Escultura Deconstrución X – Puerto del Rosario

Escultura Deconstrución X – Puerto del Rosario

En la avenida marítima de Puerto del Rosario, entre las esculturas Cactus de Xavier González y la escultura Chevalier de Nicolae Fleissig, emerge la obra de Amancio González titulada “Deconstrución X”.

Esta imponente escultura de 3,80 metros de alto, por 1,70 metros de ancho y 96 cm de fondo vio la luz durante el simposio internacional de Esculturas de Puerto del Rosario en el año 2015. Es una creación que fusiona la robustez del Acero Inoxidable con la rústica elegancia del Acero Corten.

Deconstrución X no es simplemente una obra estática; es una expresión dinámica que desafía las convenciones. En su esencia, revela una figura humana que se alza sobre un pedestal escalonado, uniendo lo geométrico en la forma de un cubo con lo figurativo en la silueta humana. Este ingenioso juego de formas le otorga la capacidad de esbozar en el espacio volúmenes aparentemente imposibles.

Escultura Deconstrución X – Puerto del Rosario

La figura humana, compuesta por cientos de pequeñas piezas de acero inoxidable soldadas, está sentada sobre el pedestal. Sus manos se apoyan con fuerza en él, mientras que las piernas, flexionadas, intentan mover un imponente cubo que se erige frente a ella. La interacción entre la figura y el cubo revela una narrativa visual intrigante, una danza de fuerzas que desafían las leyes de la física.

Deconstrución X” va más allá de la solidez del metal; explora el espacio entre las chapas, convirtiendo el aire en un elemento inseparable de la obra. Esta característica única contribuye a la sensación de ligereza y fluidez que contrasta con la solidez aparente de los materiales.

Esta escultura es parte de una serie de obras realizadas en metal. Amancio se sumerge en la fusión de diversos materiales para estudiar el comportamiento estético cuando coexisten en tensión. La calidez del acero inoxidable se entrelaza con la frialdad y geometría inorgánica del pedestal creando una composición escultórica que desafía las expectativas.

Deconstrución X” no es simplemente una pieza de arte; es un diálogo entre la figura y la arquitectura, entre la escultura y el espacio que habita, y, lo más crucial, entre la obra y el espectador. En el universo simbólico de esta obra, la figura realiza acciones aparentemente imposibles, más cercanas al reino mental o emocional que al tangible, desafiando las normas establecidas con valentía y sin temor a las posibles consecuencias.

En el caso de “Deconstrución X“, la escultura cobra vida a través del esfuerzo del personaje que lucha por mover un colosal cubo metálico. Este acto simbólico resuena con ilusiones y metáforas que exploran la naturaleza humana, donde la transformación, el cambio y la destrucción se entrelazan en una danza eterna de expresión artística.

Amplía información: ¿Quién es Amancio González?

Amancio González – Foto: Amancio.eu

Amancio González, escultor de formación autodidacta, vio la luz en el año 1965 en la pequeña localidad de Villahibiera de Rueda, en la provincia de León.

A los diecisiete años descubrió su innata pasión por el arte en la academia del renombrado pintor Alejandro Vargas. Su fervor creativo se manifestó plenamente en 1987, cuando presentó sus primeras obras escultóricas, marcando así el comienzo de una carrera prolífica y distintiva en el mundo del arte contemporáneo.

En el ámbito de las exposiciones, Amancio González ha dejado una huella significativa al participar en innumerables exposiciones colectivas, destacando en eventos internacionales de renombre como KUNSTRAI en Ámsterdam, LINEART en Gante y la Feria de Arte ESTAMPA en Madrid. Su presencia en galerías y museos de prestigio en ciudades como Madrid, Bruselas, Murcia, Alicante y León ha contribuido a consolidar su reputación como un escultor talentoso y reconocido.

Las exposiciones individuales de Amancio han llevado su arte a galerías destacadas en Madrid, Santander, Gijón, Alicante, Valladolid, Murcia y León, entre otras ciudades. Su capacidad para expresar la anatomía humana y su enfoque distintivo en la escultura contemporánea lo han distinguido en estos espacios dedicados a la presentación de su obra.

Además de su participación en simposios internacionales de escultura, contribuyendo con creatividad y destreza en eventos que abarcan desde Fuerteventura hasta Ucrania, Amancio González ha demostrado su compromiso con la escultura como medio artístico, revelando su disposición para colaborar en contextos globales.

La obra pública de Amancio González se extiende por toda España y el mundo, adornando plazas, parques y lugares emblemáticos con piezas en bronce, mármol, madera y acero inoxidable que exploran la conexión única y cautivadora entre el ser humano y su entorno.

Además de su destacada labor como escultor, Amancio ha participado en proyectos multidisciplinarios, como la colaboración en la escenografía de “La mujer de la arena” en el Centro Coreográfico de León en 2002. Entre sus logros se encuentran premios y becas, como la Beca “Antón” de ayuda a la creación escultórica en 1993.

La presencia de Amancio González en publicaciones y colaboraciones literarias evidencia su habilidad para fusionar la escultura con otras formas de expresión artística. Sus obras han sido recopiladas en libros que exploran la conexión entre la escultura y la poesía, demostrando su capacidad para trascender los límites artísticos convencionales.

Amancio es un artista versátil y comprometido, cuya obra ha trascendido fronteras e integrado colecciones y espacios culturales de renombre. Su incesante búsqueda de conocimiento lo presenta como un artista en permanente formación, que no renuncia a experimentar con nuevos materiales, considerando cada obra como un nuevo reto expresivo. Su capacidad para capturar la esencia humana y su exploración constante de nuevos materiales y formas lo convierten en un referente indiscutible en el ámbito de la escultura contemporánea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *