LA PRIMERA CABALGATA DE REYES MAGOS EN FUERTEVENTURA Un día especial para niños y mayores

CABALGATA DE REYES MAGOS

Hace un tiempo, en Canarias, nada más pasar el Día de  los Finados se comenzaba a preparar las fiestas de Navidad. Estas celebraciones, que actualmente sintetizamos en unos pocos actos sociales y religiosos,  antaño, eran mucho más extensas. Se comenzaba el 13 de diciembre, en la festividad de Santa Lucía, con los Nacimientos. Esa jornada, tras la misa, se montaban los Belenes, tanto en las casas como en las iglesias. Le sucedían las Misas de la Luz el 16 y 24 de diciembre, Navidad, el día de los Santos Inocentes, la  festividad de la Adoración de los Reyes Magos, y se concluía con la Visita del Niño Dios. 

Pero, si hubiera que elegir una fecha entre las festividades Navideñas, seguro que el Día de Reyes, estaría en una posición muy destacada, ¿verdad?.

Cabalgata de Reyes Magos en Fuerteventura - Foto: Gabriel Fuselli

Cabalgata de Reyes Magos en Fuerteventura – Foto: Gabriel Fuselli

A los más pequeños de la casa, y los no tanto, nos sigue gustando abrir los regalos que han traído la noche anterior SS.MM. los Reyes de Oriente, pero sobre todo, ver a Melchor, Gaspar y Baltasar recorrer las calles en la famosa Cabalgata de Reyes Magos.

Ya te adelanto que la primera Cabalgata de Reyes Magos de Fuerteventura tuvo lugar en las Navidades de 1962-63. Después te dejamos la crónica escrita por Juan J. Felipe Lima, pero antes permíteme contarte el origen de las cabalgatas de Reyes

Antecedentes de la Cabalgata de Reyes Magos

CABALGATA DE REYES MAGOS - ARCHIVO DE FOTOGRAFÍA HISTÓRICA DE CANARIAS

CABALGATA DE REYES MAGOS – ARCHIVO DE FOTOGRAFÍA HISTÓRICA DE CANARIAS

Desde la Edad Media se celebran los llamados Auto de Reyes Magos. Eran representaciones populares, en varios actos, que se realizaban dentro y en los alrededores de las iglesias. En el Auto se cuenta lo acontecido desde la Anunciación hasta la visita de los Reyes Magos al Niño. El texto más largo de los representados en Canarias, es el de Betancuria, que cuenta con algo más de 1.800 versos, y que podría proceder de un texto original de Fray Gaspar Fernández de Ávila. Su representación duraba seis horas: desde el final de la Misa del Gallo, hasta casi el amanecer.

Durante el Auto tenía lugar la Adoración de los Reyes Magos, momento en que se aproximaban, al Niño Jesús, los magos de Oriente a darle los presentes. Desde finales del siglo XIX, en muchas poblaciones, los Reyes Magos se acercaban desde un punto cercano montados a caballo. Este momento era conocido como la venida o entrada de los Reyes Magos. A partir de ese instante se unieron dos costumbres. Por un lado la venida de los Reyes y por otro el repartir regalos a los niños pobres de asilos y orfanatos, dando origen a una proto-cabalgata.

En Alcoy, la entrada de los Reyes Magos se hacía desde lejos y se repartían juguetes y dulces a su paso.

En el diario El Serpis del martes 5 de Enero de 1866 se puede leer. 

ALCOY 1866

Al romper la marcha la comitiva de los reyes Magos, cuya venida, según hemos indicado en números anteriores, se simulará esta tarde, se anunciará por un doble disparo de morteretes que se hará en les L’omeles, punto de partida. Al llegar la comitiva a la explanada de S. Roque, se hará otra nueva descarga.

La comitiva se compondrá, según nuestras noticias, de trece jinetes, que repartirán dulces a su paso por calles y plazas.

Doña Violante, como hemos dicho, irá en carretela.

Sin embargo, las cabalgatas de Reyes Magos, tal y como las conocemos hoy, desligados de la religiosidad y compuestas por un desfile cuasi circense, de carrozas, animación, y personajes curiosos que reparten caramelos y juguetes, surgieron en el Centro Artístico, Literario y Científico de Granada, en 1912. 

Por cierto el reparto de juguetes por parte de los Reyes Magos, no solo se hacía el 5 de Enero, sino también en fiestas señaladas. Leamos la siguiente noticia del 5 de MAYO de 1902 del Diario la Opinión. (Si pinchas en la imagen te puedes descargar el periódico completo).

REYES MAGO EN MAYO

Dio fin el número, con la sorpresa gratísima preparada para los niños y que consistía en la presentación de tres camellos con los tres Reyes Magos repartiendo infinidad de juguetes y dulces.

La Cabalgata de Reyes Magos de Gran Canaria, más espectacular y, germen de las sucesivas tuvo lugar el 5 de Enero de 1936. El artista Nestor Martín-Fernández de la Torre, propuso a las autoridades de Gran Canaria organizar una cabalgata en víspera de la festividad de la Adoración de los Reyes Magos, con la finalidad de distribuir juguetes y regalos a los niños acogidos en los asilos y establecimientos de beneficencia, unificando los diversos colectivos caritativos de la isla.

En el proyecto figuraron 12 carrozas típicas, acompañadas de rondallas y precedidas por los Reyes Magos y varios camiones con juguetes y regalos. Se llegó a hablar incluso de 23 carrozas. 

Los Reyes estuvieron representados por el escultor Gregorio López y los pintores Felo Monzón y Cirilo Suárez, e incluso, Miss Europa 1935 estuvo presente en el fastuoso desfile. Para hacernos una idea de la pomposidad, comentar que, los adornos que lució el camello conducido por el rey Baltasar y la túnica de éste contaba con 14 kilos de plata.

Poco a poco se fue extendiendo la tradición de hacer una cabalgata en cada ciudad. A Fuerteventura llegó en los albores de los años 60 del pasado siglo, auspiciado por las autoridades locales, en particular por el presidente del Cabildo Guillermo Sánchez Velázquez y del Alcalde de Puerto del Rosario, don Antonio Alonso Patallo.

Juan J. Felipe Lima escribió en las navidades de 1962:

FUERTEVENTURA LOS REYES MAGOS

Al rítmico compás de cornetas y tambores, entre el estallido de cohetes que brincan hacia el cielo, a la hora incierta y poética del amanecer, aparecerá hoy, víspera de Reyes, en Puerto del Rosario, la vistosa cabalgata. 

Los soberanos de Oriente llegarán en el barco. En el muelle (cuya prolongación constituye un hermoso sueño de Fuerteventura que va perfilándose hacia la realidad), esperarán las artísticas carrozas a los regios visitantes… Imaginaros, por un momento, cuan intenso será el gozo de la chiquillería hirviendo de entusiasmo, invadida de profunda sensación de asombro y pletórica de ilusiones…
Ha sido sin ningún género de dudas un precioso acierto de las autoridades que han pensado, y con razón, que también los niños son pueblo. Lo más delicado del pueblo. Y que, este tierno sector bien merece el esfuerzo de un espectáculo bien organizado.

A este respecto, en Fuerteventura no había nada hecho hasta ahora. Llegadas estas fechas, a lo más que algunos niños de las familias más humildes podían aspirar sería a recibir algún juguete a través de la parroquia, que los habría adquirido con el producto de suscripciones y auxilios de las Corporaciones. Todo lo demás de ese maravilloso mundo infantil de fantasía tenía que crearlo con su portentosa Imaginación, auxiliada del relato de las madres. El niño dejaba rodar su fantasía sin el valioso auxilio de la presencia física de sus personajes de ensueño: Melchor, Gaspar y Baltasar. A lo sumo, alguno más afortunado recibía la visita del amigo de casa disfrazado, que irrumpía inesperadamente en el infantil dormitorio haciendo que la formidable impresión de su presencia embriagase al niño, trasladándole a una realidad suya, también ensoñadora. A esto se reducían nuestras esperanzas en este día de la infancia.

Hoy, será todo diferente. Justamente en la víspera de Reyes, los Magos aparecerán en el barco que arriará a Puerto del Rosario al amanecer. Nutrido cortejo, que habrá llegado antes en alas de fantasía para recibir a los soberanos, estará ordenadamente formado en el muelle, rodeado de inmenso gentío y emocionada chiquillería que, temblorosa el alma, seguirá, paso a paso, observando y recogiendo el más Insignificante detalle —desde los perfiles del barco, al movimiento acompasado de las hélices— hasta que aparezcan las soberbias figuras de sus reyes convertidos en realidad viviente.

Sobrecogidos de admiración presenciarán su paso sereno y reposado y su alma inocente recibirá, como fresco rocío, la caricia de las sonrisas reales que servirán para alimentar los más ingenuos comentarios durante estos días de vida intensa y evocadora.

Esta feliz iniciativa, nacida de un encomiable deseo de superación del Presidente del Cabildo de Fuerteventura, don Guillermo Sánchez Velázquez y del Alcalde de Puerto del Rosario, don Antonio Alonso Patallo, secundada generosamente por las respectivas corporaciones, por los restantes alcaldes de la isla con la colaboración entusiasta del clero y demás autoridades y representaciones, ha recibido el placer de nuestras primeras autoridades, insular y provincial, la que lo ha hecho contribuyendo generosamente a estos altos fines.

Sinceramente consideramos que pueden mostrarse satisfechos. Que la actividad desplegada por conseguir el mayor esplendor posible, el esfuerzo realizado en todos los órdenes para crear el clima apropiado, y tantos otros sacrificios que nunca podrán transcender, porque pertenecen al mundo ignorado de la individualidad, quedarán ampliamente pagados con las oraciones que brotarán de labios de nuestros hijos, en forma de tiernas palabras de admiración, que es la forma más expresiva de la gratitud infantil.

Lugares que visitar en Fuerteventura

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *