• Alquiler de coche en el Aeropuerto de Fuerteventura

Iglesia de Villaverde, San Vicente Ferrer

Ermita de San Vicente Ferrer en Villaverde.

rmita de San Vicente Ferrer en Villaverde

Errmita de San Vicente Ferrer en Villaverde

Ermita de San Vicente Ferrer en Villaverde Situada a un lado de la carretera FV-101 a su paso por Villaverde, término municipal de La Olivaesta ermita, al contrario que la mayoría de las que aun se conservan en Fuerteventura, se encuentra a muy poca distancia de las casas, fue construida probablemente durante el siglo XVIII, aunque no se tienen referencias históricas sobre su fundación.

En la visita pastoral realizada por el Obispo Tavira a la isla de Fuerteventura, en el año 1792, no se hace mención alguna a esta iglesia y, dentro del término municipal de la Oliva, además de la parroquia Nuestra Sra, de Candelaria, solo se mencionan las siguientes ermitas: en la Caldereta Nuestra Sra.de los Dolores y San Miguel, en Vallebrón Nuestra Sra.de Gracia y San Juan Bautista y en Tindaya Nuestra Sra. del Rosario, algunas actualmente desaparecidas. A estas ermitas habría que añadir Nuestra Sra. del Buen Viaje en el CotilloNuestra Sra. de la Caridad en Tindaya, a las que probablemente no se haga mención en la visita de Tavira por no haber pasado el obispo por ellas. 

Fue declarada BIC (Bien de Interés Cultural) Decreto 129/1991, 21 de junio. BOC número 93, 15 de julio de 1991.

A lo largo de su historia la ermita de Villaverde ha sufrido diferentes remodelaciones, la última del año 1996, en la que se restaura el tejado.

Tanto el cuerpo principal de la ermita como la sacristía que se encuentra en el lado izquierdo son de planta rectangular, con techumbre a tres aguas y teja al exterior. A la sacristía se puede acceder desde la calle comunicándose con la ermita por una puerta que da directamente al altar mayor.

La portada principal está rematada con arco de medio punto y realizada en cantería negra; coronando el hastial, (zona superior y triangular de su fachada, sobre la que se apoyan los dos paños inclinados de su cubierta o tejado) en su parte central se encuentra la espadaña sobre una pequeña repisa; tiene forma rectangular con un pequeño hueco-campana rematado en arco de medio punto. Sobresale en la parte superior una pequeña cornisa sobre la que descansan dos pequeñas piezas a modo de ménsulas decorativas coronando el conjunto. 

Cuenta esta ermita, además, con una entrada lateral que se abre en el muro derecho, enmarcado en cantería negra al exterior y rematado en arco de medio punto. Las esquinas de la ermita están realizadas en sillares de cantería negra vista. 

rmita de San Vicente Ferrer en Villaverde

rmita de San Vicente Ferrer en Villaverde

Hacia el interior la nave está cubierta con un sencillo artesonado de madera a tres aguas y almizate decorado con lacería. 

El empuje de la cubierta sobre los muros laterales es contrarrestado por cinco tirantes simples de madera.

El único altar con que cuenta la ermita se sitúa en el testero de la misma, diferenciado en altura por un escalón que lo eleva del resto del recinto.

Forman parte de la misma los elementos que se relacionan a continuación:

  • Escultura anónima de bulto redondo, talla de madera policromada, telas encoladas y pan de oro, representando a San Vicente Ferrer de 79 x 34 x 20 cm, siglo XVIII.

  • Escultura anónima de bulto redondo, talla de madera policromada, mide 130 x 102 x 36 cm representando a Cristo Crucificado, siglo XX. 

  • Cáliz, anónimo, de plata repujada y labrado de 23 x 15 cm, perteneciente al siglo XVIII.

  • Escultura anónima de bulto redondo, talla de madera policromada, telas encoladas, representando a San Roque de 40 cm, siglo XVIII.

En el siglo XVIII el pueblo majorero, tenía como costumbre general hacer memoria testamentaria disponiendo minuciosamente la distribución de sus pobres bienes. La mayoría de ellos se invierten en pagar los gastos de entierro y misas, y nunca faltaban ni la misa del alma, ni la de cabo de año y eran muy frecuentes las de San Vicente Ferrer.

En el cancionero de Fuerteventura se hace referencia a algunos cantares humorísticos que tratan de pueblos y sus habitantes, en él encontramos dos coplas que los vecinos de Los Lajares y los de Villaverde se cantaban unos contra otros:

San Antonio es el Santo Patrono de la Ermita de Los Lajares y los de Villaverde les cantaban:

Padre mío, San Antonio,

¡dónde te tienen metido…!

¡En el pueblo de Lajares

de ratones consumido…!

Y, como se ve en la siguiente copla, los de Los Lajares la cantan contra los de Villaverde cambiándole el lugar y el Santo Patrono.

Padre mío, San Vicente,

¡dónde te tienen metido!

¡En el pueblo Villaverde

de ratones consumido…!

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.