«

»

Imprimir esta Entrada

DACTYLOIDITES OTTOI – FÓSILES MARINOS DE FUERTEVENTURA

tiendaonline-002

DACTYLOIDITES OTTOI 

DACTYLOIDITES OTTOI

DACTYLOIDITES OTTOI

Fuerteventura tiene una edad geológica de unos 20 millones de años. 

En todo este periodo se han producido cambios climáticos globales, en los que se han alternado periodos más fríos (glaciales), con periodos más cálidos (interglaciales), generando cambios en el nivel del mar y en la temperatura de las aguas oceánicas.

Estos cambios climáticos modificaron la distribución de las especies marinas que han habitado nuestras costas, y de las que por suerte, han quedado registradas a modo de fósiles. Dependiendo de las condiciones ambientales en cada una de estas fases, vivieron distintos tipos de fauna marina.

En Fuerteventura se encuentran algunos yacimientos paleontológicos, como el de La Guirra o el de Matas Blancas, originados por los cambios del nivel del mar, y que  han dado origen a las llamadas playas levantadas.

Las playas levantadas son aquellas playas fósiles que se encuentran por encima de la línea costera actual, y que se formaron durante la subida del nivel del mar.  Al retirarse el mar, la playa formada queda al descubierto por encima de la línea de marea actual.

Estos yacimientos ofrecen información sobre las oscilaciones del nivel del mar, debido fundamentalmente a los cambios paleoclimáticos, ocurridos durante el Terciario (Mioceno y Plioceno) y Cuaternario (Pleistoceno y Holoceno), que generaron episodios de descensos del nivel del mar en épocas más frías y elevación, durante etapas más cálidas.

Los fósiles que podemos observar en estos depósitos sedimentarios difieren de las especies vivas que conocemos actualmente en las islas. Por lo general encontramos moluscos como, Patella cf. ambroggii, Nerita emiliana, Strombus bubonius y Crassostrea cuccullata, así como algunas algas calcáreas.

Pero en algunas playas levantadas encontramos un curioso fósil, el Dactyloidites ottoi.

DACTYLOIDITES OTTOI

DACTYLOIDITES OTTOI

El Dactyloidites ottoi es la impronta de un gusano, que vivió en la época en que Fuerteventura era más cálida. Estos fósiles se presentan a modo de rosetas radiales de color más oscuro que la matriz, estando cada radio rodeado de una aureola más clara. La diferencia de color indica una mayor concentración de materia orgánica en el interior de las pistas, aunque no se observan diferencias de textura del material dentro y fuera de la pista. Las rosetas aparecen individualizadas, muy numerosas y próximas entre sí, formando agrupaciones.

Cada roseta tiene un diámetro de unos 10 cm, con unos 12 – 20 radios, y cada radio mide de 4 a 6 cm de largo.

Este icnofósil fue inicialmente descrito como una esponja, y después atribuido a restos de medusas o de plantas. Hántzschel (1930) reconoció su naturaleza icnológica, y lo consideró moldes de impresiones de invertebrados marinos, y posteriormente se idéntifica  con galerías de alimentación, excavadas por un gusano sedimentívoro.  No se conoce el organismo productor, que según los autores tendría gran movilidad.

Su mecanismo de construcción fue claramente interpretado por Fürsich y Bromley (1985). Ésta se iniciaría con la construcción de un pozo vertical (que raramente se conserva), y que serviría como madriguera de habitación y a partir del cual el organismo productor excavaría radialmente primero y luego hacia abajo, con el objetivo de procesar el sedimento y así obtener alimento.

DACTYLOIDITES OTTOI

DACTYLOIDITES OTTOI

La galería vertical o fuste, estaba orientada oblicuamente al plano de estratificación, y que conectaba las galerías radiales de cada roseta así como a varias rosetas superpuestas. Las galerías radiales serían pistas de reptación. Cada galería tendría una fina envuelta de partículas ricas en restos vegetales que se erosionaría, de modo que originalmente los radios habrían estado en estrecho contacto entre sí aprovechando todo el espacio.

Este tipo de fósil producidos por un animal sedimentívoro, ha sido también encontrado además de en España en sedimentos del Cretácico Superior en Alemania, Japón y Groenlandia, en areniscas del Neógeno de Borneo, y Jamaica. Los hallazgos apuntan hacia un organismo productor habitante de medios de estuario inferior y de climas tropicales.

Deja una respuesta

Enlace permanente a este artículo: https://fuerteventuraenimagenes.com/dactyloidites-ottoi-fosiles-marinos-fuerteventura/