Explorando las Playas del Norte de Fuerteventura en 4 Días.

Playa de Majanicho

Fuerteventura es una de las joyas más impresionantes de Canarias, y eso lo sabe bien el metabuscador de alojamientos quehoteles.

Esta isla es conocida por su cálido climas y sus impresionantes playas. Calas de arena dorada y aguas cristalinas. Entre la diversidad del litoral majorero, el norte de Fuerteventura destaca por su belleza natural y su tranquilidad. 

¿Qué tal si nos acompañas a un emocionante viaje lleno de sol, arena y diversión? 

Si estás planeando unas vacaciones inolvidables, te invitamos a conocer nuestra isla y, como no, los mejores hoteles en Fuerteventura.

¡No importa si estás alojado en alguno de los estupendos hoteles en Morro Jable o de cualquier otro rincón de Fuerteventura, no te hagas el remolón y vente! 

¡Prepárate para vivir aventuras asombrosas y momentos relajantes que te dejará sin aliento!

Día 1: Corralejo y sus Alrededores

Grandes playas de Corralejo
Grandes playas de Corralejo

Después de aterrizar y encontrar tu refugio de vacaciones, es momento de lanzarte a la aventura playera. Coge tu protector solar, toalla, traje de baño y tus mejores vibras. 

A pesar del cansancio del viaje, te invitamos a descubrir Corralejo, una ciudad costera animada y el punto de partida para explorar el Parque Natural de las Dunas de Corralejo.

Grandes Playas
Grandes Playas de Corralejo

Un mar de dunas doradas, a lo largo de la costa norteña, te esperará para que las disfrutes en las Grandes Playas de Corralejo. Aquí puedes caminar por los senderos y descubrir las vistas panorámicas del océano Atlántico.

Este es, además, un paraíso para los amantes de los deportes acuáticos, por lo que no dejes de pasar la oportunidad y practica surf, kitesurf, windsurf e incluso puedes hacer una excursión en kayak.

Tras explorar las dunas, dirígete al casco urbano de Corralejo, donde las aguas turquesas y la suave arena te invitarán a relajarte.

Playa de Corralejo Viejo

Aquí tienes media docena de playas donde pasar la jornada en familia, o con los amigos, sin renunciar a las comodidades. Las más reseñables son: Muelle Chico, Corralejo Viejo, La Goleta, Los Verelitos y Las Agujas.

En la mayoría de ellas dispones de todo tipo de instalaciones y servicios turísticos, desde duchas, equipos de salvamento y acceso a personas con movilidad reducida, hasta bares y restaurantes donde degustar la comida de la tierra. También se pueden tomar combinados hasta bien entrada la noche.

Día 2: La serenidad costera desde Corralejo al faro del Tostón.

Para el segundo día te proponemos recorrer la costa que discurre desde Corralejo hasta el faro de El Tostón. Desde Corralejo el perfil costero se hace caprichosamente abrupto, dejando, entre las lavas, calas dignas de conocer. 

Visita rincones casi vírgenes, ideales para los que buscan la paz y la tranquilidad, y donde te sentirás como en tu propio paraíso privado.

La Playa del Bajo de la Burra o Caleta del Barco es una de las primeras playas donde vas a poder gozar de algo diferente. 

Playa Bajo de la Burra
Playa Bajo de la Burra

Esta playa cuenta con casi 500 metros de longitud y una anchura media de unos 10 metros. La cala es una de las más demandadas del municipio de la Oliva. Se hizo muy popular, hace unos años, por tener su suelo compuesto de rodolitos.

Los rodolitos son algas calcáreas originadas bajo el fondo marino, que las corrientes han ido acercando hasta la orilla. Tienen la curiosa forma de parecerse a las palomitas de maíz (para los canarios, roscas o cotufas), y por ello es más conocida como Playa de las Palomitas.

Siguiendo la costa norteña llegarás a la playa de Majanicho, una preciosa cala enclavada en el tradicional asentamiento pesquero del mismo nombre.

Playa de Majanicho
Playa de Majanicho

Las aguas de la cala de Majanicho son muy tranquilas, sin olas ni fuertes corrientes, ideal para ir con niños mientras que permanezcan en su ensenada. 

Fuera de la pequeña cala, las fuertes corrientes y el viento son la seña característica de la zona. La costa de Majanicho también es conocida por ser un punto para los amantes del surf, por lo que si eres un entusiasta de las olas, ¡puedes aprovechar la oportunidad!

Muy cerquita de Majanicho se encuentra la playa de El Hierro. Sus condiciones eólicas, la calidad de su rompiente y la regularidad de sus olas, la ha convertido en una de las playas más deseadas de los raiders

El suelo de la Playa el Hierro también está compuesto por rodolitos.

Rodolitos
Rodolitos

Caleta Beatriz y Punta Blanca te recibirán con sus rocas blancas y arena pulida. Aunque sus aguas son un poco bravas, te garantizamos que no podrás resistir la tentación de sumergirte. Cada una de ellas tiene poco más de 200 metros de longitud. Sus suelos son de arena blanca y rodolitos. El estar rodeadas por lava les confiere una particular belleza. 

 No olvides llevar tu cámara, ¡querrás capturar cada momento! 

Ah, por cierto, en estos dos enclaves está permitida la acampada. 

Seguimos nuestro periplo hacia El Cotillo dirección norte. Llegamos al Faro del Tostón. Allí, a ambos lados del faro, podremos disfrutar de varias calas, muy demandadas por los caravanistas.  

En los Charcos, como casi todos llamamos a la Caleta del Marrajo es dónde encontrarás más espacio para aparcar.

Los Charcos o Caleta del Marrajo

La Caleta del Marrajo está compuesta por tres pequeñas ensenadas de arena blanca rodeadas de rocas. Sus aguas cristalinas, y su finísima arena blanca, contrastan con la negra piedra volcánica, convirtiendo esta parte de la isla en una de los más retratadas. Este enclave es especialmente cautivador durante la puesta de sol, cuando el cielo se tiñe de tonos cálidos y las olas acarician suavemente la orilla.

 Día 3: El Cotillo y sus calas más visitadas.

El tercer día es hora de disfrutar en familia en  las playas más cercanas a El Cotillo, un pueblo pesquero pintoresco que alberga algunas de las playas más impresionantes de Fuerteventura. 

La Playa de la Concha, a menos de 3 kilómetros de El Cotillo, es famosa por sus aguas serenas, ideales para nadar y relajarse. Cuenta con una longitud de 200 metros y una anchura media de 50 metros.

Playa de la Concha – El Cotillo

Si eres un amante del snorkel y de las aguas cristalinas, la playa de la Concha te ofrece la oportunidad de explorar un mundo lleno de vida marina.

¡Es el enclave perfecto para pasar el día completo con los más peques de la casa!

Día 4: Calas escondidas de El Cotillo

El último día es para los más aventureros. Desde el Cotillo hasta Esquinzo encontrarás algunas de las playas más impresionantes de Fuerteventura, auténticas gemas ocultas.

 Desde Piedra Playa hasta la playa de los Mallorquines

A los pies de la Torre del Tostón, tres playas: la del Castillo, Playa Aljibe de la Cueva y la Playa de los Mallorquines se unen para mostrar este trozo de paraíso. Parece una sola playa de más de 3 kilómetros de longitud.

Es una zona muy recomendable para disfrutar del surf, los atardeceres, y dar largos paseos.

La Playa del Águila, más conocida como playa de las Escaleras, es una espectacular cala de rocas blancas y arena pulida, color marfil, encajonada entre acantilados.

Playa de las escaleras

El sendero que baja hasta la orilla, es una inestable escalera de obra que parte desde el cantil del escarpe, pero que merece la pena descender.

Esta playa tiene una longitud de unos 600 metros y su anchura media es de 24 metros. Es una de las zonas preferidas por los que practican nudismo en el norte de Fuerteventura. 

La playa del Águila es algo ventosa y con fuerte oleaje. Extrema las precauciones cuando te metas en el agua, ¡la madre naturaleza a veces puede ser un poco más juguetona de lo normal!

 La Playa de Esquinzo, ya muy cerca de Tindaya,es una pequeña ensenada con forma de herradura situada en la desembocadura del barranco de Esquinzo.

Playa de Esquinzo
Playa de Esquinzo

Es algo rocosa, y su suelo está compuesto de arena dorada y callaos. Mide poco más de 300 metros de longitud y su anchura media roza los 30 metros. Está flanqueada por altos escarpes, que la protegen del bravío mar y de los vientos dominantes.

Aquí puedes despojarte completamente de la ropa y hacer nudismo con total libertad.

Si te quedaste con ganas de conocer otros rincones con encanto no dudes en pasarte por el Instagram de Quehoteles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *