Alcaraván

El alcaraván o ‘pedroluis’ (Burhinus oedicnemus distinctus)

El alcaraván común o pedroluis

El alcaraván común o pedroluis

El alcaraván (Burhinus oedicnemus distinctus) es un ave típica de zonas esteparias, aunque se encuentra emparentada con el grupo de las limícolas.

Es un ave de mediano tamaño, de unos 40 cm de longitud  y cuya envergadura alar ronda los  80 cm.

En Fuerteventura, es común y se encuentra ampliamente distribuido, faltando sólo en las áreas más agrestes de los macizos de Betancuria, Pozo Negro y Jandía. En el jable de la Punta de Jandía se ha convertido en una especie escasa, aunque es posible ver indicios de su presencia (excrementos recientes, plumas, etc.). A pesar de que se trata de un elemento habitual de los llanos y tableros de la isla, también puede observarse cerca de e mplazamientos humanos (pueblos, fincas, etc.). Llega anidificar en el cauce de ciertos barrancos .

Se distribuye por toda la península, ocupando además todo el Paleártico, hasta Asia e Indochina, norte de África y zonas al sur del Sáhara.

Descripción:

Por la forma del cuerpo, longitud y grosor de las patas y la brevedad de las alas, esta ave recuerda mucho a las avutardas, por lo que hasta hace poco tiempo se la clasificaba junto a aquellas.

La cabeza es voluminosa, con grandes ojos saltones, como las aves rapaces nocturnas, de color amarillo; el pico recto, corto y puntiagudo, es oscuro en la punta y amarillo verdoso en la base.

 El plumaje suave y abundante es de un tono negruzco en las partes superiores del cuerpo, siendo más claro en las partes inferiores y moteado de blanco y negro. Esto le permite pasar desapercibido a sus posibles enemigos, incluso permaneciendo cerca de su posición.

Las alas largas y redondeadas son negras con fajas blanqueadas y las timoneras ceitrales pardo ceniza con fajas negras.

La cola estratificada y en forma de cuña. Las patas son altas, de color amarillo pálido, adaptadas para correr, con los pies cortos, provistos de tres dedos con uñas pequeñas.

 Parece ser que son aves sedentarias, que viven en zonas abiertas y regiones desiertas o semidesérticas, y sus hábitos y costumbres son más bien nocturnos que diurnos, esta ave permanece inactiva durante el día, en cambio, muestra una gran actividad al atardecer y durante la noche.

Pasa la mayor parte de su vida en tierra, desplazándose y huyendo a pie siempre que puede. Levanta el vuelo ocasionalmente, alternando un lento y poco profundo aleteo, con planeos.

 Es un ave muy ruidosa, ya que emite una gran variedad de gritos, graznidos y silbidos que más bien parecen gemidos. Sus hábitos crepusculares incluyen gritos sostenidos, que hacen contestar a los vecinos más cercanos formándose ruidosos coros nocturnos.

Frecuenta los terrenos pedregosos, arenosos y tierras áridas, sin cultidos, anidando en la misma zona, en hoyos y cavidades naturales, sin construir nido alguno, siendo sus polluelos “nidífugos”.  Su voz es una especie de “pero-lui”, de donde le proviene su nombre vulgar.

El alcaraván se alimenta principalmente de invertebrados (ortópteros, coleópteros, caracoles, miriápodos ), incluyendo a veces su dieta pequeños vertebrados (ratones, topillos, …), por lo que resulta un gran aliado para los agricultores.

.

tiendaonline-002

Deja una respuesta

Enlace para bookmark : Enlace permanente.