MOLINA DE VALLES DE ORTEGA La única de Fuerteventura de doce aspas.

MOLINA DE VALLES DE ORTEGA

MOLINA DE VALLES DE ORTEGA

Fuerteventura atesora una buena cantidad de elementos patrimoniales de carácter etnográfico. La mayoría de ellos están asociados a la economía cerealista de la isla. Los molinos y las molinas, son las estructuras más visibles de la cultura del cereal.

Fuerteventura cuenta con casi 40 molinos, de los cuales 23 han sido declarados Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento Histórico. La Molina de Valles de Ortega es una de las molinas más singulares de Fuerteventura. 

El Cultivo del cereal y la construcción de los molinos.

La conquista de Fuerteventura, a principios del siglo XV, y la repoblación con colonos llegados de la Península, supuso un cambio sustancial en el modo de vida de sus habitantes. Se pasó de una economía ganadera a otra basada en la agricultura, apoyada, en menor medida, por la ganadera. La población comenzó a establecerse en los valles más fértiles de la isla como el de Betancuria, Santa Inés, La Oliva, Antigua, Tetir, Río de Palmas, Pájara y Tuineje, forjando las bases de la economía que sustentará Fuerteventura durante cinco siglos: el cultivo del cereal. 

Se sembraba principalmente trigo, cebada blanca, cebada romana, y centeno. Hasta el siglo XVIII, la transformación del cereal en harinas y gofio, se realizaba a pequeña escala, con molinos de mano y tahonas. Es entre finales de esa centuria y principios de la siguiente cuando, debido al aumento de la población, se comenzaron a construir los molinos en Fuerteventura. Primero se introdujeron los molinos tipo torre, que tienen un aspecto similar a los molinos castellanos, de planta circular, desarrollo troncocónico y tres plantas de alzada. Posteriormente llegaron las molinas.

Las Molinas 

MOLINA DE VALLES DE ORTEGA

MOLINA DE VALLES DE ORTEGA

Las molinas o molinos harineros “sistema Ortega”, fueron ideados, en la segunda mitad del siglo XIX, por el palmero Isidoro Ortega Sánchez.

Las molinas son estructuralmente muy diferentes a los tradicionales molinos tipo torre. Son construcciones de planta rectangular de una planta de altura, coronada por una torre cuadrada de madera, la cual sostiene el rotor. La torre se apoya sobre la cubierta del edificio y, la maquinaria de molturación se sitúa en el interior del inmueble, en la base de la torre de madera.

Las molinas, en Fuerteventura, poseen un mínimo de cuatro aspas y un máximo de doce. En nuestra isla coexisten dos tipologías de molinas. Por un lado, las del sistema Ortega, como es el caso de la molina de Valles de Ortega, en el que las aspas son palas de madera de forma trapezoidal, y por otro, una variación realizada por los carpinteros de la isla, en la que las aspas son grandes armazones de madera cubiertos con telas, como son las de Puerto LajasTefía, La Asomada o la de Manolo Hierro en Corralejo. 

Las molinas son más versátiles que los molinos de planta circular. Entre las diferencias más destacables se encuentra que:

  • En una única planta, la molina, reunía las actividades de molienda y manipulación del grano, lo que supuso una ventaja con respecto al molino tipo torre, evitando al molinero el trabajo de subir y bajar dos o tres plantas cargando pesados sacos de cereal. 
  • La molina permitía a sus propietarios trasladar en un momento dado la torre y la maquinaria de molienda, a una nueva edificación.
  • La torre se podía orientar tanto desde dentro como desde fuera del molino.
  • Anexa a la molina se construía la vivienda, que era a su vez despacho de harinas y gofio. 

La Molina de Valles de Ortega, pertenece al municipio de Antigua. Se encuentra en el lomo de Los Gomeros, en el mismo casco urbano de la localidad, y cerca de la carretera FV-20 que conecta Agua de Bueyes con Antigua. Es la única que se conserva, en Fuerteventura, con doce aspas. El inmueble está revestido de piedra natural y se divide en dos estancias. Una alberga la maquinaria de molturación, y la otra, está destinada a almacenar el grano. Otra particularidad de la molina de Valles de Ortega es que cuenta con dos sistemas de piedras movidas mediante un sistema de distribución horizontal. Según la tradición oral, debido a ciertas desavenencias entre la propiedad y el carpintero, esta molina nunca llegó a estar en funcionamiento.

La Molina de Valles de Ortega se conoce también como Molina de Salvador Falero y Molina de Juan Díaz. Es de titularidad pública y fue declarada B.I.C. (Bien de Interés Cultural) en 1994.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *