Tuno indio

El Tuno indio (Opuntia dillenii)

Tuno indio (Opuntia dillenii)

Tuno indio (Opuntia dillenii)

El tuno indio o tunera salvaje, es una de las variedades de opuntias que podemos encontrar en Fuerteventura. Esta cactácea es de procencia Centro americana y lleva algo más de dos siglos entre nosotros.
Este cactus puede llegar a los 2 metros de altura, se caracteriza por sus grandes hojas ovales de color verde, unidas sucesivamente, que son mucho menos suculentas que otras variedades de tuneras. La mayor característica visual de las hojas es que son aplanadas hacia el interior.
Las flores de color amarillo se disponen de forma solitaria, a modo de corona sobre un fruto globos de color rojo intenso o  morado. La pulpa del fruto es de color rojo debido a su contenido en carotenoides y betalaínas. El fruto contiene abundantes semillas.

La penca contiene numerosas púas de color amarillo con un toque “turbio” por dentro, son rígidas y fuertes. Pueden llegar a medir unos 5 centímetros de longitud y crecen dispersas sobre la penca en grupos de dos a cuatro.

Hay que extremar las precuaciones al acercarse a estas plantas. Pincharse con sus púas no solo plantea lesiones mecánicas como desgarre, eritema o sangrado, sino que pueden aparecer infecciones secundarias, bien sea por bacterias o por hongos como el Sporothrix schenckii. Las púas cuando se introducen en la piel son capaces de producir granulomas, si lo hacen cerca de una articulación pueden provocar una artritis séptica crónica, y cuando están cerca del hueso producen una reacción perióstica imitando la presencia de un tumor óseo.

El tuno indio tiene multitud de usos tanto medicinales como gastronómicos.
Medicinamente se usa para el tratamiento de hígado o vesícula, para bajar la fiebre, mejorar catarros respiratorios,  para bajar los niveles de azúcar en sangre en diabéticos, depurativos de cistitis o cálculos renales, etc…

 

Depurativo para mejorar el hígado irritado y regenerador de las células hepáticas, y mantenimiento de diabetes.
Zumo de tuno, tomar antes de las comidas medio vaso de zumo una vez filtradas las pipas.

Jarabe de tunos para la tos
Preparar un jarabe para tomar caliente con el zumo de los tunos mezclándolo con miel o azúcar y cocerlo a fuego lento hasta que tome  consistencia melosa.

Para regular la fiebre
Tomar 2 a 3 veces al día, un vaso de zumo de tuno diluido al 50 % con agua (1/2 vaso de agua + 1/2 vaso de zumo de  tuno).

Depurativas (emisión de orina) para casos de cistitis o cálculos renales.
Infusión de flores tres veces al día. Realizar la infusión con 2-3 grs. de flores secas de tunera (una cucharada de postre),   en una taza de agua hirviendo, dejarla reposar 5-10 minutos y después colar y tomar.

Gastronómicamente se usa el fruto del tuno indio en multitud de recetas.
En Fuerteventura contamos con la empresa familiar Fuertetuno, donde Leocadio Araya Sánchez y Fátima Cararo elaboran artesanalmente y comercializan mermeladas y zumos de tunos indios. Fuertetuno está en los mercados de La Oliva y La Lajita, además de en comercios donde el ciudadano alemán es su principal consumidor. También puedes ponerte en contacto con ellos en su página de facebook  Fuertetuno S.L.

Del blog de Jessitartas extraemos esta receta para golosos.
Mousse de Tuno Indio.

 *** Ingredientes:

– 500 gramos de tunos indios
– 200 gramos de Crema Chantilly
– 3 cucharadas de leche condensada
– 3 cucharadas de azúcar (recomiendo azúcar glass para que quede más suave)

*** Preparación:

1.- Pelamos los tunos indios. Como tunos (higos chumbos) que son, primero hay que cepillarlos para quitarles las púas . Lo recomendable es hacerlo en un lugar abierto con un cepillo que no usemos para cosas delicadas.

2-. Una vez pelados los tunos los trituramos y posteriormente los colamos. Quedan muchas pepitas y lo que nos interesa es solo su jugo con ese color tan llamativo parecido al de la remolacha.

3.- Montamos la Crema Chantilly con unas varillas, preferiblemente eléctricas (si lo hacemos a mano podríamos terminar exhaustos, pero también se podría, claro, con más paciencia y esfuerzo)

4.- Añadimos el jugo de los tunos indios

5.- Añadimos las tres cucharadas de leche condensada y las otras tres de azúcar

6.- Mezclamos suavemente, si queremos con ayuda de unas varillas manuales (para no desmontar lo ya montado) o con un tenedor.

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.