Alhelí Canario

El Alhelí Canario  (Matthiola bolleana)

 Alhelí Canario (Matthiola bolleana)

Alhelí Canario (Matthiola bolleana)

 

El Alhelí Canario  Matthiola bolleana es un endemismo de las islas orientales, distribuido exclusivamente en las islas de Lanzarote y Fuerteventura.

El Alhelí Canario está  presente en ambientes arenosos costeros o interiores pero con la influencia de la maresia, también de zonas rocosas costeras, es una planta anual ramificada que puede llegar hasta los 35 cm de altura, aunque el tamaño habitual de este endemismo está por debajo de los 20 cm. Las hojas son sinuado-dentadas, flores de color malva o teñidos de púrpura cuyos sépalos tienen de un tamaño de unos 8 mm, y pétalos de limbo onduladas de 8-10 mmm de largo por 3,5 mm. a 5 mmm. de ancho. Sus  frutos son cilíndricos, algo torulosos, con nervios paralelos, enroscados.

Como curiosidad de este endemismo contar que.

Juan Luis Sánchez, Jorge Alfredo Reyes-Betancort, Stephan Scholz  y Juli Caujapé-Castells  en su trabajo “Patrones de Variación Genética poblacional en el endemismos canarios Matthiola Bolleana Webb ex Christ”  han detectado que esta planta es genéticamente diferente en las dos islas.

Los valores obtenidos de flujo génico entre las poblaciones de Lanzarote fueron … delatan una clara diferenciación genética entre ambas islas, siendo las poblaciones de Lanzarote más parecidas entre ellas que las de Fuerteventura, que  resultaron ser mucho más variables y menos cohesionadas a nivel genético.

En consonancia con esta mayor heterogeneidad genética, las poblaciones de esta isla (Fuerteventura) están más diferenciadas que sus congéneres de Lanzarote, que destacan por su menor polimorfismo y su elevada cohesión genética.

Las poblaciones de Lanzarote tienen una mayor continuidad ecológica tanto de tipo de sustrato jables) como de exposición (todas practicamente están fuertemente influenciadas por la maresía), de forma que podríamos hablar de una única población. Por el contrario, la mayor diversidad de las poblaciones de Fuerteventura quizás tenga que ver además con una mayor probabilidad de flujo genético entre M. gr.longipetala y M. bolleana en esta isla.

De hecho, la variabilidad morfológica observada en las poblaciones de Matthiola de Jandía parece indicar algo así. Por estos valores de diversidad genética tan diferenciados, si hubieramos de conservar la variación genética de este endemismo canario, probablemente tendríamos que considerar separadamente las poblaciones de cada una de estas islas.

 

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.