incluso algunos  ejemplares van al Mediterráneo. El paso postnupcial principal se produce de finales de junio a noviembre por nuestras costas. La mayoría de las aves no permanecen en el Cantábrico sino que siguen hacia el sur, hacia África.

Alcatraz común (Morus bassanus)

Alcatraz común (Morus bassanus)

Los adultos llegan más tarde y se marchan antes que los inmaduros, incluso algunos inmaduros permanecen en nuestras costas todo el año. El paso prenupcial es menos notorio en el Cantábrico, se produce de mediados de febrero a mayo. Crían en colonias. Empiezan a concentrarse en febrero en los acantilados en los que se reproducirán, pero no es hasta abril que empiezan a preparar el nido, éste es construido por ambos progenitores que aportan algas, hierbas y plumas.

La puesta consiste en un solo huevo grande, de unos 8 cm, que es incubado durante 42-45 días. Para la incubación del huevo lo mantienen sobre sus membranas interdigitales que durante la época de cría son especialmente cálidas. La incubación la realizan también ambos progenitores, alternándose cada 24 horas aproximadamente; este relevo se produce tras toda una ceremonia de saludo entre los padres, el ave que llega trae nuevo material para el nido y ejecuta un largo movimiento con la cabeza,  el ave que se va lo hace dando saltos por alrededor de la zona de nidificación, hecho que no es tomado como agresivo por las aves que nidifican en las proximidades a pesar de la extrema cercanía entre nidos  de parejas vecinas.

Sin embargo cuando ambos progenitores dejan el nido  sólo, aunque sea por un corto espacio de tiempo, este nido es deshecho y construido de nuevo por otros individuos. Los pollos recién nacidos dependen totalmente de sus padres, nacen desnudos y ciegos, son de color totalmente negro, ese color va desapareciendo a partir del décimo día, en que empieza a salirles el plumón blanco; a partir de ese momento ya no necesitan el calor de los padres. Cuando tienen unos 75 días de vida los padres dejan de alimentarlos, en ese momento estos jóvenes pesan  unos 4 kilos (1 kilo mas que sus padres); permanecen aún algo mas de tiempo en el nido, y cuando no están todavía totalmente capacitados para volar se precipitan al mar donde permanecerán unos 10 días flotando, hasta que comienzan a realizar sus primeros vuelos y a pescar.

Para pescar los alcatraces se lanzan al mar desde una altura de 10 – 40 metros en picado totalmente vertical.

Llegan a entrar en el agua a 100 km/h. Bajo el agua se desplazan con las patas, alcanzando los 15 metros de profundidad.

Texto : © Jesús Oliveros + Varios

 
tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.