• Alquiler de coche en el Aeropuerto de Fuerteventura

Hierba camellera

Hierba Camellera (Heliotropium ramosissimum)

Hierba Camellera (Heliotropium ramosissimum)

Hierba Camellera (Heliotropium ramosissimum)

La hierba camellera también conocida en Fuerteventura como hierba cabellera, es una planta herbácea de la familia de la Boraginaceae, es muy frecuente encontrarla en zonas del sublitoral en todo el archipielago canario, sobre sustratos arenosos como las dunas de Corralejo y las playas de Sotavento y Morro Jable, en  grandes llanos arenosos de la isla y sobre los campos de dunas petrificadas como las del Barranco Melián en Lajares. En Jandía encontramos una variedad de esta asociación, con la presencia de matabrusca negra (Salsola divaricata).

El nectar de la flor de la camellera es muy usaba por las mariposas monarca (Danaus plexippus), las poblaciones de monarcas que existen en canarias son sedentarias, aunque ocasionalmente lleguen a las islas, presumiblemente desde las costas africanas,ejemplares divagantes en condiciones de vientos fuertes y calima o polvo en suspensión.

Es  una especie subrastrera y es una planta perenne, de hojas grises y con los nervios muy prominentes. Las hojas son  ovoideo-rómbicas y contiene pequeñas flores blancas en inflorescencias cimoso-escorpioideas.

La Camellera se asocia en los matorrales nitro-psamófilo dominado por la lengua de Pájaro (Polycarpaea nivea), el corazoncillo (Lotus lancerottensis), en algunas zonas de Fuerteventura entra en contacto con especies nitrófilas,podemos encontrar esta asociación en grandes cantidades en el Jable de Vigocho, y por el norte en El Cotillo, El Jablito y dunas del Corralejo, y menor medida en Lobos y Playa de Cofete.

Etimología:

Heliotropium: procede del griego heliotropion (helios significa “sol” y trope “girar”), aludiendo a la creencia de que estas plantas orientan sus flores hacia el Sol.
Ramosissimum: superlativo de ramosa, es decir “muy ramificado”.

Curiosidad:
En los últimos años se ha usado como planta mordiente (fijadora) de  tintes naturales de fijación solar sobre varios tejidos como la lana o la seda.
Según nos cuentan en el blog desarrollorurallanzarote estos son los pasos a seguir para la obtención de tintes.

Paso 1. Material necesario: 3 bolsas de seda, 3 botes de cristal con cierre hermético, y en cada bote 200 m de lana, 25 gr de cochinilla seca, 100 gr de planta mordiente y 1,2 L de agua de grifo.

Paso 2. Procedimiento: insertamos en una bolsa de seda, 25 gr de cochinilla y 100 gr de la planta mordiente (bobo, camellera o amuelle), la metemos en el bote de cristal donde previamente hemos insertado 2 ovillos de lana de 100 m cada uno, y le añadimos el agua de grifo hasta cubrir completamente. Las diferentes plantas mordientes se colocan de manera independiente en cada bote, nunca de manera conjunta. Posteriormente cerramos el bote con la tapa y lo exponemos al Sol para que se realice el teñido de la lana.

Paso 3. Exposición al Sol. Durante el periodo entre el 22 de julio y el 12 de agosto la lana estuvo sumergida en el agua, el tinte natural que se desprendía de la cochinilla y las sustancias “fijadoras” que desprendían las plantas silvestres. Durante este periodo se realizaban, periódicamente, análisis de la temperatura del líquido de los botes, alcanzándose valores medios de 44ºC y una temperatura máxima de 52ºC.

Deja una respuesta

Marcar como favorito enlace permanente.