IGLESIA DE SANTO DOMINGO DE GUZMÁN – TETIR

Uno de los lugares que no puede faltar en nuestra visita por Tetir es la iglesia parroquial de Santo Domingo de Guzmán.

IGLESIA DE SANTO DOMINGO DE GUZMÁN - TETIR

IGLESIA DE SANTO DOMINGO DE GUZMÁN – TETIR

Un buen momento para conocer este templo, es durante la celebración del Mercado Artesanal de Tetir, que se realiza en los mismos alrededores de la iglesia. Aunque te recomendamos que, si quieres conocerlo en todo su esplendor, te acerques durante las fiestas patronales que se celebran en la primera semana de agosto, y cuyo día principal es el 4 de agosto. 

Si eres de los que les gusta el senderismo sabrás que Santo Domingo de Guzmán de Tetir es punto de partida de los senderos PR-FV 15 y su variante PR-FV 15.1, desde donde podremos recorrer bellos paisajes, repletos de cultivos y gavias.

Historia

Tras la descentralización eclesiástica en la Isla, a principios del siglo XVIII, y la visita del Obispo Guillén en la década de los 40 de la misma centuria, se edificaron, restauraron  y ampliaron varias de las antiguas ermitas majoreras. Sin embargo, Tetir no contaba con una iglesia lo suficientemente amplia como para albergar a los feligreses de la Vega. Esta zona solo contaba con la pequeña ermita de San Andrés, localizada en el Valle de la Sargenta. 

En 1745 los vecinos de Tetir firmaron la escritura de dotación de Santo Domingo de Guzmán. La iglesia se comenzó a levantar en torno a 1750, y se terminó su construcción a finales del siglo XIX. 

En 1777, el Cabildo Catedralicio le otorga al templo de Santo Domingo de Guzmán el rango de parroquia.  A partir de ese momento se fundan tres Hermandades de legos coordinadas por un sacerdote: la del Santísimo Sacramento, la Cofradía de Ntra. Sra. del Rosario y la Cofradía de Las Benditas Ánimas del Purgatorio. 

El nuevo curato asistiría a los pagos de Guisguey, El Time, y La Matilla.  Posteriormente se incorporaron La Asomada, Los Estancos y Puerto Cabras.

Descripción:

El templo se configura en una sola nave, cubierta a tres aguas y teja al exterior. El presbiterio se encuentra diferenciado a mayor altura cubierto a cuatro aguas. Al muro sur se le adosa la sacristía y sala bautismal. 

Cuenta con dos accesos, uno lateral, hacia la mitad del muro de la epístola, realizado de  cantería clara y arco de medio punto, y el otro, a los pies del templo, con un hermoso pórtico campanario que se levanta en la portada principal en el año 1880.

IGLESIA DE SANTO DOMINGO DE GUZMÁN - TETIR

IGLESIA DE SANTO DOMINGO DE GUZMÁN – TETIR

Sobre 1883 se levanta la singular torre y campanario que destacan a lo lejos entre llanuras de los terrenos circundantes. Está formada por una sucesión de cubos que, con la altura, disminuyen de tamaño.

El Interior: La iglesia se cubre con una sencilla armadura de madera con tirantes pareados decorados con motivos geométricos (lacería). En ambos muros laterales se abren hornacinas para acoger imágenes. Su interior atesora un rico patrimonio escultórico y pictórico.

El Coro: se sitúa a los pies de la Iglesia y está realizado en madera. Su acceso se hace por medio de una escalera de caracol.

El Púlpito: se encuentra adosado al muro del evangelio, está realizado en madera y policromado, con representaciones simbólicas de la Eucaristía.

El Retablo: de sencilla factura, en madera policromada y dorado, se realizó hacia la mitad del siglo XVIII bajo traza barroca. Se estructura en un solo cuerpo en el que se abren tres hornacinas, separadas por medio de estípites, y dos columnas salomónicas a distinto nivel.

Esculturas.

San Juan Bautista. Realizado en madera en el S. XVIII, de pequeño tamaño, sobre sencilla basa, con túnica, fina cruz y el cordero a los pies. Está situado en la hornacina derecha del muro de la epístola.

Ntra. Sra. de los Dolores. Escultura de candelero, en la que destaca la gran expresividad del rostro. Tiene un puñal en el pecho, pañuelo y corona de metal. Se ubica en la hornacina central del mismo muro.

San Andrés. Realizado en el S. XVIII, en madera tallada en bulto redondo, y policromado. Situado a la izquierda de la anterior.

San Antonio con el Niño. De bulto redondo, situado en la hornacina derecha del muro del evangelio.

San José con el Niño. También de bulto redondo y colocado en la hornacina izquierda del mismo muro.

Inmaculada Concepción. De bulto redondo, situada e la hornacina central, al lado de las anteriores.

Cristo en la Cruz. Restaurado recientemente, es una imagen de bulto redondo, del S. XVIII, realizada en madera policromada. Se localiza en el muro de la epístola del presbiterio.

Ntra. Sra. del Rosario. Situada en la hornacina izquierda del retablo y fue encargada por la Cofradía del Rosario. Es del siglo XVIII.

Sta. Catalina. Imagen de candelero, situada sobre sencilla peana y vestida con el hábito negro y blanco de la orden de los dominicos y corona de espinas. Está colocada en la hornacina derecha del retablo.

Sto. Domingo. Escultura de candelero, situada en la hornacina central del retablo. Lleva el estandarte en la mano derecha y en la izquierda la maqueta de la iglesia y a los pies el perro, que sostiene en la boca la antorcha con la esfera terrestre.

Obras pictóricas.

Cuadro de los Misterios del Rosario. Singular obra pintada al temple mixto sobre lienzo. Cuenta con marco de madera pintado con motivos dorados sobre fondo rojo.

Cuadro de Ánimas. Es un óleo sobre lienzo de gran formato, con marco de madera pintado en negro con motivos dorados. Atribuido al pintor canario Juan Bautista Bolaños. Realizado hacia 1785-1792. 

Santa Francisca Romana. Pintura del S. XVIII al óleo sobre lienzo. La Santa se recorta sobre un fondo oscuro, en actitud hierática.

Santas Justa y Rufina. Probablemente sea de finales del XIX y se representa a las Santas sosteniendo la Giralda. Ambas portan la palma del martirio.

Pintura mural: en el año 1984 se descubrieron unas antiguas pinturas realizadas al temple sobre mortero de cal y arena, que decoraban los muros del templo, próximas al arco toral.

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.