Iglesia de La Lajita

Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción

Iglesia de La Lajita – Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción

La Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, se alza majestuosa justo detrás de la playa de La Lajita, al sur de Fuerteventura, marcando el final del curso del barranco que atraviesa esta localidad. 

Su construcción fue llevada a cabo a mediados del siglo XX. La arquitectura se encuentra en armonía con el entorno natural, creando un paisaje único que fusiona lo sacro y lo secular. 

En 1959 el ayuntamiento de Pájara presupuestó 50.000 pesetas para la construcción De la Iglesia de La Lajita

La iglesia de La Lajita es un testimonio vivo del arduo trabajo y la dedicación de los vecinos, quienes tuvieron que superar numerosos obstáculos para erigir este impresionante templo. 

Adyacente a la iglesia se encuentra una amplia playa, una plaza con parque infantil, pista de bola canaria y una buena cantidad de restaurantes donde probar la rica comida majorera.

El exterior de la iglesia presenta un fascinante juego de contrastes, donde los enlucidos blancos de los paramentos resaltan sobre las oscuras piedras basálticas que se disponen con precisión en zócalos, cornisas, pilastras esquineras y marcos de huecos y vanos.

La portada es simétrica y se encuentra a los pies del templo. Un arco de medio punto flanqueado por amplios ventanales y un óculo abocinado situado en la parte superior da la bienvenida a los visitantes a la iglesia.

Iglesia de La Lajita – Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción

La cubierta de la iglesia es a dos aguas. Cuenta con una espadaña a modo de templete adorna el lado de la epístola.

Al ingresar al diáfano interior, se respira un aire marinero. Los elementos presentes en la decoración del templo se integran con la atmósfera costera de La Lajita, creando una conexión especial entre la fe y la belleza natural que rodea a esta joya arquitectónica.

Esta atmósfera no solo es resultado de la proximidad al mar, sino también de las soluciones ornamentales presentes. Las columnas que distribuyen el amplio espacio presentan fustes cilíndricos revestidos con gruesas cuerdas marineras, evocando las soluciones empleadas en la iglesia del Carmen en el Puerto de La Luz, en Las Palmas de Gran Canaria.

El interior de la iglesia se ilumina con lámparas circulares cuyos ejes radiales forman ruedas, y una peculiar lámpara en forma de pequeño barco, cuya proa embutida en la pared sirve como peana para la Virgen del Carmen. Estas lámparas fueron adquiridas en los “Almacenes Cabrera” de Gran Tarajal por 106.000 pesetas (algo menos de 640 €).

La cubierta de la nave muestra jaldetas de madera dispuestas en un espinazo. Sobre estas se encuentran paneles de pintura acrílica con escenas religiosas como el Bautismo de Cristo, Dios Padre y la Santa Cena, creadas por el artista majorero Juan Miguel Cubas. 

Iglesia de La Lajita – Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción

La ermita alberga tres esculturas principales: la imagen titular de Nuestra Señora de la Concepción en el lado de la epístola, la Virgen del Carmen en el lado del evangelio, y un Crucificado que preside el altar mayor, instalado cuando el templo fue concluido y embellecido.

La escultura de Nuestra Señora de la Concepción fue adquirida en un comercio especializado en el barrio de Vegueta, cerca de la catedral de Santa Ana en Las Palmas de Gran Canaria, costó 60.000 pesetas (360 €). Esta imagen, sencilla y elegante, representa a la Virgen emergiendo de nubes donde se encuentran las cabezas de cuatro querubines.

La Virgen del Carmen, más elaborada, presenta una corona imperial y una aureola de estrellas, sosteniendo al Niño en su brazo izquierdo. Proveniente de Sevilla. Fue adquirida por 225.000 pesetas (1352 €) en 1997. Esta imagen llegó a La Lajita a finales de la década de los 90. Ambas tallas son objeto de tributos y festividades en sus respectivas onomásticas.

La imagen titular, Nuestra Señora de la Concepción, solía ser embarcada desde La Lajita hasta Tarajalejo, acompañada en ocasiones por la Virgen del Carmen, en una colorida procesión marítima. Sin embargo, en los años 90 un percance interrumpió este tradicional recorrido, dando lugar desde 2006 a una romería que se celebra cada 7 de diciembre. En la actualidad, la Inmaculada es trasladada desde la ermita de La Lajita al templo de Nuestra Señora de Fátima, a través del valle que las une.

Durante su regreso, la Virgen es colocada sobre sus andas en la portada principal, recibiendo ofrendas y espontáneas rimas populares mientras la multitud se congrega en la plaza contigua. Estas celebraciones, llenas de fervor religioso y tradición, consolidan la importancia de la Iglesia de La Lajita en la vida espiritual y cultural de la localidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *