Playa de la Guirra – Fuerteventura

Fuerteventura se erige cómo una joya única donde la naturaleza despliega su paleta dorada, fusionando el cálido tono de la arena con el brillante sol. Las playas de Fuerteventura son mucho más que simples extensiones de arena; son testimonios de la majestuosidad natural y de la serenidad. Entre las playas más tranquilas de la isla se encuentra la Playa de la Guirra, en Caleta de Fuste.

Playa de La Guirra

La Playa de La Guirra se presenta como un oasis de serenidad en el municipio de Antigua. Este rincón de arena dorada y aguas tranquilas se extiende majestuosamente entre el imponente Hotel Sheraton y el Centro Comercial Atlántico, creando un equilibrio perfecto entre la relajación y la comodidad.

Lo que hace especial a esta playa es su historia singular. Aunque artificialmente creada mediante la importación de arena, La Playa de La Guirra se ha integrado armoniosamente en su entorno, convirtiéndose en una de las playas más preciadas de Fuerteventura. Su encanto reside en su accesibilidad y seguridad, siendo especialmente adecuada para que los más pequeños disfruten de las olas suaves y jueguen libremente en la arena.

Playa de la Guirra
Playa de la Guirra

Con más de 300 metros de longitud, esta playa se divide en tramos que forman lagunitas de poca profundidad, ideales para un chapuzón relajante o explorar en familia. La ausencia de corrientes fuertes garantiza un ambiente apacible, perfecto para disfrutar de un día de sol y mar.

Lindando con la playa, por su flanco sur, se alzan los antiguos hornos de cal de La Guirra. Este conjunto se erige como testigo del pasado calero de Fuerteventura, recordando la riqueza histórica de la isla. Engloba tres hornos, un almacén, la caseta-vivienda de los caleros y un aljibe con una capacidad de unos 300 metros cúbicos.

Hornos de cal de la Guirra
Hornos de cal de la Guirra

Los hornos de la Guirra, datados en el siglo XVIII, representan una tipología industrial con forma circular y un desarrollo troncocónico escalonado. Los hornos fueron levantados con unas imponentes paredes de mampostería, de un grosor de entre dos o tres metros. Están cubiertos interiormente con ladrillo refractario. Los hornos de cal de la Guirra estuvieron funcionando hasta mediados del siglo XX, dejando un legado histórico que se revela a través de su arquitectura y función.

Justo a las espaldas de los hornos de cal se encuentra el Centro Comercial Atlántico, añadiendo un toque moderno a la playa. Ahí cuentas con cines, restaurantes, tiendas y salas de juego.

Entre las experiencias más destacadas que ofrece La Playa de La Guirra está la posibilidad de disfrutar de las camas balinesas que decoran la orilla, o darte un paseo en hidropedal. 

Pero quizás, uno de los momentos más especiales se vive en el Chiringuito La Isla, un bar-restaurante, ubicado en una isla rocosa. Se accede a él por una pintoresca pasarela de madera. El chiringuito además de ser un buen lugar para tomar cualquier refrigerio es una buena opción para probar unas tapas o cenar. Ofrece platos exquisitos y bien presentados. Este enclave es el escenario perfecto para contemplar atardeceres inolvidables en buena compañía.

Si caminas en dirección hotel Sheraton y justo al finalizar la playa de la Guirra verás un antiguo búnker. Este baluarte defensivo se levanto en 1941 por temor a una invasión militar por parte de los ingleses, durante la Segunda Guerra Mundial.

Más adelante y a escasos minutos a pie por el paseo marítimo que abraza toda la costa de Caleta de Fuste, se encuentra el Castillo de San Buenaventura y el puerto deportivo, un lugar que ofrece experiencias marinas únicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *