El Sargo

El Sargo (Diplodus sargus)

Sargo (Diplodus sargus)

Sargo (Diplodus sargus)

 

 El sargo es uno de los peces más abundantes de las costas de Fuerteventura, puede medir hasta 50 cm de longitud y pesar unos dos kilos. Este pez es fácil de reconocer por tener un cuerpo ovalado, alto y comprimido, de color gris plateado brillante, casi blanco, con 5 bandas transversales negras, relativamente anchas entre las que alternan otras 5 más estrechas. Tiene también una mancha negra en la parte anterior del pedúnculo caudal que puede semejar a una silla de montar. Posee una boca ligeramente protráctil (se extiende hacia adelante), labios finos y dientes en ambas mandíbulas.

Su hábitat preferido son los fondos marinos rocosos y las zonas donde existen abundantes algas y praderas de Posidonia oceánica. Nunca supera el medio centenar de metros de profundidad para vivir o alimentarse, aunque habitualmente se encuentra en profundidades comprendidas entre los 0 y los 30 metros.

El sargo es de hábitos casi nocturnos, saliendo de su refugio al atardecer para alimentarse. Permanece escondido por el día, entre grietas, cuevas, y rocas.

Le gusta el mar con abundante espuma, batido por las olas. Frecuenta las zonas de oleaje, saliendo de su refugio para alimentarse por la zona del rompiente.
Los sargos son omnívoros, su dieta se compone de pequeños invertebrados, crustáceos, gusanos, moluscos, que capturan del sedimento, pero también comen algas.

Los sargos son monoicos (sexos diferenciados). Su época de reproducción es en primavera y verano, reuniéndose en bancos no muy numerosos para el desove. Los huevos son pelágicos alejándose bastante de la costa, aunque los alevines tienden a acercarse a la costa en aguas superficiales. Puede llegar a vivir los 10 años.

El Sargo (Diplodus sargus)

El Sargo (Diplodus sargus)

Curiosidad:
El nombre científico de “Diplodus” significa que tiene dos tipos de dientes: unos incisivos cortantes y bien desarrollados y otros molares.

Los sargos son peces muy cotizados, por su gran tamaño, y la calidad de su carne, la más preciada de todo el género Diplodus. Todo esto hace que sea una de las piezas favoritas de los pescadores de caña que se instalan en cualquier saliente rocoso, o en la misma orilla de la playa.

Se pescan con anzuelos y antiguamente con trasmallos (arte prohibido hoy en día). La mejor época para la captura de estos espáridos es en otoño, verano y primavera, tanto al amanecer como al atardecer, cuando el pez abandona su refugio. Es preferible pescarlos con aguas revueltas o en días nublados.

La talla mínima para la comercialización del sargo es de 22 cm, pero el tamaño medio con el que podemos comprar estos peces está sobre los 25 cm y un peso cercano al medio kilo.

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Pingback: PUNTA DEL SALVAJE - DESCUBRE FUERTEVENTURA