La Cabra del Viento: Un monumento emblemático en Fuerteventura

En los límites de la Granja Experimental de Pozo Negro, Antigua, y casi pegando a la carretera FV-2 se erige majestuosa una obra de arte que encarna la esencia misma de Fuerteventura: La Cabra del Viento. Con una altura de ocho metros, una longitud de ocho metros y medio, y una envergadura de tres metros y medio, esta imponente escultura es la creación del  artista majorero, Juan Miguel Cubas. Realizada meticulosamente a partir de miles…

Seguir leyendo – Fuerteventura →

Escultura podenco canario, Puerto del Rosario

Justo frente a la serena playa de los Pozos de la capital majorera, entre la brisa marina y el murmullo de las olas, se alza un pequeño jardín adornado dos esculturas, una de ellas dedicada al podenco canario.  La escultura del Podenco Canario fue creada por el artista lanzaroteño Emiliano G. Hernández en el año 2001.  El podenco canario, representado en esta escultura en una pose de alerta y elegancia, es mucho más que una…

Seguir leyendo – Fuerteventura →

Escultura a el timple – Los Lajares

En la localidad norteña de Los Lajares, se encuentra un rincón donde la música se convierte en arte palpable. Allí, junto a la plaza principal, emerge majestuosa una escultura que rinde tributo a uno de los tesoros sonoros más preciados de Canarias: el timple. Es aquí donde la destreza y el amor por este instrumento se entrelazan en una oda eterna gracias a la visión del escultor Juan Miguel Cubas, quien en el año 2002…

Seguir leyendo – Fuerteventura →

Escultura: Homenaje a las mujeres costeras

En la avenida Tomás Grau Gurrea, que se extiende majestuosamente hacia la playa de la Cebada en Fuerteventura, se encuentra una obra que encarna la esencia misma de la vida costera de la isla. Es la escultura “Homenaje a las Mujeres Costeras”, una creación del reconocido escultor majorero Juan Miguel Cubas. Tallada en piedra durante el simposio internacional de escultura de 2014, esta obra de arte conmemora la labor y la dedicación de las mujeres…

Seguir leyendo – Fuerteventura →