Playa del Matorral

 Playa del Matorral, de la Solana o  Saladar de Jandía.

La Playa del Matorral, playa de la Solana o del Saladar,

La Playa del Matorral, playa de la Solana o del Saladar de Jandía.

La Playa del Matorral, playa de la Solana o del Saladar, por encontrarse en ella el saladar de Jandía, es una de las playas de Fuerteventura que más visitan los turistas que acuden a Morro Jable, lugar considerado como el origen  del despertar turístico de la isla y motor económico de la zona.

Se encuentra en el litoral de la península de Jandía y es una playa de arena fina y blanca. Tiene una longitud de algo menos de 4,5 kilómetros de longitud y una anchura media de 60 metros.

Es ideal para la práctica de deportes acuáticos como windsurf, skitesurf o el submarinismo, este último puede practicarse en dos zonas bien acotadas: el Veril Grande, en el tramo de costa frente al Faro de Morro Jable y en el Veril Chico, a unos 200 metros.

El faro visible prácticamente desde toda la playa sirve tanto para los navegantes, como de zona divisoria entre la playa nudista al norte del faro y la playa no-nudista al sur, en el tramo cercano a Morro Jable.

Dispone de puestos de salvamento, vigilancia, y multitud de servicios como vestuarios y duchas fuera de la zona de arena.  Estos servicios y sus óptimas condiciones ambientales la han hecho merecedora de la Bandera Azul durante varios años consecutivos.

Sitio de Interés Científico de la Playa del Matorral

El Saladar de la Playa del Matorral es Conocido popularmente como Saladar de Jandía, cuenta con una superficie total protegida de 115,6 hectáreas.  Es el único humedal de Canarias integrado en la red Ramsar, un tratado intergubernamental que sirve de marco para la conservación de los humedales y sus recursos. En 1997 se inició un Proyecto Life de la Unión Europea con el fin de frenar su deterioro y llevar a cabo su recuperación física y ecológica.

Se trata de un sector litoral de la Playa del Matorral que soporta inundaciones periódicas producidas por la pleamar. Este espacio natural cuenta con una extensa comunidad vegetal  encontrando Uvilla de Mar, Matomoro, Saladoel Balancón dos especies endémicas de reptiles, el Lagarto Atlántico y Perinquén, además de aves que nidifican en esta zona  como la Tarabilla Canaria.

El Saladar queda rodeado por la Playa del Matorral y la zona de los hoteles de Morro Jable y se encuentra catalogado como Espacio Natural Protegido desde 1994. Los suelos están compuestos fundamentalmente de limos y arcillas de grano fino, muy compactadas debido a las sucesivas inundaciones. El Saladar destaca por la riqueza de su flora y por ser zona de recalada de aves marinas, que le confieren alto valor científico.

En el Saladar de Jandía se ha instalado un área de avistamiento de aves, paneles informativos sobre sus valores naturales y dotación de prismáticos públicos

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Pingback: Playa de Esquinzo