EL TIME

EL TIME – FUERTEVENTURA 

El Time

El Time

Uno de los objetivos que nos hemos marcado en  fuerteventuraenimagenes.com, es contar un poco de la  historia de cada pueblo de nuestra querida isla. Hoy que no andábamos con prisas, y estábamos cerca de Puerto del Rosario, decidimos acercarnos a uno de los pueblos de su municipio. Subiendo por la carretera que llega hasta Tetir desde la capital, pasando delante del antiguo Aeropuerto de los Estancos y el Parque Tecnológico, en una de las rotondas de la Asomada, giramos a la derecha  hasta llegar al Time. 

El Time es un pueblo de casas dispersas que está situado a casi 300 metros de altitud, entre los barrancos de la Herradura y el de Valhondo. Se emplaza en un entorno de tierras fértiles, en las que las fincas agrícolas se disponen sobre terrazas aluviales. El Time ha estado vinculado desde su origen, a la ganadería caprina, a la recolección de barrilla, la orchilla, y a la agricultura, famosa fue la producción de higos secos de esta zona.

La población, tras la conquista normanda se asentó en los valles con mejores tierras, alejados de las costas, por el temor a los ataques de  corsarios y piratas berberiscos. Se huyó de terrenos menos fértiles y arenosos. 

Los primeros colonos se establecieron en Betancuria, Santa Inés, Río de Palmas, Pájara, Antigua, Tuineje, Tetir y La Oliva, siendo estos los centros más antiguos y de mayor importancia. Alrededor de estos núcleos poblacionales, van desarrollándose, pequeños caseríos, este es el caso de El Time cuyo asentamiento permanente, al abrigo de Tetir, se encuentra en los primeros años del siglo XVII. 

Una de las primeras veces que aparece el Time en los acuerdos del cabildo es en 1620, nombrándose como “Letime”, alentando a los vecinos para que se saquen los animales de las vegas, y que no dañen los sembrados

194 Legajo 1, f. 271, 26 Diciembre 1620. Villa de Betancuria. Gobernador, Lucas Gutiérrez. Regidores, Lucas Melián, Gabriel Núez, Juan Rodríguez y Juan Perdomo. Personero, Luis Perdono de Vera. Escribano, no firma.

(…)acordaron que el lunes que se contaran quatro días del mes de henero, digo juebes siete del dicho mes, se junten todos los besinos apañando las camellas de la parte de Gise en el lugar de Billaberde, para qué allí se registren y bean por un rregidor y un escrivano, para que allí se lleben a serrar a Martín y las de la Matilla para acá, sobre Ayose, se junten en Letime, para que de allí se lleven al dicho Amantén (…)

 

En los acuerdos del Cabildo posteriores aparece esta población con el nombre actual de “Time”, ponemos un ejemplo de tantos, donde se insta a los vecinos a limpiar las fuentes. A los del Time les correspondía limpiar la Fuente de Río Cabras, que eran la más grande y la que  más usaban.

494 Legajo 4, f. 46, 17 Octubre 1654. Villa de Betancuria. A. Mayor, Nicolás Lorenzo. Regidores, Rodrigo de la Vega, Lorenzo de Armas y Juan de Torres. Escribano, Alonso.

Acordaron se limpie la fuente de Río de Cabras el miércoles 21, con los vecinos de Triquivijate, Ampuyenta, Tetir, Matilla y Time, que acudirán con palas, azadas y ruedas, y al que acuda sin ellas se le impondrá multa de 4 reales. 

El Time, tuvo unos 40 habitantes durante el siglo XVIII, y cierta transcendencia rural, porque aparecen vecinos de este caserío nombrados como administradores de los pósitos. Los administradores del pósito se nombraban en ayuntamiento, con la presencia del alcalde mayor o el juez ordinario de Fuerteventura y de los antiguos administradores. Su nombramiento era por un periodo de un año.

El Time perteneció al municipio de Tetir hasta 1884, cuando se comienza a ampliar los linderos de el recién creado Puerto Cabras.  

Con el paso de los años, la escasa rentabilidad de los cultivos, y el incipiente auge del sector turístico, se traduce en el abandono de muchas de las tierras de labor. 

Dada la antigüedad del asentamiento de El Time todavía conserva un apreciable valor patrimonial, destacando algunas casas señoriales muy antiguas, el área recreativa de Felipito el Feo, y La ermita de Nuestra Señora de la Merced, edificada durante el siglo XVII. La importancia natural unida a los cultivos configuran un paisaje agrícola de gran valor.

Me llama la atención el origen del topónimo de El Time,  que surgió de una españolización del vocablo aborigen temi. Este vocablo, todavía presente en las viejas lenguas amaziges del norte de África, significa “risco alto, acantilado, extremo o linde”. En otras islas del Archipiélago  Canario también se encuentran derivados de esta palabra como Time, Letime, Tieme, Timerife, Timibucar, Timidor, Timijiraque.

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.